¿Jugadores cansados? o faltaron las proezas

¿Jugadores cansados? o faltaron las proezas

Foto/FIFA.com

El Mundial históricamente ha sido el encuentro deportivo más esperado.

El Mundial es la fiesta del fútbol que ha permitido disfrutar el talento de las más grandes estrellas del balón y ver en su máxima expresión un derroche de grandeza futbolística, lo que muchos han denominado arte. Pero este Mundial, además de ser llamado el de las sorpresas, también ha sido el certamen donde han faltado las proezas.

Las grandes estrellas han estado ausentes, las lesiones, su cansancio y su pasividad han sido evidentes. Se cuestiona el hecho de su falta de aporte significativo a las selecciones que representan, pero la falta de óptimo nivel debe ser un llamado para la FIFA, porque las grandes figuras están llegando desgastadas al Mundial y son ellos a los que principalmente hacen grande el espectáculo futbolístico.

Este Mundial ha demostrado que el fútbol es cada vez más físico que técnico y ante ese nivel, la FIFA debe replantear el esquema de las competiciones en todos los países; ha sido largo el camino que se ha disputado hasta llegar a Rusia y así seguirá pasando, nadie puede negar las condiciones de Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, por citar a los más llamativos, pero es innegable que en el Mundial sus condiciones físicas son diferentes, claro que hay otros temas de fondo que confluyen en la falta de resultados de las grandes figuras, pero una de ellas y tal vez la más importante, es que llegan al Mundial faltos de fuerzas a causa de la gran agenda previa.

¿Vale la pena la agitada agenda que sacrifica el físico de las estrellas y limita su visibilidad en el Mundial? ¿Cómo controlar lesiones previas, producto del desgaste físico? ¿Cómo la FIFA puede lograr que sus grandes figuras no lleguen “exprimidas“?

El balompié, no para durante todo el año calendario y exige a los futbolistas estar al nivel esperado de sus clubes, todo esto les resta fuerza para el que se considera el máximo escenario: el Mundial.

La cantidad de minutos que los grandes han tenido que jugar, es inmensa, en cada minuto han dejado todo en la cancha, el amor por la camiseta no ha faltado; pero ahora llegan al Mundial y le arrebatan la posibilidad a quienes por cuatro años han esperado el encuentro de selecciones, de verlos en su máxima expresión. Este ha sido el caso de Rusia 2018, jugadores cansados, con fatigas musculares, lesionados y débiles. A pesar de esto siguen en pie de lucha, disputándose el honor mundialista.

Algo debe hacer la FIFA, hay muchos temas que revisar en la minucia de los torneos y campeonatos que durante el año se disputan y más por las condiciones impuestas por nuevas figuras que salen a relucir; más fuerza, más potencia, más rapidez. Ante todo preservar el nivel del máximo encuentro deportivo, pero también ser vigilantes de la salud de esas figuras que tanta alegría han dado a los clubes, equipos y selecciones.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *