Organizar eventos, una manera de evidenciar la gestión deportiva

Fotos / Suministradas

La organización de actividades es una estrategia que sirve para el posicionamiento de marca, pero también para dar cuenta de la gestión. 

En el contexto deportivo de la región cada año se organizan cientos de eventos que tiene que ver con el deporte; sin embargo, ¿cuáles cumplen a cabalidad con la logística y las expectativas de los participantes?

Coordinar la realización de un evento deportivo no es tarea fácil, si se quiere además dejar una buena impresión es necesaria la planificación, el tiempo, la gestión en el funcionamiento de las instalaciones, factores que influyen en el resultado final.

Organizar un evento deportivo es como gestionar un proyecto. De entrada hay que pensar en una inmejorable planificación, pero también lo que queremos lograr con el evento. Los recursos de talento humano y de capacidad financiera son determinantes.

Si lo que se pretende es el posicionamiento del organismo deportivo en un microsistema, se deberá entender que cada miembro participante en la planificación puede garantizar la tarea específica que se le va a destinar. Esto con el objetivo de no generar contratiempos que atentarán contra las metas y objetivos propuestos.

Por más local que sea el evento, tendrá un aspecto fundamental por desarrollar en el inicio de la planificación. Liderazgos al interior, una estructura que determine los alcances de las personas que van a desarrollar la actividad.

Contemplar factores de riesgos y amenazas para la ejecución de una o más partes que componen el evento deportivo. Desde la temporada, el transporte aéreo, la alimentación; hasta las condiciones físicas de los escenarios donde se va a realizar.

La gestión y resolución de situaciones adversas le dará un estatus a la logística; es por eso que también hay que pensar en la gestión de calidad. Una persona que sea la responsable de medir in situ los niveles de satisfacción de los participantes, acompañantes y miembros no participantes que acogieron el evento.

Todo esto determinará al final, elementos precisos sobre el nivel de calidad en la ejecución de las responsabilidades de los miembros organizadores, cuando justamente se pase a la evaluación y las conclusiones.

Organizar un campeonato de fútbol cinco, con cinco equipos es un ejercicio relativamente sencillo; pero los organizadores les irá mejor si entienden cómo funciona la gestión deportiva, que parte de la planificación y el tiempo de ejecución.

Sobre el final, es menester comprender que en la realización de un evento se descargan impresiones sobre la capacidad de gestión y administración del club, la liga, la federación y/o asociación deportiva.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *