“Este deporte es mi trabajo”, Óscar Andrés Garcés

Semilleros Deportivos / Juegos Nacionales / ÓScar Garcés / Bolívar

Foto / Semilleros Deportivos / Óscar Garcés / Juegos Nacionales

Óscar Andrés Garcés ya no es el pequeño niño que trabajaba en las salidas de los supermercados buscando juntar dinero para ir a competir en su disciplina, Hapkido. Ahora, es un joven de 22 años que trabaja fuertemente para ser reconocido como el mejor pesista de Colombia. ¿Por qué cambió de disciplina? ¿qué lo motiva a ser el mejor deportista de su Municipio? ¿qué aspiraciones tiene?. Así empieza su historia.

Óscar nació un 22 de septiembre de 1998 en Santa Rosa de Cabal, municipio de Risaralda. Era un niño trabajador, feliz y familiar.

Viene de una familia muy numerosa y trabajadora. “Somos 8 hermanos: Luz Dary, Jorge, Humberto, Jaime, Alex, Daniel, Diego y yo” aclaró el deportista.

Foto / suministrada. Familia de Óscar Garcés.

No recuerda a su papá, pues lo mataron cuando Óscar tenía más o menos 2 años de edad.

“Una vez vi una foto de un señor en el cuarto de mi mamá, yo tenía 9 años, y le pregunté que quién era ese señor y mi mamá dijo: su papá. Yo me asombré porque pensaba que mis hermanos eran mis papás”. Contó entre risas al recordarlo…

Del Hapkido a la Halterofilia

Foto / Suministrada. Medallas que ha ganado en el Hapkido y Halterofilia.

Óscar Andrés siempre ha sido un joven muy activo. Disfruta hacer ejercicio y verse bien físicamente.

Cuando tenía 8 años, entrenó Hapkido. Durante 4 años compitió en repetidas ocasiones en el municipio y su actuación siempre fue impecable.

“Era el mejor en mi deporte, no me ganaba nadie. Durante ese tiempo no hubo ni un solo niño que me ganara. Nunca perdí una pelea” comentó con orgullo.

Foto / Suministada. Su hermano Daniel y Óscar Garcés

Daniel y Diego, hermanos de Óscar, eran los únicos que estaban ligados al deporte. Los dos entrenaban pesas e iban al gimnasio, además de trabajar para poder mantener siempre un plato de comida en casa.

“Una vez mi hermano Diego me dijo que empezara a entrenar ahí, que todo era gratis. Yo no creía porque en Hapkido todo me tocaba pagarlo, hasta que una vez me animé y empecé a competir a ver si era verdad”

Así fue como se alejó del Hapkido y entró al mundo de las pesas.

“Yo no nací para el deporte, yo luché para ser deportista”

Siempre ha sido muy emprendedor y trabajador, pues en su casa le ha tocado duro. No viene de una familia adinerada, sin embargo nunca le ha faltado nada.

“Todo lo que mi mamá y mis hermanos me dieron lo agradezco mucho. Ellos me enseñaron a lucharla desde muy niño porque a nosotros nunca nos han regalado nada” recalcó Óscar.

Recuerda que a los 9 años trabajó en el Supermercado Centrales de Santa Rosa de Cabal, empacaba los mercados y hacía los domicilios. Nunca llegó a pensar que cargar esos bultos de papas y arrobas de arroz le ayudarían a convertirse en el deportista que es hoy.

“Me dolía la espalda cargando todas esas bolsas. Yo era muy pequeño, pesaba como 35 kilos” contó entre burlas. “Era muy duro, pero yo debía trabajar para pagarme las clases de Hapkido. A mí me gustaba competir y yo luchaba por eso”

Se graduó del Colegio Industrial de Santa Rosa de Cabal

En el 2015 empezó a estudiar Ingeniería Mecánica. Trabajaba, estudiaba y entrenaba; sin embargo, tuvo que hacer una elección en su vida “tenía que escoger, no podía hacer 3 cosas al mismo tiempo. Era muy difícil, mantenía cansado”

Decidió salirse de estudiar y dedicarse al deporte. Ahora es reconocido en su municipio como un deportista integral y comprometido.

“Mi motivación siempre ha sido viajar… y la comida, por eso entreno”

Foto / Suministrada

Óscar, recuerda cada una de sus competencias. Le gusta compartir sus fotos y videos donde se ve logrando lo que alguna vez se propuso.

Ama profundamente hacer memoria de sus viajes y mantenerse motivado para seguir adelante.

La primera vez que participó fue en el 2010 en un Campeonato Nacional en Roldanillo, Valle. Allí obtuvo sus 3 primeras medallas de bronce levantando 37 kg en arranque y 45 kg en envión.

De ahí en adelante el compromiso por las pesas y su disciplina se volvieron más fuertes. “Empecé a entrenar el 23 de agosto del 2010 y el 2 de octubre ya estaba compitiendo… y fue verdad, todo totalmente gratis” agregó Óscar.

Estuvo en varios Campeonatos Nacionales en diferentes lugares:

  • En el 2011 obtuvo medalla de bronce participando en el Campeonato Nacional Sub 15 en Medellín, Campeonato Infantil en Roldanillo donde se llevó el oro y unos Intercolegiados en Bucaramanga donde quedó de 4to.

Foto / Suministrada

  • En el 2012 volvió a viajar a Medellín, allí sus aspiraciones de clasificar a un Suramericano se desmoronaron porque no se llevó el primer puesto. Sin embargo se trajo 3 medallas de plata.

En la ciudad de Pereira compitió en el 2012. Era la primera vez que estaba en un hotel 5 estrellas, “yo estaba feliz, me lo disfruté mucho. Desayunaba 3 veces al día, la comida era deliciosa”, contaba Óscar.

En esa ocasión obtuvo medalla de bronce y plata para Risaralda en un nacional de Intercolegiados.

  • En el 2013 viajó a Puerto Gaitán, Meta y a Tuluá, Valle. En ese Nacional obtuvo 3 medallas de oro en la categoría sub 15. En el 2014 estuvo en Palmira.

Foto / Suministada

Ya en el 2015, su carrera deportiva empezó a tener mucho más peso. Estuvo en Bogotá, Pasto y Ecuador.

El año más importante de su carrera fue el 2018. Estuvo en Juegos Panamericanos en Manizales, se quedó el 1er lugar y en el campeonato nacional en Cartago también fue primero.

“Quiero ser el primer santarosano en ir a unos Olímpicos”

Foto / Santiago Cárdenas

Óscar siempre ha tenido claras sus metas y durante estos dos últimos años ha logrado enaltecer su liga y municipio.

“Cuando estábamos en el 3er clasificatorio a los Juegos Nacionales en Barranquilla y obtuve 3 medallas de oro, no me las creía. Yo decía ¡qué es esto tan maravilloso!” contaba mientras recibía 4 panales de huevos que compra cada semana.

Ya en los Juegos Nacionales tuvo una presentación espectacular para la Selección Risaralda y el Eje Cafetero, obtuvo 3 medallas de plata, y con eso logró ser un gran referente en Colombia.

“En el 2015 fue muy triste porque no pude viajar. Entonces en el 2019, mi entrenadora Luz Adriana Soto me dijo que nos íbamos a presentar en la categoría 102 kg, me tocó competir con Jonathan Rivas y él es el duro de duros en pesas” agregó Óscar.

Foto/ Suministrada/ Óscar Garcés

Sus ultimas participaciones fueron en el Torneo Iberoamericano y Copa Colombia Online, “allí me gané 6 medallas de oro, me sentí genial porque hace mucho no competía y eso es lo que a mí me gusta”

La Alcaldía de Santa Rosa está preparando una serie de reconocimientos para el mejor deportista y artista del municipio. Allí estarán entregando varios premios y entre esos, una casa. “Yo no vivo con cualquier cosa, yo necesito un apoyo grande, espero ganarme ese premio porque quiero tener una casita” señaló Óscar.

Sus sueños no paran aquí. Se está preparando fuertemente para los Juegos Nacionales 2023 y espera algún día competir en unos Olímpicos.

“Yo no nací para el deporte, si yo hubiera nacido para él, a los 15 años ya hubiera sido Campeón Mundial como otros niños ya lo han hecho. Tengo mucho camino por delante y pronto recibirán noticias sobre mí” concluyó Óscar Andrés.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *