Néstor Craviotto y el ascenso que no fue en el 2016, ¡El tema está claro!

Foto / Carlos Marín /Itagüí 2016

Aquella noche de lunes 28 de noviembre será un momento para no olvidar, no olvidar también a sus protagonistas, entre quienes se encuentran Néstor Óscar Craviotto como técnico del Deportivo Pereira, el hombre que volverá a dirigir en el 2019 al plantel matecaña. 

En Ditaires el onceno de Risaralda escribió la historia más cercana a la primera división desde que se migró a la B, fue en el municipio antioqueño donde las lágrimas pasarían a ser sonrisas; pero en la fría noche, rugió el León y empató 2-2 faltando apenas 20 segundos para dar por cerrado el capítulo. La fanaticada pereirana que viajó a presenciar el juego, terminó desconcertada. ¿Qué pasó?, ¿Qué fue lo que sucedió?

El mismo Juan Camilo Hernández, ‘El Cucho’, el que se fue a triunfar al América de Cali semanas después, realizó un gesto que también será difícil de olvidar para la afición, un gesto que dio cuenta de la inconformidad interna de quienes integraban el equipo para la época. ¿Lo sabía Craviotto?, no puede ser, porque hasta el técnico se lamentó. ¿Lo sabían los jugadores?, es una duda que perdura en el tiempo.

Aunque Néstor Craviotto tuvo una campaña sobrealiente, no brillante, con el Deportivo Pereira en el 2016, este antecedente sirve para reflexionar sobre su llegada, analizar los aspectos puntuales donde fue necesario y refutar los argumentos que lo posicionan como el técnico del ascenso.

Foto / Carlos Marín /Itagüí 2016

Lo primero que hay que decir del argentino es que mira, así como la dirigencia, a las fuerzas básicas, es un técnico que tiene claro que el fútbol se sostiene de recursos económicos y trabajar en el semillero, será un producto rentable en el futuro, más, sabiendo la realidad económica que atraviesa la Corporación Social, Cultural y Deportiva, Corpereira.

El regreso de Craviotto supone un mirar al futuro y no necesariamente para ascender. Craviotto es un técnico que demostró con números y en el camerino que todo podía ser mejor, como puntear en el campeonato con 24 victorias, 7 caídas y el mismo números de empates para un total de 79 puntos. Luego le faltó lo más importante, lo que pide el hincha, lo que quiere la gente, no el ascenso, evitar ser la burla de los aficionados de otros equipos por permanecer en el limbo de la ilusión por años. Una cruz que tiene que cargar el hincha, pero que a veces no se reconoce entre la dirigencia de los equipos. Craviotto que es argentino, debe saber del tema.

Craviotto salió mejorarse como entrenador, lo hizo en el ambiente del fútbol colombiano, conoció otras realidades y se capacitó para alentar procesos deportivos en una institución que tampoco tuvo un músculo financiero para llegar a torneos internacionales. Las dos temporadas con Atlético Huila, donde le dio la oportunidad a futbolistas risaraldenses, le ofrecen ese conocimiento básico sobre lo que significa competir en Liga, categoría en la que pudo saborear las mieles de las semifinales. El mismo nivel de detalle que requiere el nuevo director deportivo, Felipe Euse, un hombre que planea un proyecto a cuatro años.

El argentino hace parte de los cuatro extranjeros que han orientado los caminos del primer equipo del Deportivo Pereira, esto desde que milita en segunda división. Octavio Zambrano, Hernán Lisi, Alberto Bulleri y él mismo, quien regresará para devolverle la ilusión a los juveniles que vieron en él, una oportunidad de avanzar hacia el profesionalismo, en su momento se llamó ‘El Kinder de Craviotto’, ahora para la temporada 2019, seguramente la práctica tendrá prolongación.

El regreso del técnico se da en medio de una relación que se quiere mejorar entre dirigentes, prensa y aficionados. Porque como afirman los integrantes de la barra activa: los técnicos, los jugadores se van, pero quedan los hinchas, queda la institución. Esto cobra fuerza cuando la realidad dicta que en la ausencia de Craviotto muy poco cambió en la corporación.

Finalmente su llegada se dará no solo para ascender, sino para cumplir otros objetivos que se van a trazar en el nuevo proyecto de Deportivo Pereira, y si en el camino el accidente del ascenso se da, será un bien para la hinchada, pero es necesario que de entrada, la gente sepa que no arribará solo para ascender al equipo. ¡El tema está claro!

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *