Manuela Gallego, el futuro de la gimnasia rítmica regional

Foto / Pablo Bohórquez – Gimnasta Manuela Gallego

Manuela Gallego Henao tiene 14 años y desde los ocho años entrena Gimnasia Rítmica. A su corta edad, ya ostenta medallas en los Juegos Deportivos Nacionales 2019 y le queda un largo camino por recorrer.

Durante seis años, su vida ha estado totalmente volcada al deporte, en el que desde muy joven descubrió la pasión, la perseverancia y que los sueños sí se cumplen, siempre acompañados por la disciplina y entrega.

Inspirada en caricaturas de la televisión que bailaban ballet, Manuela pidió a su madre buscar un deporte donde pudiera practicar algo parecido. Así fue como a los ocho años inició en la Gimnasia Rítmica. “Elegí esta modalidad porque a mí me gustaba mucho el baile, la expresión, entonces como la gimnasia rítmica tiene muchas características y mueve mucho el cuerpo, por eso la elegí” compartió la gimnasta.

“Inicié mis prácticas en la escuela de formación de la Liga Risaraldense de Gimnasia una vez por semana. Al ver mi potencial, mis entrenadoras me sugirieron entrenar toda la semana, aquí ya empecé a competir en los torneos nacionales y me di cuenta que quería dedicarme a este deporte” contó la deportista a Semilleros Deportivos.

Le puede interesar: Angélica Mesa lleva la gimnasia artística de Risaralda al máximo nivel

Con el pasar del tiempo, se dio cuenta que necesitaría más tiempo de dedicación si quería competir codo a codo con las mejores. Por eso decidió darle un volco a su vida: “Primero cambié mi método de estudio tradicional e inicié a estudiar virtual, ya que esto me permitía entrenar mucho más tiempo y convertirme en una deportista de élite” agregó.

Este proceso ha estado acompañado en mayor parte por Jordania Corrales. La entrenadora Cubana en entrevista con Semilleros Deportivos, explicó que con Manuela y otras gimnastas se realiza un trabajo de proyección, piramidal como ella lo llama. Así con un plan trazado, objetivos medibles y alcanzables, planea tener a Manuela en lo más alto de la Gimnasia Rítmica nacional. Y según cuenta, los años no la dejan mentir y se han visto los frutos.

Durante estos años de carrera deportiva, Manuela Gallego ha tenido la oportunidad de participar en competencias nacionales, siendo medallista en la mayoría de ocasiones. Ganando inclusive, cupos a los Panamericanos, Sudamericanos y al primer Campeonato Mundial de Gimnasia Juvenil en Rusia.

“Mi mejor experiencia ha sido el Campeonato Mundial ya que este me mostró una visión más amplia de mi deporte, conocí las mejores y esto me ayudó para superar y mejorar mi nivel” compartió la atleta sobre la experiencia.

Foto / Suministrada

Manuela disfruta cada momento

“Mi proceso deportivo ha sido muy genial, ya que desde mi primer campeonato en niveles, me destaqué quedando en los primeros puestos. Luego en mi primer campeonato nacional, estuve en la terna de la Selección Colombia. Aunque no pude participar en este campeonato, esto me impulsó para entrenar más fuerte y quedar en los primeros puestos. Desde entonces he pertenecido al equipo nacional cinco veces y pues hasta la actualidad el mejor año competitivo fue el 2019…

Los momentos importantes en mi carrera deportiva, los he vivido muy felices y pues mi agradecida con las personas que me han apoyado y creído en mí. Siempre teniendo en cuenta de dónde vengo y para dónde voy y también muy agradecida con todas las entrenadoras que me han ayudado en mi crecimiento deportivo como personal”.

Foto / Pablo Bohorquez

El camino no ha sido fácil

A pesar de que disfruta de cada experiencia, Manuela ha tenido que realizar sacrificios para cumplir su sueño. Según ella, a nivel personal lo más difícil es el control de sus emociones para que no le jueguen en contra y no dejar que el entorno le afecte a ella o sus compañeras de equipo.

Así mismo, declara que también han sido un reto las justas deportivas más importantes del país: “A nivel deportivo mi reto han sido los Juegos Nacionales, ya que en estos unos sentía mucha presión ya que era un resultado para el departamento y uno tenía que controlar mucho más sus emociones para a la hora de salir al tapete, demostrar como todo el esfuerzo que usted hizo todos estos cuatro años y obtener buenos resultados”.

Precisamente sobre este gran logro para Risaralda, departamento que en ese momento representaba Manuela y a nivel personal, marcó un antes y un después en su carrera deportiva. Pues con 14 años, había logrado el sueño de cualquier deportista élite de mayor edad: una medalla en los Juegos Nacionales.

En el certamen de noviembre de 2019 en Bolívar, la gimnasta logró conseguir dos medallas de bronce individuales y una medalla de plata en equipo con Jennifer Rivera, Janni Garay y Paula López.

“Manuela fue fuera de pronóstico diríamos así por su temprana edad y por su proceso piramidal, nuestro mayor galardón era tener la medalla de plata por equipos después de Boyacá (…) Muy contentos con el resultado porque fue la recompensa de su trabajo. Manuela fue muy disciplinada, es una gimnasta muy enfocada, que sabe lo que quiere, es una líder por naturaleza y eso también hace que el trabajo se facilite porque nada la desenfoca o saca del propósito” comentó Jordania sobre la experiencia en Juegos.

Agradece siempre a su familia

“El apoyo de mi familia ha sido fundamental para mi proceso, ya que me han apoyado desde el inicio a hacer realidad mis sueños. Mi abuela me llevaba todos los días a los entrenamientos cuando era pequeña, mi mamá ha estado ahí incondicionalmente para los momentos buenos como los momentos malos y también me ha ayudado a buscar apoyos para mi deporte y en sí, cada uno de mis familiares me han ayudado a crecer y a motivarme”.

Tiene claras sus metas

Manuela entre diariamente por alcanzar sus objetivos. No importa el día, siempre está dispuesta a mejorar. Y aunque ubicarse en el ranquin internacional de esta disciplina no es fácil debido a que debe tener de 10 a 15 participaciones internacionales al año, esta será la nueva apuesta de su entrenadora.

Así mismo, para este año, la atleta buscará culminar con éxito su última temporada en la categoría juvenil. “Mis proyectos para este año, es coronarme como la campeona juvenil absoluta ya que es mi último año y pues como ha sucedido esto de la pandemia, entrenar muy fuerte en casa para estar preparada para este objetivo que tengo. Ya que debemos entrenar muy conscientes y con mucha disciplina y nunca perder de vista el objetivo que usted tiene”.

Por ahora, Manuela entrena en casa y no baja la guardia, pues además de las metas para este año, se proyecta en los Juegos Deportivos 2023, llegar preparada para subir de nuevo al podio. Esta vez con los colores del departamento caldense.

“Por último mi sueño es quedar entre las mejores del mundo para demostrar que todo es posible cuando uno quiere, trabaja duro y es disciplinado” concluyó.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *