Juan Felipe Marín y su gran pasión por las dos ruedas

Foto / Andres Felipe Hurtatiz

Un paso fugaz por el Fútbol, luego por las motos y finalmente fue el BMX el que cautivó toda la atención de Juan Felipe, quien es una de las grandes promesas de esta disciplina en Risaralda y que incluso ya tuvo oportunidad de estar en Selección Colombia.

El deporte siempre ha rodeado la vida de Juan Felipe Marín Gil, quien a los cinco años en el colegio inició su vida deportiva practicando Fútbol, aunque siempre tuvo claro que era algo más por pasar el tiempo.

En 2011, fueron las motos las que se confabularon a su favor, y fue así como se inició en el mundo motor (Motocross) compitiendo en la categoría de 50 centímetros cúbicos e incluso siendo campeón nacional el mismo año de su debut.

“Siempre he tenido la pasión por las dos ruedas y por eso me han encantado las bicicletas, las motos y todo eso, por eso soy feliz en ese medio”, puntualizó el propio Juan Felipe en charla con Semilleros Deportivos.

Al mismo tiempo de ser campeón nacional en Motocross, también tuvo la oportunidad de participar en México en un Latinoamericano, donde una caída hizo que finalizara en la casilla 13 del campeonato.

Foto / Suministrada

Desde pequeño, siempre contó con su propia moto, aunque ésta no contaba con las condiciones ideales para competir, la utilizó en algunas oportunidades a nivel oficial. Un día, su papá llegó con una de forma sorpresiva, porque tenía claro que siempre había sido su deseo.

Fue en 2012 cuando unos amigos del lugar donde vivía, lo invitaron para para practicar Bicicross, ya que lo habían visto montar en varias ocasiones en el conjunto y les llamó la atención.

“Soy muy apasionado por los deportes extremos y aparte, disfruto mucho practicarlos que es lo más importante, por eso la verdad lo probé, me gustó y ahí, es donde me he mantenido hasta el momento”, precisó el atleta de 17 años.

Desde que inició en el BMX, su único club ha sido Matecañitas BMX Pereira, donde su trayectoria ha sido un proceso con pasos agigantados. Sus primeras participaciones las hizo en 2013 en el Torneo Nacional, aunque solo pudo competir en dos válidas durante el año.

Al siguiente año, pasó a la categoría Novatos, donde quedó campeón nacional. En 2015 pasó a la de Expertos y en 2018 fue campeón nacional en la categoría de 16 años, además de campeón panamericano y campeón de los Juegos Supérate.

En 2019, pasó a la categoría Junior que es la de Alto Rendimiento y el escalón previo a llegar a la Élite. Allí fue tercero en dos válidas C1, que son para puntuar para el Mundial y en este 2020, no ha podido tener mucho rodaje, por todos los temas que han acontecido en estos tres meses, donde ya le han aplazado cuatro competencias.

Foto / Suministrada

Aunque no ha tenido rodaje oficial, este año también le trajo su mayor alegría en lo que va de su carrera, ya que hace un mes aproximadamente tuvo la oportunidad de compartir una concentración de una semana completa con los grandes referentes de la Selección Colombia de BMX en Bogotá.

“Me pasó algo muy bonito este año, y es que me había proyectado a ser Selección Colombia en la categoría que fuera, y eso ocurrió hace un mes en la válida HC y C1 en Bogotá. Allí estuve una semana con toda la delegación y los grandes referentes en una concentración”, indicó Marín Gil.

De igual manera, el atleta agregó que “ese momento fue muy satisfactorio para mí y para mi carrera, porque en esos momentos es que uno ve recompensados los esfuerzos que se hacen día tras día, siempre en la búsqueda de una mejor versión de uno mismo y de un buen nivel”, agregó el estudiante de Mercadeo de la UCP.

Sueña con ser campeón nacional de su categoría nuevamente, volver a levantar la bandera colombiana a nivel panamericano, disputar por lo menos la final en el Mundial y conseguir un cupo para los Juegos Bolivarianos de la Juventud del próximo año.

Sabe que para eso hay que seguir entrenando fuertemente y el haber tenido la oportunidad de ver y compartir con grandes referentes como Diego Arboleda, Mariana Pajón, Carlos Ramírez y Vincent Pelluard, ratifican su pasión por esta disciplina.

Ahora, con todo lo que acontece con la pandemia mundial, Juan Felipe entrena en su casa, donde apunta todos sus esfuerzos para mantener el nivel y por eso sus ejercicios buscan mantener a tope la fuerza, la potencia y la resistencia.

Foto / Andres Felipe Hurtatiz

Finalmente, se imagina en un futuro no muy lejano, compitiendo en los diferentes eventos del ciclo olímpico, mientras su empresa en joyas en oro laminado, que inició hace ocho meses como emprendedor sigue creciendo.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *