“Me pusieron a tapar y dije: aquí me quedo”, Daniel Fajardo

Foto / Deportivo Pereira Oficial

La vida de Daniel Felipe Fajardo Londoño no ha sido fácil y aunque nunca le ha faltado nada, le ha tocado luchar desde muy pequeño para perseguir sus sueños. El 18 de octubre del presente año tuvo la oportunidad de debutar en primera división, ¿cómo ha sido el recorrido para llegar hasta ahí?. Conozca la historia de este juvenil que sueña con quedarse en la nómina principal del Deportivo Pereira.

El debut de Daniel Felipe fue “un milagrito de Dios”, así lo expresó después de preguntarle por su llegada al Fútbol Profesional Colombiano.

Llegó al Deportivo Pereira después de unas veedurías a nivel nacional realizadas en marzo del 2019. En dicha convocatoria se presentaron más de 25 arqueros y él fue uno de los afortunados. Así fue como logró firmar su primer contrato como profesional con el club de la ciudad.

Estuvo en el arco frente a Orzomarzo y Deportivo Cali en la pretemporada del equipo pereirano.

Foto / Club Deportivo Aston Villa

Su más reciente participación en un torneo fue el año pasado en la Copa Ciudad Pereira, allí salió campeón y fue la valla menos vencida del evento más importante de fútbol aficionado de la ciudad.

El inicio de su carrera

Nació en Tulúa – Valle, el 12 de septiembre de 1999, pero desde muy pequeño se fue a vivir con su mamá Martha Liliana Londoño al Quindío. Este departamento le dio la oportunidad de dar sus primeros pasos en el mundo futbolístico.

Por su desempeño, responsabilidad y actitud estuvo becado en 5 clubes diferentes, pero sin duda alguna el Club Deportivo Academia Tebaidense y Futbolcencer, marcaron un antes y un después en su vida.

Foto / Suministrada

“Aprendí muchas cosas de ellos, como persona y como jugador”

Además de los equipos del Quindío, estuvo en Aston Villa del Valle, equipo donde se formó como profesional 3 años. Estando allá, hizo parte de la Selección Valle de Fútbol y disputó varios partidos.

Se graduó del colegio La Santiago cuando hacía parte del equipo Aston Villa.

Desde el 2016 ha estado en varias veedurías, “Me he presentado al Atlético Nacional, América de Cali y pasto”, aclaró Daniel. 

Daniel Fajardo tuvo que trabajar en diferentes lugares para apoyar a su mamá en el hogar, “lavaba carros, vendía naranjas, tomates y huevos. Hacía muchas cosas para tener dinero, comprarme mis cosas y ayudarle a mi mamá” contó Daniel en conversaciones son Semilleros Deportivos.

En el día trabajaba y en las noches entrenaba, ese era su día a día.

El día menos pensado arribó al arco pereirano

Nunca pensó que su primer juego en primera división iba a ser de esa manera, “¿usted cuándo ha visto que 3 arqueros se lesionen en un equipo? nunca. Además yo no estaba inscrito. Eso solo me pasa a mi y esa oportunidad no la pensaba desaprovechar”.

Foto / Deportivo Pereira Oficial

Estuvo 3 meses en una casa hogar en Dosquebradas, convivía con varios deportistas. “Fue chévere. A veces era muy difícil porque convivir con más personas es muy duro, pero eso nos ayuda para crecer y tener más experiencias”, agregó el arquero.

“Lo primero: encomendarme a Dios”

Previo al debut dio positivo para Covid 19, estuvo 10 días aislado en su casa en Armenia. Sin embargo, pasados los días recibió una llamada muy importante, “estaba con mi mamá y Susana, encargada de prensa del equipo, me llamó y me dijo que si estaba preparado para jugar”, relató Daniel. 

Al día siguiente se hizo las respectivas pruebas, análisis y diligencias.

“Entré muy tranquilo, muy calmado y muy contento porque he trabajadp por esto. Es un debut que sabía que iba a llegar, pero no así”

En el partido recibió dos goles. Sin embargo, sus compañeros y cuerpo técnico lo felicitaron por la actuación.

“Todos los días pienso en mi futuro”

Quiere ser un gran profesional, sin embargo no solo piensa en dedicar su vida a la pelota. Daniel quiere entrar a estudiar el año que viene “me gustaría estudiar Educación Física o algo relacionado con el deporte” señaló el deportista.

Foto / Suministrada, Daniela y su mamá Martha Liliana.

La madre de Daniel Fajardo siempre ha estado con él en las buenas y en las malas.

“Me puse muy feliz con la noticia, siempre me he sentido la mamá mas feliz del mundo, admiro su actitud y su humildad, no tengo palabras para describir lo que sentí”, dijo Martha Liliana Londoño.

En muchas ocasiones, Martha Liliana no podía estar pendiente de él porque ella debía trabajar y mantenía ocupada. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para alentar y motivar a su hijo.

“Desde los 13 años ha luchado por ser un deportista, tiene unas alas gigantes y yo tenía que dejarlo volar”, Concluyó Martha.

El anhelo de Daniel Felipe es seguir creciendo como profesional, continuar debajo de los tres palos del equipo matecaña y realizar excelentes presentaciones en lo que resta de la Liga BetPlay 2020.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *