Un médico y un odontólogo son la carta risaraldense en el Voleibol Playa

Foto/ Suministrada

La dupla que integran el viterbeño Santiago Cano y el pereirano Camilo Rivera, es la que tiene proyectada Risaralda para que se instalen en la medallería de los Juegos Nacionales 2023 en la modalidad de Voleibol Playa. Llevan tres años jugando juntos y son campeones de los Centroamericanos Universitarios. 

Desde este fin de semana se reactiva en territorio risaraldense el Voley Playa, con el torneo regional que se disputará en el Parque Metropolitano del Café. Era la ocasión perfecta de ver nuevamente en competencia a la pareja de Cano y Rivera, sin embargo por temas laborales, el primero no puede estar en el certamen. Esto implica que Camilo haga dupla con Diego Corredor de Bogotá.

“Ellos son nuestra dupla en proyección, sus resultados se han dado en los torneos universitarios. Santiago competía por Caldas y solo hasta hace un mes le dieron la carta de liberación, por eso no pudo estar en los Juegos Nacionales el año pasado. El objetivo del departamento es tener tres parejas en masculino y femenino, para obtener los dos cupos para las justas nacionales. Por ahora solo están claros los nombres masculinos”, explicó el entrenador de la Liga, Danilo Ocampo. 

Estos deportistas se conocieron en las categorías infantiles de voleibol de piso de Risaralda, luego se convirtieron en rivales porque representaban a diferentes departamentos. Sin embargo, fue la Institución Universitaria Visión de las Américas, la que les dio la oportunidad de juntarse y cambiar de disciplina deportiva. 

Lea sobre: Seleccion Colombia y clubes de Voley Playa se reactivan en Pereira

Foto/ Suministrada

Camilo que estudia odontología fue el que convenció a Santiago, quien está haciendo su rural en San Vicente del Caguán, para que hicieran dupla en el Voley Playa. La formación en esta modalidad estuvo a cargo del profesor Danilo desde la Liga, igualmente en la institución académica estuvo presente, la profesora Ximena Castaño. 

“El cambio de piso a playa fue bastante difícil, lo que más cuesta es la técnica y la responsabilidad en el juego. Cuando solo están dos en cancha, hay que encargarse de sacar, recibir, levantar y atacar, mientras que en el otro uno tiene una o dos funciones. Llevo haciendo el proceso con Risaralda desde el 2017 y apenas me dieron carta libre hace poco”, expresó Santiago Cano. 

Entre los logros que ostenta esta pareja de voleibolistas se destacan los triunfos en Zonales, Nacionales y Centroamericanos Universitarios. Han sido representantes del país, esto ha ayudado a que en sus estudios tengan beneficios económicos, además de permisos académicos. 

“El proceso juntos deberá empezar nuevamente a finales de este año o empezando el otro, tenemos proyectados las paradas nacionales y unas salidas internacionales. La idea es tener la mejor preparación porque queremos entregarle medalla al departamento en las justas en las que seremos sede. Nos toca ser juiciosos con el tema de organizar los tiempos, porque escogimos carreras que exigen mucho y para combinarlas con deporte se necesita mucha disciplina”, afirmó Camilo Rivera. 

Foto/ Suministrada

La última vez que jugaron juntos fue en septiembre- octubre del 2019, Santiago hace ejercicios de gimnasio para no perder el estado atlético, mientras que Camilo tiene la posibilidad de entrenar con la Liga de Risaralda. Se espera que en enero del 2021, empiece el proceso de esta dupla para Juegos Nacionales 2023.

“Unidos somos más. Más deportes más región”

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.