Alberto Franco Soto, la solidez de la infraestructura deportiva

Foto/Edición Semilleros Deportivos

Alberto Franco Soto es Ingeniero Civil egresado de la Universidad del Quindío en 1983, con un Especialización en Gerencia de Proyectos de Construcción e Infraestructura de la Universidad del Rosario en Bogotá.

Su vida profesional ha estado estrechamente vinculada con los escenarios deportivos, pese a que varios años de su vida los dedicó al sector del transporte, cuando estuvo vinculado al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Regional del Quindío – INTRA– por siete años (desde 1984).

Luego en 1992 – 1994, radicado en Bogotá y con buena experiencia en el sector público, trabajó con el Departamento Nacional de Planeación-DNP- y con el Ministerio de Desarrollo Económico en programa y proyectos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD- como consultor, en aquellos aspectos relacionadas con infraestructura para el saneamiento básico (acueducto, alcantarillado, y aseo) con Asistencia Técnica a las empresas de servicios públicos de Bogotá, Barranquilla, San Andrés, Cartagena y Buenaventura; labor que cumplió hasta 1999 cuando se presentó el terremoto que azotó al Eje Cafetero y especialmente al departamento del Quindío; hecho que sin duda lo motivó a desplazarse de nuevo a su tierra.

Puede leer: El Eje Cafetero sigue trabajando en pro de los Juegos Nacionales 2023

Fue con la Federación Nacional de Vivienda – FENAVI – en el bello municipio de Calarcá, donde este Ingeniero tuvo que sacar a flote todo su conocimiento técnico para trabajar decididamente en la reconstrucción del municipio,  asesorando y también licitando proyectos de infraestructura hasta el  año 2002, y continuar como Consultor particular hasta el 2006.

Regresó en el 2004 a la capital de Colombia para ser, durante seis años, el Jefe del Grupo de Mantenimiento del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República – DAPRE- especialmente en la Casa de Nariño, en la Vicepresidencia de la República, la Casa Republicana, la Casa de la Equidad de la Mujer, la Hacienda Hato Grande, la Casa de Huéspedes Ilustres de Cartagena, y la Isla del Tesoro; para luego en el 2010, vincularse por un corto periodo a la Contraloría General de la República como Director de Recursos Físicos.

Foto/Suministrada

Fue hasta el año 2012 que se materializó su vínculo con COLDEPORTES Nacional,  hoy convertido en Ministerio Nacional del Deporte, donde trabajó hasta el mes de octubre del año 2019. Fueron ocho años al servicio de la infraestructura deportiva del país, primero como contratista y luego vinculado al área de dirección de juegos.

Como contratista, prestó sus servicios para la Dirección de Recursos y Herramientas del Sistema Nacional del Deporte, donde materializó la realización de los XIX Juegos Deportivos Nacionales que se desarrollaron en Norte de Santander, Cauca y Córdoba en noviembre del 2012,  y en diálogo con Semillero Deportivos preciso qué a su llegada…

“…las obras estaban en cero…. fuimos dos personas, el arquitecto Juan Carlos Rueda (hoy vinculado al INDER Valle) y yo, quienes estuvimos a cargo de sacar adelante esos proyectos de infraestructura…»

Labor que sin duda le abrió el camino para vincularse de lleno con el área de Dirección de Juegos y participar directamente en la organización de los IX Juegos Mundiales que se cumplieron posteriormente en la ciudad de Cali entre julio y agosto del 2013; allí fue el supervisor de las obras y en adelante con COLDEPORTES Nacional participó en el desarrollo de múltiples eventos deportivos que se cumplen año tras año.

El 2014 no fue un año fácil es su vida profesional cuando asumió el reto de acompañar el proceso de infraestructura de escenarios deportivos en los XX Juegos Deportivos Nacionales 2015, v que debieron cumplirse en varios municipios del Tolima, Ibagué y Chocó, un esfuerzo que involucraba la construcción de varios escenarios en territorios como Chaparral, El Líbano, Melgar, Prado etc. y que finalmente se vieron implicados en hechos de corrupción. Al respecto comentó:

“Nosotros dimos voces de alerta, porque hacíamos comités, escribimos documentos, hicimos cartas, tuvimos el acompañamiento desde el principio de la Contraloría y solo hasta junio del 2015 nos dimos cuenta que las obras no iban a estar listas a pesar de todos los requerimientos que se le hicieron a Ibagué.”

Para entonces, la nación a través de COLDEPORTES le giraba los recursos a los entes territoriales, y en este caso Ibagué se encargaba de la contratación de las obras y también de la interventoría, aspecto que según Franco Soto “…fue un error, porque la interventoría la debe hacer la misma nación, y en ese entonces COLDEPORTES solo daba recomendaciones”

De manera personal, reflexiona con lo mejor que pudo sacar de esta experiencia y comenta que:  “lo que tuvimos que hacer, fue sacar las enseñanzas que nos dejó todo esto….unos juegos implican una unión de actores y deportistas en un solo sitio y desafortunadamente estos fueron mal logrados

Foto Archivo/Suministrada – INDER Quindío. Proceso de construcción. Pista de BMX de Armenia.

El Ingeniero no dejó de soñar con sus aportes al mundo del deporte, siguió vinculado a COLDEPORTES , y en adelante dedicó su esfuerzo y conocimiento a la coordinación de diferentes proyectos de infraestructura en Cundinamarca, Boyacá, Santander, los Llanos Orientales etc… y complementa:

“…tuve la coordinación de 120 proyectos de infraestructura, entre coliseos, velódromos, patinódromos y hasta parques recreativos”, labor cumplida hasta octubre del año anterior.

2020 es un año que le permitió regresar al Quindío, esta vez realizando procesos de Asistencia Técnica en la Gobernación del Quindío, específicamente con la Secretaría de Aguas e infraestructura, brindado apoyo a supervisión de las obras de infraestructura deportiva; de igual forma con el Instituto Departamental de  Deporte y Recreación del Quindío – INDEPORTES -, sostiene la prestación de servicios profesionales de apoyo a la gestión en el área técnica, realizando el levantamiento de información del estado de la infraestructura deportiva.

Sobre su postulación a la dirección de los Juegos Nacionales 2023

 “Desde la elección del Sr. Gobernador ya veníamos trabajando juntos, y en varias conversaciones me mencionó la idea de postular mi nombre, aunque realmente no tuve ninguna injerencia en la construcción de la propuesta, tampoco hice parte de la revisión o evaluación, pero sí he estado muy enterado de todo el proceso, porque son mis compañeros de trabajo de mucho tiempo atrás, he estado en comunicación con ellos y ahora en mi trabajo me ha tocado analizar con profundidad la propuesta que se presentó al Ministerio”

No duda en reconocer que ser director de las justas deportivas más importantes de Colombia es una gran responsabilidad, porque según él “… se trata de garantizar que en el futuro le entreguemos unos escenarios muy buenos a los deportistas… esto propenderá porque los deportistas tengan donde entrenar y mejorar sus marcas; todavía tenemos tres años para conseguir recursos y existe toda la voluntad de los gobernadores de la región para cumplir”

 

Respecto a los otros candidatos, menciona:

John Jairo Velásquez Cárdenas es una persona muy competente, tiene experiencia en su hoja de vida; a el no lo conozco personalmente pero leí su perfil en Semilleros Deportivos y me pareció muy completa. Con Mauricio Angée trabajamos juntos en COLDEPORTES, es una persona muy técnica, muy buena, carismático muy propositivo y muy productivo, y somos muy amigos,  esperemos que sea lo mejor para la región”.

«Tenemos el trabajo, tenemos voluntad, tenemos los deseos, en el Eje Cafetero tenemos personas que tienen mucha experiencia en muchos campos; a nivel del Ministerio no vamos a estar solos, porque existen otros profesionales con mucha experiencia y tenemos que fijarnos metas a corto, mediano y largo plazo… ojalÓ que al final de año podamos tener los estudios y diseños de los escenarios que se necesitan, para que en el 2021 avancemos en la firma de convenios y tener tiempo suficiente para ejecutar las obras”

Sin embargo, también resalta que para finalizar este año, se deben cumplir al menos dos propósitos: 1. La carta fundamental de los juegos y 2. La firma de un CONPES para priorizar la inversión de los recursos.

Lea más: La Carta Fundamental de Juegos Nacionales, una ruta por recuperar

“Hay que tener definida la Carta Deportiva Fundamental porque en estos documentos quedan plasmadas las bases y los criterios de la participación de los deportistas y esto tiene que hacerse a mediano plazo, para definir condiciones, y establecer qué le corresponde a cada ente, a cada parte: también hay que hacer la designación del Comité Organizador, el Ministerio del Deporte tienen que determinar quién será el director técnico y el director de infraestructura; y para este año 2020, también hay otros aspectos técnicos, como expedir un CONPES para priorizar la inversión de los juego nacionales, donde el gobierno central establece obligaciones del Estado y los deportes donde se garanticen los recursos… este documento tiene que tramitarse ante el Departamento Nacional de Planeación- DNP… eso hay que sacarlo este año.” Finalizó el Ingeniero Civil Alberto Franco Soto, quien es la carta que presentó el Departamento del Quindío para ser candidato a dirigir los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Deportivos Paranacionales 2023.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 25 de abril de 2020

    […] Alberto Franco Soto, la solidez de la infraestructura deportiva […]

  2. 11 de mayo de 2020

    […] Por el departamento de Caldas, Mauricio Angée, un perfil con Alta Gerencia en el Deporte Nacional y Por el departamento de Quindío, Alberto Franco Soto, la solidez de la infraestructura deportiva. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *