Perfiles: Espíritu de campeón, Juan Ramón Fernández

Foto/ Juan José Valencia – José Ramón Fernández Meza, paradeportista

En los pasados Juegos Paranacionales, las emociones, alegrías y entrega de los deportistas durante los días de competencia se llevaron todos los reflectores; después de todo ll pódium solo es una escalera más en la vida de cada uno de los atletas que han llegado hasta acá contando su propia historia.

Uno de ellos es Juan Ramón Fernández Mesa, deportista del Atlántico, un hombre grande e imponente, amable y con un carisma sorprendente, siempre sonriente y dispuesto a una buena charla sobre la vida.

Juan Ramón llegó a la ciudad de Pereira para representar a su departamento en la categoría de Ajedrez-Físicos en los Juegos Nacionales, deporte que según él le ha devuelto un propósito a su vida ya que luego de la limitación física que padece, que a simple vista no es notable, pero que si le cambio la vida en su momento tuvo la oportunidad de salir adelante y hoy es un hombre carismático, activo y admirado por quienes lo rodean.

“A veces uno piensa que la vida ya llegó hasta ahí y no es así, ya en el 2012 me llevaron a probar algún deporte, vi un tablero de ajedrez, me llamó la atención y ahí me senté” expresa risueño y contento al contar su historia.

El deporte permite integrarse con todo tipo de personas, para él todo es ganancia. Son sus terceros Juegos Paranacionales, vive con su esposa y sus dos hijas en Soledad, es Tecnólogo en Finanzas y verdaderamente vive ‘realidades positivas’ aprendizaje que le dejo su entrenador personal y de la Liga de Ajedrez del Atlántico, Edison Acosta.

Un Espíritu de campeón que no se cansa de contar su historia, habla con orgullo de lo que ha logrado: “Más veces son las veces que vas a caer pero te vas a levantar, es como una partida de Alejedrez es un espejo, Si te lo crees llegas lejos” comentó Juan Ramón Fernández.

Lo importante para destacar en estos deportistas es su capacidad de resiliencia, su fortaleza y entrega, que a pesar de todas las dificultades son más fuertes que la adversidad. Son ejemplos a seguir porque son personas no solamente con fortaleza física sino también mental y espiritual.

Dios también hace parte de su historia y de su propósito, es un gusto compartir con él y escuchar sus vivencias, muchas por demás, 43 años y no se cansa de hablar en cada vez quiere seguir mejorando.

De esta manera, estos deportistas nos regalan a todos una enseñanza de que día a día hay que seguir viviendo, tomar acciones y decisiones, demostrando que la vida tiene mucho valor.

Foto/Juan José Valencia

 

Autor: Juan José Valencia

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *