Protección específica y detección temprana de lesiones deportivas

Foto / Pablo Bohórquez

El deporte de alto rendimiento, trae consigo un sin fin de condiciones o características que condicionan el termino de salud en el deporte.

Por. Carlos Enrique Durango Henao

Carlos E. Durango H.
Profesional en Ciencias Del Deporte; Fisioterapeuta y Kinesiólogo.; Especialista en Seguridad y Salud en el Trabajo.

Si bien nos referimos al termino salud como lo describe el máximo ente de la salud a nivel mundial (la Organización Mundial de la Salud – OMS) como un “estado de bienestar completo” podríamos opinar que esto es una utopía, ya que sería difícil llegar a estar bien en todo y mucho más en el deporte de alto rendimiento, donde la palabra salud, no va muy de la mano con lo ya mencionado por la OMS.

En muchas ocasiones escuchamos que el deporte es salud, pero esto no es del todo cierto en lo que enmarca el alto rendimiento, donde el diario vivir, son lesiones, dolor, sacrificios, restricciones y hábitos que rayan en lo extremo; pero en defensa de los altos logros deportivos, podríamos decir que la práctica de este trae consigo aspectos relevantes y no negociables en la vida de quien lo practica como: orden, educación, cultura, responsabilidad, autocontrol, determinación, seguridad y otros principios y valores que puedan acompañar a una persona que en su vida, siempre compite por mejorar y superarse.

Podríamos entonces hablar de la idea de salud en el deporte de altos logros, como un “Estado de equilibrio y adaptación” en lo físico, mental, social y espiritual, donde el deportista tendría periodos de “estar bien” en lo personal, tolerancia al dolor, resistencia, concentración, la forma que socializa y se comunica con su entorno.

Ahora bien, los deportistas de alto rendimiento gozan de cualidades y habilidades biológicas que están por encima del promedio, comparadas con personas sedentarias o que no practican alguna actividad física de manera regular, dichas cualidades parecerían ser de súper héroes, tales como: mayor fuerza, resistencia física y mental, tolerancia al dolor, curarse y sanar más rápido, entre otras. Estas pueden variar según su modalidad deportiva, pero también, como todo súper héroe tiene su némesis y debilidades, siendo la ansiedad, el insomnio, altas exigencias en las cargas de entrenamientos, arritmias y la peor de todas “la muerte súbita”, logrando todas ellas, que se vean vulnerables nuestros deportistas a presentar lesiones.

Semilleros Deportivos / Juegos Nacionales / Atletismo

Foto /Semilleros Deportivos / Angie Melissa Palacios / Juegos Nacionales / Risaralda / Atletismo

Y es ahí, donde iniciamos como profesionales de la salud con la protección específica y la detección temprana, bajo la premisa que “…es mejor prevenir que intervenir, ya que en el momento donde el profesional interviene, significa que probablemente hubo un fallo en el proceso de entrenamiento del deportista (también pueden existir accidentes fortuitos, no planeados) llámese entrenamiento como todo el ambiente que rodea al atleta con el objetivo siempre de mejora y superar marcas o logros, teniendo entonces presente que esto sería el entrenamiento como tal, la nutrición, psicología, planeación, metodología, medicina, familia y demás campos que le permiten al deportista desarrollarse en su objetivo propuesto, teniendo muy presente que inevitablemente se produce un retroceso en toda la planeación deportiva del atleta cuando se presenta la lesión.

Puede leer: El retorno al deporte, después de la cuarentena por la Covid-19

Hoy en día la medicina deportiva y la ciencia aplicada al deporte, nos permiten como profesionales de la salud predecir en un gran porcentaje, una futura lesión en un atleta de alto rendimiento, enfocándonos principalmente en reducir los factores de riesgo a los que está expuesto el deportista.

En la presente tabla, ilustro 3 estrategias importantes, que nos permitirán mitigar el riesgo de lesión deportiva, bajo la premisa que es “mejor prevenir que intervenir” y teniendo muy presente también que un riesgo nunca se puede prevenir por completo, siempre existirá la probabilidad que el riesgo a una lesion se haga realidad, pero sí depende de nosotros, que esa probabilidad sea pequeña.

PREVENCION DE LESIONES DEPORTIVAS

OBJETIVO GENERAL: Reducir Factores de Riesgo de Lesiones Deportivas

1.           MEDIR Y EVALUAR:

·              Identificar Deportista en Riesgo:

ü  Antecedentes de lesiones

ü  Tolerancia al Dolor

ü  Desacondicionamiento Físico

ü  Edad, Genero, Raza

ü  Eps, ocupación, Estudios

ü  Familia

·              Clasificación de Diagnósticos:

ü  Conocimiento Básico de Patologías (Etiología) de las lesiones asociadas a la modalidad deportiva que se practica

·              Mejora de Condiciones Específicas:

ü  Resistencia

ü  Flexibilidad (AMA- Angulo de movilidad Articular)

ü  Funcionalidad Muscular

ü  Fuerza

ü  Propiocepción

ü  Coordinación

ü  Equilibrio

·              Datos Antropométricos y Afines:

ü  Peso

ü  Talla

ü  IMC

ü  Perímetros

ü  Pliegues

ü  Diámetros

ü  Marcha

ü  Postura

2.           CONOCIMIENTO – PLANIFICACION DEPORTIVA DEL ATLETA:

·              Formación Profesional Especializada:

ü  Entrenadores-Deportistas

ü  Equipo interdisciplinario: Medico, Fisioterapia, Nutricionista, Psicología, Metodólogos

·              Experiencia Deportiva y Competitiva:

ü  Entrenadores – Deportistas

ü  Equipo interdisciplinario: Medico, Fisioterapia, Nutricionista, Psicología Metodólogos

ü  Predicción: capacidad que adquiere el entrenador, deportista y equipo Interdisciplinario de reducir grado de incidencia del riesgo o accidentes fortuitos; a través de los años de su formación Profesional Especializada, experiencia deportiva y competitiva.

·              Estrategias de Preparación Deportiva:

ü  Cargas de Entrenamiento

ü  Adaptaciones Fisiológicas

·              Fases Plan de Entrenamiento

ü  Microciclos

ü  Mesociclos

ü  Macrociclos

 

3.           EQUIPOS DE ENTRENAMIENTO DEPORTIVO Y HABITOS

ü  Calidad y estado equipos de entrenamiento

ü  Calidad y estado escenarios de entrenamiento

ü  Indumentaria Adecuada (ropa, Calzado, elementos de protección personal)

ü  Organización de Viajes (Competencias y Entrenamientos)

ü  Hábito Sueño Saludable (Sueño Reparador)

ü  Habito Dieta Saludable

ü  Habito Hidratación

ü  Educación continua de la familia y primer entorno social

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

2 Respuestas

  1. 18 mayo, 2020

    […] Protección específica y detección temprana de lesiones deportivas […]

  2. 26 mayo, 2020

    […] Protección específica y detección temprana de lesiones deportivas […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *