Bidde, el amigo del alma en Deportivo Pereira

Pablo Bidde

Foto / Suministrada. Pablo Bidde

Es un carpintero de ilusiones, incansable soñador que ha tallado y diseñado con entrega cada uno de sus logros. Cuatro guerreros lo acompañan en el camino de la vida, más que sus hijos son sus amigos, quienes lo motivan a llegar más lejos, a trabajar como un equipo de barrio, ellos han entendido que desde el calor del hogar pueden ser los campeones de la vida.

Su corazón es movido por la lealtad y la bondad, mezcla perfecta para ganar batallas y robar sonrisas. Llegó a Pereira en 2016 con una pequeña cámara y una maleta desgastada pero cargada de ilusiones.

Y lo trajo la amistad, porque su ídolo Néstor Óscar Craviotto, ese gigante central ídolo de Estudiantes de La Plata, terminó convirtiéndose en su mejor amigo. Bueno, o tal vez el incansable Pablo lo hizo su amigo, y todo por esa alma buena que lo llevó a buscarlo para ayudar a su hermano.

Lea también: Una victoria y una derrota en amistosos entre Deportivo Pereira y Deportivo Cali

Y desde ese día demostró su intensidad, a tal punto que terminó convirtiéndose en el mejor amigo del ídolo que iba a ver a la cancha de Estudiantes. Se hizo parte de su familia, su asistente y Craviotto valoró cada detalle y sus ganas de crecer como profesional en el mundo del fútbol.

En 2016 terminó triste, el objetivo se perdió faltando 40 segundos, viajó a La Plata con mucho dolor, con una gran espina clavada en su noble corazón. Pero la vida, a veces tan perfecta le dio la revancha en 2019, su amigo Óscar había sido nuevamente contratado como técnico del Deportivo Pereira para lograr el ascenso.

Pablo Bidde

Foto / Suministrada

Y regresó a la hermosa Perla del Otún, vestido ya como asistente técnico. Más maduro, menos mal geniado, pero con más intensidad, de esa que se burla Craviotto, pero que le encanta. Y se volvió a enamorar del cariño que siempre le mostraron los pereiranos, prendió su computadora y analizó cada detalle, volvía a ser el carpintero del ascenso.

En la pretemporada logró lo más importante, ganarse el respeto y la confianza de cada jugador. Su mayor virtud es conocerlos, se convierte en padre y amigo. Nota la tristeza de quienes vienen mal, encuentra los mejores consejos para motivarlos, para que se encuentren con su mejor fútbol, por eso en muchos goles corren a abrazarlo, a decirle esto también es tuyo.

También es el dueño de las sonrisas en el vestuario. El encargado de imponer el ritmo de las cumbias villeras, el que sufre los puentes de Casierra, el rey de las cábalas, el que más discute en la raya, es simplemente Pablito Bidde, el amigo del alma de Craviotto y de todas las personas que con sinceridad se ganan su cariño.

Le puede interesar: Eduardo Garzón es el nuevo director técnico del Deportivo Pereira Femenino

Bidde continuará trabajando 24 horas por el ascenso, impulsado por los gemelos Nicolás y Leonel. El apasionado de Gastón y el bombero Matías, no descansará un segundo para lograrlo. Derramó muchas lágrimas cuando se ganó el primer Torneo, pero quiere volverse a bañar en llanto cuando aporte su granito de arena para llevar al Pereira a la A y vea a 32 mil pereiranos celebrando en el Hernán.

Foto / Suministrada

Creíamos que Sancho Panza era un personaje ficticio que creó Miguel de Cervantes para acompañar al aventurero Don Quijote. Pero en Pablo Bidde vemos que ese personaje se puede hacer real, que existen personas incondicionales, que saben del valor de la amistad y que sin temor cogen su maleta para acompañar a sus amigos aventureros. En este caso Craviotto, que a pesar de la presión que vive el amado Deportivo Pereira por estar en la B hace 8 años, se atrevió a regresar, sabiendo que los sueños se pueden hacer realidad, sobre todo cuanto trabajas todo el tiempo al lado de un escudero inigualable.

Por: Alejandro Cardona Londoño
Jefe de Comunicaciones Deportivo Pereira.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *