Gracias Deportivo Pereira Sub 17, le faltaron “los trapos”

Foto / Pablo Bohórquez

Foto/Suministrada

El sábado anterior estuve observando el partido que protagonizaron las divisas Sub 17 de Fortaleza y Deportivo Pereira.  Y debo decir que me sorprendió la calidad futbolística que demostraron ambos equipos en una categoría que se considera aún en proceso formativo.

Por. Jhon Hadison Aguirre E.

Entre las experiencias más importantes que deja este deporte, está la tolerancia a la frustración. Y quiero mencionar este tema, porque me parece necesario que los jugadores juveniles del Deportivo Pereira, reciban una voz de aliento luego de caer en su patio y perder la posibilidad de clasificarse a la siguiente fase.

Lograron lo inimaginable, remontar un marcador adverso que traían previamente desde Bogotá, un 4 x 1 que parecía imposible de revertir. Sin embargo lo hicieron, con mentalidad y gran juego futbolístico.

Previo al encuentro, tuve la oportunidad de conversar con el profesor Jorge Patiño, quién resumió en unas breves palabras todo el trabajo mental que el cuerpo técnico había fortalecido durante la semana con los mismos jugadores, y con el único propósito “sí o sí”, de revertir el marcado en casa. Y así fue, tal cual lo narró, los jóvenes futbolistas de la casaca auri roja lo hicieron. Fueron inteligentes, jugaron con mucho más profesionalismo del que uno ve en jugadores experimentados. No solo corrieron, y como se dice popularmente “metieron huevo”, si no que además demostraron que como equipo fueron como un verdadero Grande Matecaña.

Por estos días, poco se habla de ellos. Como si perder la posibilidad de clasificarse, los sacara de la agenda mediática local y dejara en un plano de relego todo su talento.No debe ser así.

Foto / Pablo Bohórquez

Los jugadores que vi el sábado anterior en la cancha sintética de Cordep, fueron grandes, técnicos y estratégicos. Merecen más oportunidades, más protagonismos y mayor acompañamiento de sus hinchada. Por supuesto, familiares y amigos asistieron… pero faltó el bombo, el cántico, la fiesta, la verdadera fiesta de los “lobos”.

Siempre me ha extrañado mucho, que las barras que dicen seguir al Deportivo Pereira no acompañen a las divisiones inferiores y alienten el sudor de los juveniles, puesto que llevan la misma camiseta del equipo profesional que se dice representa esta ciudad, aunque pocas alegrías le ha dado en los últimos años a su gente.

El partido del sábado fue todo un espectáculo de gran nivel futbolístico, por supuesto Fortaleza no vino a esperar la derrota, con toda la dignidad también buscaron ese gol para lograr la diferencia y llevarse el sueño que para este año construyeron la camada de jugadores Sub 17 del Pereira.

Me sostengo en mi apreciación cuando digo que veo mucho mejor fútbol en los procesos aficionados, que en el fútbol “profesional”. Hay más colectividad, veo verdadero trabajo en equipo, solidaridad, respeto entre jugadores, ganas, deseo de cumplirle al equipo más que al interés personal, algo que lamentablemente no veo en el equipo de primera línea.

Todo ello refleja el buen juego que realizaron “los pelaos”, y por el contrario, los juveniles deben entender que perder, no siempre es jugar mal. A veces, perder es simplemente reconocer que se puede llegar más lejos, con mentalidad ganadora, al punto de revertir un marcador.

Como dicen por ahí, “faltó el pelo pal moño”… y no como en el equipo profesional “de donde flores si no hay jardín”.  Para mí, en la Sub 17, faltaron los trapos

Los pelaos merecían un bombo, una corneta, una barra loca, un Lobo Sur, un Chillax, una Furia Matecaña, un Dónde me lleve esta locura…; creo que en esta ocasión los “lobos” se quedaron cortos para alentar a los juveniles que bajo la lluvia demostraron su grandeza ante la Fortaleza.

Deseo enviarle un aliento a los jugadores, desde los arqueros hasta los delanteros, a todo el cuerpo técnico; a mi parecer llevaron la ilusión Matecaña con honores y con calidad futbolística. Recuerden, no siempre perder es jugar mal. El fútbol es ante todo un espectáculo, y ustedes hicieron gala de ello, sin que los espectadores tuvieran que pagar una costosa boleta, o sentirse censurados para ingresar al escenario. Por todo ello ¡Muchas Gracias!

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *