La importancia de la gerencia deportiva

Foto/ DPB

Que Sabios aún le deba dinero a sus jugadores y cuerpo técnico por la participación en la División Profesional de Baloncesto que se realizó en el primer semestre o que el Once Caldas no tenga una comunión entre la forma de juego y las expectativas de los hinchas son solo dos ejemplos de la importancia que tiene la gerencia o administración deportiva en cualquier club.

Foto/ Suministrada/ Camila Espinosa

Y es que los proyectos no se pueden quedar en buenas ideas o grandes expectativas. Hay que llevar los sueños al papel, materializarlos y para eso se necesita planificación. Los equipos no viven de las buenas intenciones de sus dirigentes, ni del apoyo de palabras que den desde las entidades públicas o de las empresas privadas.

Para sacar un proyecto deportivo adelante no se debería pensar únicamente en los dos meses de la competencia, por ejemplo. Se debería pensar en la solidez desde lo deportivo con la conformación de las divisiones inferiores, que primero pueden generar ingresos y segundo, hinchada.

En lo económico, tocando puertas, muchísimas puertas para buscar el respaldo que se necesita a cambio de publicidad. El primer interrogante para buscar patrocinadores debería ser ¿yo invertiría en ese proyecto? Si duda en la respuesta seguro le faltan bases, cuando eso pasa, las empresas ven el aporte más como una colaboración y no como un intercambio en el que ambas partes ganan.

Uno de los ejemplos lo da el Bragantino de Brasil, que en el 2019 pasó a ser propiedad de Red Bull (ligas mayores en materia de publicidad), ese año quedó de primero en la Serie B de Brasil y volvió al Brasileirao después de 22 años y logró la clasificación a la Copa Suramericana para este 2021.

Le puede interesar: Deportistas pereiranos, protagonistas del festival de Atletismo

Foto/redbullbragantino.com

Es ejemplo porque en las negociaciones con Red Bull mostraron una estructura sólida, un trabajo anual con la comunidad de Bragança Paulista (Sao Paulo), no solo pensando en la competencia y logró un intercambio que dejó ganadores a los anteriores dueños, a los hinchas y a Red Bull que ahora tiene a su primer equipo de fútbol suramericano en una competencia internacional.

El problema es que acá son pocos los gerentes o directores deportivos y los que están creen que las empresas o entidades los deben apoyar por derecho propio, nunca piensan en el largo plazo, no se proyectan y cuando lo hacen, piensan solo en el beneficio propio.

Los gerentes o administradores deportivos son los que tienen el proyecto en la cabeza, son los encargados de que confluyan los objetivos con los ingresos, deben pensar en cómo vender su producto (equipo), pero además son los encargados del bienestar del equipo en todas sus líneas: si los jugadores no están inscritos, si no hay uniformes, si falta hidratación, sino tienen fisioterapeuta, todos esos detalles son responsabilidad del gerente, pero acá creen que sentados detrás del escritorio les van a llegar los papeles, las solicitudes y el dinero.

Siga leyendo: 42 millones de pesos le debe Sabios de Manizales a la plantilla 2021

Cuando el gerente se aleja de la cancha pasa lo de la actualidad de Sabios o el Once Caldas. En el caso del primero pensar en la desaparición y en el segundo la separación del proyecto con  lo que realmente vende, el buen nombre del proyecto.

El nombre de gerente o delegado tal vez les da un estatus que creen que no se pierde, pero cada semana también está en juego.

“Unidos somos más. Más deportes más región”

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.