Mujeres barristas, sororidad y empatía en el fútbol

Foto/suministrada

Durante muchos años el fútbol fue un escenario netamente de hombres y gracias a las luchas sociales y feministas las mujeres han logrado tener voz y voto dentro de esta disciplina.

En las barras populares, la situación también ha tenido que atravesar por momentos críticos donde las mujeres han tenido que labrar su camino y ganarse el espacio.

En la capital risaraldense, específicamente el equipo de la ciudad, Deportivo Pereira, cuenta con Lobo Sur Pereira como barra oficial y dentro de ella hay dos parches femeninos, las Auri Rojas y las Roji Amarillas.

Las mujeres barristas y sus objetivos

Todas sus integrantes son mujeres y el objetivo principal es apoyar y alentar en las buenas y en las malas a su equipo de fútbol.

Aunque las barristas del equipo matecaña tienen su objetivo claro, hay diferentes luchas feministas que han iniciado dentro de esta barra popular.

  • Lograr tener su propia bandera o trapo.
  • Ubicarse en cualquier sector de la popular
  • Tocar instrumentos
  • Vestir como quieren
  • Expresar su inconformidad

Foto/ suministrada

Liderar espacios no ha sido tarea fácil y ahora pueden hacerlo en total libertad.

Semilleros Deportivos tuvo la oportunidad de dialogar con Valentina Ramírez Giraldo. Ella tiene 29 años es psicóloga profesional y desde el 2008 hace parte de la barra Lobo Sur Pereira.

Leer más: Mujeres, fútbol y barrismo, un espacio dedicado al feminismo 

  •  ¿Cómo surgió el parche femenino? ¿Hace cuánto? ¿con qué idea?

El parche Roji Amarillas surgió hace 11 años con la idea de mostrar que la mujer que le gustaba el fútbol, que asistía a una tribuna popular, que hacía parte de una barra de fútbol y se consideraba barrista podía ser diferente a todos los estereotipos que se tenían.

Queríamos cambiar la perspectiva de la mujer barrista y futbolera y por eso conformamos el parche con algunas compañeras que nos habíamos coincidido en la tribuna.

  • ¿Qué buscan como mujeres dentro de una barra popular? 

Nosotras buscamos construir espacios protectores, libres de machismo, sexismo, racismo y todas esas prácticas machistas y patriarcales a las que nos hemos enfrentado siempre en cualquier escenario.

Buscamos reivindicar esa lucha feminista dentro de las tribunas populares. 

  • ¿Se sienten incluidas?

Personalmente si me siento incluida. Acá hemos participado de las decisiones dentro de la barra y aunque también nos hemos enfrentado al machismo y esa mirada señaladora, nosotras hemos seguido luchando por la unión, la fortaleza y la empatía.

  •  ¿Se consideran, reconocen o recogen dentro de las luchas feministas?

Claro que sí, abiertamente. Nosotras nos recogemos en las luchas feministas y hemos tenido siempre una postura feminista en la barra, respetando los espacios y las otras mujeres bajo el lema del afecto, la sororidad, respeto y sobre todo de lucha por nuestros derechos.

  • Como mujeres, ¿cuál es la apuesta que tienen en cuanto al feminismo?

Yo creo que la apuesta más importante es lograr, aunque suene muy utópico, erradicar el machismo en nuestras barras. También lograr escenarios de lucha constante con otras chicas, hacer de las barras un espacio seguro para las mujeres y quitar esos estereotipos en los barrios, en las familias y en los trabajos, de que la mujer que le gusta el fútbol es una mujer que no sabe y solo va por su pareja.

Foto/suministrada

Podría interesarle: El Eje Cafetero desprecia al fútbol femenino. 

  • ¿Cómo ven el horizonte del fútbol femenino en Colombia?

Siento que el fútbol femenino se ha visibilizado y ha tomado mucha fuerza, pero todavía falta que nos sumemos a esas luchas. Una liga digna, una difusión y cubrimiento oportuno, acompañamiento…

Sin embargo, siento que el horizonte es muy alentador porque el fútbol femenino gusta, es lindo y es nuestro. 
  •  ¿Han tenido la oportunidad de compartir escenarios con otros procesos femeninos?

Sí, dentro de la barra compartimos escenario con las Auri Rojas y tenemos un colectivo de los dos parches que se llama Viva la mujer que aliente, Viva la mujer pereirana.

Personalmente he tenido la oportunidad de estar en varios espacios de procesos femeninos alrededor del fútbol, he viajado a Bogotá y a Manizales difundiendo estos proyectos y siempre estoy muy dispuesta a enseñar y aprender.

Foto/suministrada

  • ¿Consideran que un barra del fútbol es un escenario machista y sexista?

Sí claro, las barras y el fútbol son escenarios sexistas y machistas, muchas veces ven a la mujer que asiste como un objeto sexual y por eso es que la lucha de nosotras es esa, educar a las nenas que recién llegan para que en un futuro no sean señaladas por cómo viven su sexualidad. El acompañamiento y la sororidad son fundamentales y esto se va aprendiendo día a día. 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”  

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *