Frank Flórez, la promesa del ciclismo en Risaralda

Probablemente muy pocas personas sepan por todas las situaciones que un deportista debe atravesar para tener la oportunidad de competir. Frank Sebastián Flórez es uno de estos jóvenes que sueña con disputar títulos internacionales y vivir del ciclismo, pero sabe que hay que trabajar duro y ser constante porque la mayoría de veces se fijan en el resultado y no en el proceso que han tenido.

Este joven risaraldense tiene un sin fin de experiencias que ha tenido que pasar para poder hacer lo que lo hace feliz. ¿qué pasó en su vida durante la cuarentena? ¿por qué recuerda tanto su competencia en la Vuelta a Nariño y la Clásica de Rionegro? ¿qué expectativas tiene como ciclista? Semilleros Deportivos tuvo la oportunidad de dialogar con él y esta es su historia.

Frank Sebastián Flórez nació un 14 de abril del 2000 en Pereira, Risaralda. Tiene 20 años y su familia siempre ha sido el apoyo para salir adelante y poder dedicarse a lo que le gusta.

Vive con sus abuelos Horacio Flórez y Consuelo Rivera, está en 5to semestre de Ingeniería Industrial de la Universidad Tecnológica de Pereira y hace 5 años inició su proceso como ciclista en el departamento.

Foto/Suministrada/Vuela a Colombia 2020/El Tambo

Su mamá, Katherine Flórez Sánchez, siempre ha estado para él impulsándolo en sus sueños y su papá, Julián Flórez Rivera ha sido el acompañante durante toda esta aventura sobre la bicicleta.

«Mi papá es esa clase de persona que aunque no convivamos en el mismo hogar, está siempre para lo que necesito… incluso cuando muchas personas no lo están. Cuando yo estoy enfermo, tengo algún accidente o me pasa algo, pienso en él porque siempre ha estado para mí»

Sin embargo, su padrastro Julián Pulgarín es quien realmente lo motivó a estar dentro del ciclismo pues es un gran aficionado a este deporte.

“Mi padrastro fue la persona que me enseñó y así fue como me enganché. Él fue quien me llevó a la Liga para que conociera a los profesores y todo eso”, contó Frank.

“Mi primera bicicleta fue toda armada, era un transformer”

Foto/Nuestro Ciclismo

Recuerda con mucho cariño su primera bicicleta, pues fue totalmente armada. Su familia hizo el esfuerzo para conseguirle su herramienta para los entrenamientos y competencias, sin necesidad de pedir prestado nada.

“En un principio era una de ruta, pero el marco era de una bicicleta todo terreno y el plato sí era de ruta.. todo eso era rebuscado, me quedaba grande y no era mi talla, pero me acomodé, me adapté y con ella estuve un buen tiempo”

En esa bicicleta tuvo su primera competencia. Armenia fue el primer municipio que visitó con 15 años.

“Nos fuimos como a las 3 o 4 de la tarde en bici, llegábamos cansados. La meta era ganar, si no ganábamos nos teníamos que devolver en bici, pero si ganábamos teníamos para el pasaje. Esa vez ganamos y seguí con unos torneos nocturnos que también me los gané”

El deporte y su salud

Frank es un deportista lleno de vida, le gusta compartir con sus amigos y su familia. Procura comer bien y entrenar duro. Sin embargo, uno de los aspectos en los que ha tenido que prestar mucha atención es la salud, pues ha sido muy propenso a enfermarse y a raíz de eso, en muchas ocasiones su rendimiento no ha sido el mejor.

En diferentes competencias pasó por problemas de salud importantes. Tuvo chikungunya, le dio bronquitis y principios de neumonía, problemas estomacales serios y hepatitis.

Foto/ Suministrada

“Cuando uno hace las cosas con amor y dedicación no tienen por qué salir mal. A mí me ha tocado muy duro, rebuscármela porque alimentarse bien, comprar cosas para la bici y conseguir plata para seguir compitiendo es muy difícil, sin embargo aquí estoy con el apoyo de muchas personas”, afirmó Frank.

Frank ha tenido la oportunidad en estar en diferentes Clásicas de la Guadua, Vueltas al Futuro, Campeonatos Nacionales de Interclubes de Ruta, Vueltas al Porvenir, Vueltas al Valle, Vueltas de la Juventud 2019 y 2020.

Foto/ Suministrada

Vuelta a Nariño, nos falta una rueda

Frank Florez hizo todo lo posible para competir en el 2019. Recuerda que a esa competencia fue con Natalia Muñoz, ciclista risaraldense y Steven Román, deportista que lamentablemente perdió la vida a principios del 2019.

“Fue una experiencia muy brava, nosotros queríamos ir, queríamos prepararnos, demostrarnos que sí podíamos y nos pegamos muy fuerte con la realidad, después de cada etapa éramos pendientes de quién faltaba”, contó Frank.

Cada vez que terminaban una etapa “tenían que rebuscarse” quién les llevara las bicicletas y las maletas que cargaban.

“En la última etapa si nos tocó muy duro, terminamos re lejos, todos se habían ido. Nos tocó montarnos en un camión de carga con las bicicletas y ese montón de maletas”, ahora hace memoria con emoción, pero en su momento era complicado porque él y sus compañeros se sentían sin apoyo.

“Cuando llegamos al pueblo, la terminal estaba cerrada y nos tocó esperar a que abrieran para poder devolvernos pa’ Pereira. Recuerdo que un señor en una moto nos colaboró mucho, él nos movilizó a cada uno con esas bicicletas encima” contó entre risas.

Aunque ahora esa una linda experiencia, en ese momento Natalia Muñoz no podía controlar las emociones, “Estaba muy enojada, lloraba mucho de la impotencia. Ella ganó ese día y Román y yo le pedimos plata prestada”, comentó Frank.

“Una vez terminada la competencia nos dejaron en un pueblo a las 4:00 p.m, tuvimos que conseguir un carrito para irnos para otro pueblito… caminamos horrible, yo lloré del desespero. Recuerdo mucho que Steven Román y Frank me decían que si yo lloraba ellos también” comentó Natalia Muñoz en entrevista con Semilleros Deportivos.

“Frank es un chico muy disciplinado y dedicado. Ha superado muchas adversidades, es luchador y muy combativo en las etapas, sé que está para grandes cosas”, concluyó la deportista.

En el 2019, Frank se encontraba en muy buena condición física. Entrenaba todos los días y estaba listo para presentarse en la Vuelta de la Juventud, lastimosamente Evelio Cely, entrenador de la Liga Risaraldense de Ciclismo notificó que por falta de presupuesto no iban a asistir.

“Yo me desmotivé mucho, dejé de entrenar como tres días y de un día para otro, Luis Alfonso Cely, entrenador de Coldeportes Strongman, me llamó y me dijo que si quería correr para ellos… yo me puse re feliz y empecé a entrenar para volver a tomar ritmo” dijo Frank.

Entrenaba todos los días, la disciplina y la pasión por el ciclismo han sido su motivación.

“A Frank lo conocí en una Vuelta al Porvenir, esa vez tuvo muchos inconvenientes en carrera pero me di cuenta que era un chico con muchas condiciones buenas para el ciclismo.. muy guerrerito, muy batallador como decimos en el ciclismo. Después lo tuve en cuenta para la Vuelta de la Juventud y fue un gran gregario para el equipo”, señaló Luis Alfonso Cely.

Las ganas de competir – Clásica de Rionegro

A principios del 2020, Frank decidió ir a Rionegro por sus propios medios, allí se dio cuenta de la importancia de un equipo.

“Supe todo lo que debe hacer un entrenador: llenar planillas, conferencias, estar pendientes del equipaje, la bicicleta, la comida, el hospedaje… muy duro”, recalcó.

Justo un día antes de la primera etapa se dio cuenta que la bicicleta estaba frenada. Antes de viajar, la había llevado a hacerle mantenimiento y quedó un poco mal. “no podía competir, así que me rebusqué un taller y todo estaba lleno, mejor dicho más aburrido, yo no sabía qué hacer, hasta que me encontré con el entrenador del equipo donde me inscribieron y él fue quien me colaboró”.

En esa clásica tuvo un excelente desempeño, tanto así que le pusieron un carro para él solo y, “de vez en cuando me daban buena hidratación y comida… cuando uno viaja solo no tiene derecho a esas cosas”.

Todo marchaba excelente, su preparación para la Vuelta de la Juventud había sido un éxito, se había demostrado que podía estar en cualquier lugar a pesar de las dificultades, “estaba en muy buen nivel, pero llegó la pandemia y me dañó los planes”, dijo decepcionado.

Estuvo mucho tiempo sin entrenar constantemente. Recién empezó la pandemia se ejercitaba normalmente, pero con el pasar de los días fue perdiendo su condición física y a entrenar mucho menos.

Cuando reabrieron escenarios y volvieron las competencias pudo retomar entrenamientos y prepararse para sus respectivas participaciones.

Foto/Ciclismo en línea/Vuelta de la Juventud 2020

En la Vuelta de la Juventud 2020, fue muy importante para el grupo y para el equipo con quien realizaron la unión: Colombia Tierra de Atletas. En la Vuelta a Colombia 2020 fue uno de los referentes de Talentos Colombia a pesar de varios problemas de salud que tuvo en los primeros días del certamen.

“Voy a seguir apoyándolo y formándolo. Como persona es muy tranquilo, educado y recibe las instrucciones. Tiene muy claro su rol en el equipo, tiene mucho talento y esperamos que pueda seguir mostrando el talento que tiene”, concluyó Luis Alfonso Cely.

Foto/Fedeciclismo

Ni las caídas, ni las enfermedades han sido un impedimento para que Frank siga persiguiendo sus sueños. Actualmente está con el equipo Talentos Colombia, espera seguir creciendo deportivamente y representar a Risaralda en cada competencia.

“Unidos somos más. Más deportes más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *