¡Gracias Colombia! el orgullo para más de 50 millones de almas

Foto / FIFA.com

En octavos de final se terminó la historia de Rusia 2018 para Colombia, no la mundialista porque con esta selección no se sabe, tal vez el camino del fútbol le entregue el trofeo de campeón en algún punto de la historia. Por lo pronto, agradecer a los 23, al cuerpo técnico y al equipo nacional que estuvo allá. 

Cuatro partidos para la selección de fútbol que representa a todo un país donde va, dos victorias, dos caídas, no fue menos que ningún equipo que enfrentó; con estrellas, jugadores en proyección, despertó la admiración de millones de personas en el mundo.

Los 23 hombres de José Pékerman, fueron la radiografía de lo que se es en Colombia: orgullo, valentía y corazón.

Agradecer no es el último consuelo, es el gesto amable por lo que vivieron los futbolistas en Rusia, lo que motivaron a vivir en Colombia y otros lugares del mundo, porque a la tricolor no solo la estaban siguiendo desde Suramérica, desde Madrid, Tokio, Berlín, Amsterdam, Sidney, Whashington, Teherán, Mumbai, Hong Kong. En cada rincón del mundo un colombiano hacía fuerza por el equipo, con el televisor encendido y la bandera representando el orgullo en su casa.

Foto / FIFA.com

El país nuevamente se paralizó entorno al fútbol, en unión, celebración. La cita orbital fue un respiro en medio del ahogo que dejaron las presidenciales en una sociedad aparentemente polarizada por cuestiones internas. Se dejó de hablar de nombres de candidatos, de encender las redes sociales con llamaradas de ofensas, para amenizar el ambiente con palabras de aliento hacia James Rodríguez, Falcao García, y el gran estandarte en el 2018, Yerry Mina.

Hermanos se reconciliaron, hijos disfrutaron con sus padres, abuelas volvieron a sonreír, amigos se reencontraron, familias tuvieron como pretexto el fútbol para volver a compartir. Hinchas que se peleaban se pusieron una sola camiseta para ir a la tienda del barrio a ver a Cuadrado, a ver Santiago Arias.

Colombia deja el Mundial sin deber nada, lo entregó todo en cuanto pudo, otras selecciones como Argentina, Portugal, Alemania, también se despidieron, evidencia que en el deporte, se gana, se pierde y se vive.

Agradecer a los medios de comunicación, a los esfuerzos económicos, humanos, profesionales que lograron que cientos de personas se desplazaran hasta ese país, para entregar información a los que se quedaron en la distancia. ¡Todos fueron con la misma ilusión!

Los frutos de la participación son enormes para una región como la latinoamericana, cargada de dolores, políticas sociales que generan inconformidad en los pueblos, cualquier gran momento que derive del deporte, es una victoria para las personas. Esta, la de Rusia 2018 es una victoria para los cafeteros, porque fue una nueva oportunidad para mostrar a lo grande, de qué están hechos los colombianos.

Por eso: ¡Gracias Selección! gracias a las 50 millones de almas que vivieron con alegría, pasión, regocijo y fervor el sexto mundial en la historia de este fútbol, el fútbol amarillo, azul y rojo.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 7 de julio de 2018

    […] También puede leer ¡Gracias Colombia! el orgullo para más de 50 millones de almas […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *