Asociaciones deportivas llamadas a transformarse en organismos eficaces

Asociaciones deportivas llamadas a transformarse en organismos eficaces

Foto / Suministrada. Asociaciones deportivas llamadas a transformarse en organismos eficaces

El éxito de la unión no lo determina el cómo se logra la asociación misma. Sino cómo esta permite alcanzar un objetivo, una premisa para trabajar en organismos deportivos en Colombia. 

La Ley 181 de 1995 configura la asociación como una manera libre de distintas entidades en trabajar alrededor del deporte, en aras de llegar al alto rendimiento. En la estructura del sistema general del deporte, los clubes sirven como gestores para que las ligas y federaciones deportivas se nutran de los deportistas y viceversa, los deportistas encuentren oportunidades en las asociaciones.

Lea también: El deporte y la espiritualidad, una manera de mantener el sentido de vida

Ahora bien, entender que como organismos asociados deberán trabajar por un objetivo general que los beneficie a todos no es tarea sencilla. Es una responsabilidad que involucra múltiples maneras de interpretar el deporte, así como capacidades de comunicarse y emprender nuevas ideas.

En ese sentido, la comunicación cumple un papel fundamental. Pues hace que la experiencia de los dirigentes deportivos sea enriquecedora en cuanto logran transmitir en un panorama general, planes de acción que involucran a una mayoría significativa, para luego motivarlos a aportar desde cada área, con una labor específica.

Una asociación deportiva, como una liga o una federación, deberá asumir los retos del siglo XXI y adaptarse a las nuevas dinámicas del mercado; que invitan a expandirse en opciones y alternativas, sin quedarse rezagadas en los contextos locales, consumidas por los deficiencias económicas. Acudir a la célebre frase ‘¡No hay recursos!’ tiene que castigarse como la ausencia de resultados misma.

Un organismo deportivo que trabaja con eficacia entiende que los objetivos generales están por encima de los particulares y como microsistema deberá adaptar las estrategias de crecimiento para beneficio de todos. Para que el impacto de los resultados llegue a la mayor cantidad de personas posibles y para eso no existen excusas.

Los caminos de la preparación están marcados para la dirigencia deportiva, llamada año a año a cualificarse de manera autodidacta o acudiendo a centros especializados en áreas específicas. Los organismos eficaces entienden la responsabilidad que están asumiendo como promotores de desarrollo para el país y trabajan siempre por superar los retos.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *