Esteban Timarán sueña con debutar en el Once Caldas de Manizales

Foto / Carlos Marín

Después de la sorpresiva eliminación de la Selección Caldas, el pastuso radicado en este departamento, habló de sus metas a largo plazo.

Llegó a Manizales cuando tenía ocho años y ha sido este municipio el que le ha ofrecido todo en el fútbol. Su familia, futbolera a más no poder, no dudó en la decisión gracias a su hermano que también tenía la ilusión de hacer carrera.

En Caldas tuvo la oportunidad de mostrar el talento galero que tenía y no le costó adaptarse al fútbol cafetero. Llegó a Profesionales Fútbol Club, pasó por Ragazzi, escuela fundada por su padre, recorrido que lo dejaría con una fundamentación importante de cara al futuro.

Foto / Carlos Marín

 “Llevo 10 años en Manizales, mi hermano quería jugar en el Once Caldas, infortunadamente tuvo una lesión, no se le dio, entonces ahí fue donde se me abrieron las puertas. Llegué a Profesionales, mi papá hizo un club llamado Ragazzi, y ya hicimos un proceso de cuatro años, luego cuando tuve la edad de 16 años me llamaron del Once Caldas”, compartió Timarán.

Caldas con buen andar en el Campeonato Nacional Juvenil

A los 16 años lo llamaron para unirlo al equipo Sub 17 del Once Caldas. En este proceso Ancizar Valencia no dudó en vincularlo al plantel juvenil. Su técnica, lectura de juego y desempeño lo llevaron a ser parte de la selección departamental.

Foto / Carlos Marín

“Es una muy buena persona, un joven disciplinado, que siempre está dispuesto para trabajar. Se esfuerza al 100 por ciento. Dentro de sus condiciones futbolísticas tenemos que es un deportista que tiene buena técnica, es rápido, se asocia bien y a pesar de su talla es muy fuerte para enfrentar los rivales. Es un joven de proyección”,  dijo Héctor Gómez, técnico de la Selección Caldas.

Los conceptos sobre Timarán son positivos, incluso en el subcampeonato de Caldas en el 2018, fue pieza clase para la delegación; de los nombres mejor calificados cuando el departamento ocupó el segundo puesto a nivel nacional en Barranquilla.

El extremo izquierdo del Once Caldas muestra versatilidad, y le da para jugar de volante 10 por su agilidad. Las condiciones lo ponen en un peldaño alto en el futuro.

“Vamos poco a poco, primero quisiera debutar en Once Caldas que nos abrió las puertas a mi familia, quisiera durar años aquí con la ayuda de Dios y luego pensar en llegar más lejos”, agregó.

Foto / Carlos Marín

La relación que ha construido el número ‘11’ de la Selección Caldas, con Manizales, ha sido especial, por todo lo que esta ciudad le ha ofrecido a los suyos. Trabajo para sus padres, estabilidad y proyección en el deporte.

Tolima eliminó a Caldas, ahora el turno será para Risaralda y Quindío

“Agradezco a la gente de Manizales, la gente de acá nos acogió muy bien, los profesores nos dieron la oportunidad. A todas esas personas que nos desean lo mejor para nosotros”, añadió.

Timarán no solo ha sido un apasionado por el fútbol, además en el tiempo libre aprovecha para capacitarse, aprender inglés y enfocar su vida académicamente, porque en el deporte no hay nada seguro. “Estudio inglés, ya me gradué, entonces la idea es estar ocupado en lo que serían los tiempos libres. El Once Caldas también me abrió las puertas para jugar”, acotó.

Es por eso que su perfil se destaca tanto en el ‘blanco blanco’, como en la selección; equipos que en los últimos han reforzado su capacidad futbolista para poder mirar a lo lejos, la posibilidad de soñar con la Selección Colombia y por supuesto, debutar con el Once Caldas en el profesionalismo.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.