El reto de dirigir los destinos del deporte desde la administración pública

El reto de dirigir los destinos del deporte desde la administración pública

Foto / Jorge Andrés Monsalve. El reto de dirigir los destinos del deporte desde la administración pública

Los nuevos gobernadores y alcaldes del Eje Cafetero tendrán la responsabilidad de asumir el deporte con mayor sigilo. Por ende la designación de los secretarios y gerentes del deporte, no será una tarea sencilla. 

Está de moda hablar de la idoneidad en los cargos públicos, sin embargo, como lo cuestiona el docente de la Universidad Tecnológica de Pereira Carlos Danilo Zapata, ¿qué se entiende por idoneidad?.

La idoneidad en el contexto de la administración pública no es otro asunto que la experiencia que tiene el funcionario, desde su perfil académico con estudios de pregrado y posgrado, hasta su trasegar en la práctica, el campo.

Un perfil idóneo reúne las características necesarias para la realización de actividades específicas. En el caso directo de secretarios, gerentes y coordinadores del deporte, se espera que cumplan como mínimo, con la experiencia de haber coordinado áreas similares antes de orientar estos cargos.

Lea también: El deporte también ganó y tendrá agenda en el próximo periodo

Luego, si el perfil idóneo reúne las características necesarias, ¿será suficiente?.

El deporte, la actividad física y la recreación necesitan no solo de personas preparadas académicamente, de personas con experiencia en la administración pública; requiere de individuos que comprendan la relación que se debe construir con los actores, en la consecución de los recursos económicos y las soluciones a las diferentes problemáticas que se sostienen; allí es donde surge aquello de la voluntad, el sentido social y al ética.

Conceptos que cobran validez para aquellos que no han tenido la oportunidad de convivir con la academia, para personas de escasos recursos que partiendo del empirismo han dedicado su vida a servir desde un plano social, que sin ingresar a un claustro, de manera autodidacta han adquirido conocimientos. Es cierto que desde el imaginario social se privilegia a quien haya tenido preparación académica, un mayor acercamiento del cómo proceder desde la teoría; pero desde la función pública, termina siendo un proceso excluyente. En la designación y ocupación de cargos públicos es necesario que se amplíe el espectro.

Como si el éxito tuviera que ver con los estudios, como si los logros se midieran solo con años de experiencia.  Es por eso que para ser Alcalde no se necesita ser médico, para ser gobernador no se necesita ser economista. Y hay casos de éxito que lo relatan. Entonces, ¿qué se entiende por idoneidad?

No se quiere descalificar la importancia de la cualificación, por el contrario, el deporte en la región adolece de estas condiciones; lo que se pretende es manifestar hasta qué punto existe un grado de exclusión en las miradas que buscan ser incluyentes.

¿Garantizará la consecución de resultados positivos que para la Secretaría del Deporte de Manizales, se designe a un profesional en Ciencias del Deporte y la Recreación?, si se posesiona un abogado, ¿se faltará al concepto de idoneidad? 

Para la academia cae bien que sus egresados sean quienes ocupen los cargos que tienen que ver con la dirigencia deportiva desde los entes territoriales, siempre ha sido menester del mundo académico mostrar los resultados de la preparación en el seno del aprendizaje; luego es necesario resaltar que en la función pública no siempre los estudios terminan siendo factores que marcan la diferencia.

El abogado tal vez no tenga la preparación académica en el área pero sí la voluntad de trabajar de la mano de las comunidades; valiéndose de la experiencia en el campo, podrá asumir posturas de contribución para subsanar las falencias del sector. ¿cuántos tienen dos y hasta tres pregrados en deportes y todavía no encuentran el valor civil de sus conocimientos?

La idoneidad no es más que un asunto teórico, que termina delimitándose en el plano de la norma, de los requisitos ante el imaginario social. Designar a un psicólogo termina siendo una situación preocupante para unos pocos, pero de gran ayuda para otros. Entonces el reto no está en designar a un arquitecto o a un preparador físico, el reto está en elegir un perfil, que tenga la vocación de servir y coadyuvar valiéndose de la experiencia de quienes lo rodean.

Carlos Marín / Periodista Deportivo

En la esfera de la administración pública en Colombia, abundan las personas con especialización, con maestría, actores políticos con estudios en las mejores universidades del mundo, perfiles aparentemente idóneos; pero es cierto también que la corrupción, el sinsentido de la ambición termina opacándolo todo.

Es por eso que los nuevos gobernadores y alcaldes, deberán tener presente a quién designar en estos cargos. Justamente cuando desde el deporte, los actores empiezan a reclamar por políticas públicas, cualificación para el personal, infraestructura, gestión, articulación y transparencia en los próximos XXII Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023.

 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *