Voley Playa de Risaralda todavía con potencialidades por aprovechar

Foto / Suministrada

Hace algo más de un mes, el voleibol playero de Risaralda recibió la buena noticia de su clasificación a los Juegos Nacionales de Bolívar 2019.

Camilo Rivera y Khaleb Téllez, conformaron la dupla masculina que logró otro cupo a las justas más importantes del país, a disputarse en noviembre de este año. Sumándose a la clasificación también lograda por Danilo Ocampo y Fabián Filigrana.

No hubo duda alguna en que los espigados deportistas podrían lograrlo, pues su talento y dedicación a este deporte auguraban una buena presentación en los eventos clasificatorios  (o las cinco paradas) previstos por la Federación Colombiana de Voleibol. Sin embargo, esta misma disciplina con la rama femenina, no contó con igual fortuna.

¿Por qué? ¿Cuáles fueron las razones?

La inquietud asaltó a la comunidad del voleibol, no sólo en el momento de los clasificados masculinos, si no desde antes cuando iniciaron las paradas nacionales en el 2018, cuando esta rama ni siquiera asistió a estas instancias y donde muy seguramente hubiesen logrado también la clasificación y hasta una posible medalla en las justas de Bolívar, conociendo el talento que en la materia tiene el departamento.

Para el presidente de la Liga Risaraldense, Jorge Colorado, los argumentos pasan por decisiones técnicas que lamentablemente no le permitieron a una dupla femenina asistir a las dos primeras paradas. “No venían en competencia ni entrenamientos rigurosos, por lo cual no se veía conveniente su participación” según comentó el presidente.

Otro de los dirigentes que integra el órgano administrativo del ente deportivo, considera que “Cometimos un error, porque esa medalla estaba más que asegurada en los Juegos”.

Es cierto que Risaralda cuenta con grandes y reconocidas jugadoras de Voley Playa que tienen no solo las actitudes, aptitudes y experiencias. Si no también las condiciones y el talento para haber logrado una digna representación de la rama femenina en Voley Playa.

Foto/Revista Semilleros Deportivos

Hay talento

Solo para recordar, el 2018 dejó como Campeonas Nacionales de la disciplina a dos jugadoras en el Torneo ASCÚN en Medellín. Las mejores jugadoras universitarias de Colombia en el 2018 fueron de RISARALDA, Judith Cardona y Laura Cardozo de la Fundación Universitaria Autónoma se las Américas.

La primera, con una talla que supera los 1,86 mts, gran técnica y liderazgo que le valieron para ser incluida en micro ciclo de Selección Colombia. Hoy, junto con Laura Cardozo, conforman la dupla que representará a Colombia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Universitarios.

Lea: Autónoma de las Américas, única representación de Risaralda a Juegos Centroamericanos y del Caribe Universitarios

Pero miremos también los procesos exitosos que en voleibol salón femenino  lidera la Fundación Universitaria del Área Andina, donde el profesor Vicente Pinillo en años anteriores y ahora el profesor Leonardo Acevedo (también integrante de selecciones Colombia) han liderado para conformar un grupo representativo muy fuerte y cuya base de jugadoras también han integrado las selecciones Risaralda.

Entre ellas se destaca el nombre de Sarath Moreno, una espigada jugadora de 1,80 mts de estatura que logra, con su técnica y remate, pone en aprietos a cualquiera.

Y como ellas, hay más talentos que pudieron ser tenidos en cuenta para confirmar una dupla suficientemente fuerte y competitiva para representar el departamento verde y emprendedor.

¿Qué sucedió?

Pero no fue así. Algo sucedió al interior de la Liga Risaraldense de Voleibol. Y en cinco fuentes consultadas por este medio de comunicación, precede un silencio sepulcral, donde no hay razones ni argumentos para justificar la ausencia.

Una de los actores consultados afirmó que ellas (Judith Cardona y Laura Cardozo) hicieron suficientes méritos para representar el departamento y lograr el cupo. Fueron disciplinadas y tuvieron las condiciones para ser campeonas nacionales.

Otro de los  dolientes que conoce algunos aspectos de la situación, menciona que no fueron tenidas en cuenta porque no quisieron contratar un entrenador diferente al que ya existía en la liga y con quien, al parecer no hubo entendimiento por parte de las jugadoras en la rama femenina.

Hoy Judith Cardona y Laura Cardozo se entrenan con Danilo Ocampo como dupla representativa de Risaralda. Seguramente vendrán eventos nacionales donde las talentosas jugadoras representen a la región. Sin embargo, es reiterada la sensación de que pudo ser una dupla clave para obtener medalla en los Juegos Nacionales este año y desafortunadamente la oportunidad se perdió.

Serán cuatro años más para aspirar a un cupo femenino. Ojalá desde ahora se reconozca el talento femenino y se aproveche toda su potencialidad, porque al parecer en esta ocasión la oportunidad está perdida.

Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *