Que los dueños del Once Caldas pongan la cara en Manizales

Foto/ Dimayor

Hoy el menor problema del Once Caldas es haber perdido 3-0 con el Deportivo Pereira o un resultado adverso en otro de los juegos de la Liga del segundo semestre del 2021. El problema es estructural y el responsable no es el técnico recién llegado, Diego Corredor.

El llamado es a que Jaime Pineda, dueño del blanco (porque esto no es de la ciudad, ni de los hinchas) o, quien hace las veces de presidente, Tulio Mario Castrillón cuenten cuál es su idea de equipo de fútbol, si es que la tienen, qué quieren, hacía a dónde va y por qué no han querido o podido vender, pero en una rueda de prensa presencial en la que se puedan hacer contrapreguntas.

Lo que representa el Once Caldas para Manizales

La gente de Manizales a la que acuden para pedir patrocinios y acompañamiento en el estadio se merece esas respuestas, no es una exigencia frente a una entidad privada, es una solicitud de una ciudad que se siente representada por esos colores y esa institución, pese a los desplantes semanales.

Y es que el equipo, así sea de un privado, representa a esta región, sus colores se asocian con la ciudad y el nombre del equipo hizo que Manizales también sobresaliera, pero hoy el proyecto deportivo no existe, los resultados se esfumaron y los hinchas se sienten irrespetados.

Lea además: Once Caldas con poco fútbol volvió al triunfo

Es un llamado a resolver las diferencias a través del diálogo y no del irrespeto, no de los reclamos aireados que los hinchas dolidos hacen y los jugadores impotentes responden. No alejan, aún más, a los seguidores.

Dueño y presidente den la cara, no pongan en la palestra a los jugadores ni al cuerpo técnico que son solo la cara visible del problema, un problema de fondo que va desde las divisiones inferiores.

Porque lo único que tiene continuidad en este Once Caldas modelo Kenworth es el oscurantismo y el ocultamiento, ya lo único blanco allí es el uniforme.

“Unidos somos más. Más deportes más región”

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.