Deportivo Pereira a dos partidos del trofeo y la vuelta

Foto / Pablo Bohórquez

Deportivo Pereira logró lo que todos creían imposible y se metió a la gran final. En 75 años será la segunda vez que dispute un título (luego de la conseguida en el 2000) y que mejor que definirlo en casa y ante una multitud.

Si hay un equipo en Colombia que pone dramatismo siempre a su competencia, ese se llama Deportivo Pereira que en este primer semestre de 2019 – I no fue la excepción. Su prolongada estancia de ocho años ya en la segunda división parece estar llegando a su fin luego de la ‘milagrosa’ clasificación a la gran final.

Con la derrota ante Boyacá Chicó el pasado jueves 30 de mayo en su propia casa y ante cerca de 21 mil aficionados que montaron una fiesta inolvidable, el elenco de Craviotto no logró encontrar su juego y cayó 2 – 1 ante su rival, postergando la clasificación a la última fecha y pasando a depender de otro resultado para llegar a la final.

Foto / Pablo Bohórquez

Las cosas parecían en contra y volvían los fantasmas de esos ocho largos años donde las decepciones han sido muchas, pero siempre esa barra sufrida decía presente. Por cosas de Dios el matecaña logró su victoria en el clásico regional ante Deportes Quindío y sus rivales no pudieron pasar de un amargo 0 – 0 ante Llaneros, que al igual que lo hicieron en Pereira, complicaron a un Chicó al que le bastaba un solo gol para clasificar.

Un poco de la historia

Han sido muchos los momentos duros que han marcado este equipo y esta hinchada. La primera fue en aquel fatídico 1997 cuando perdieron la categoría a manos del Once Caldas y sentenciados con la sospechosa victoria del por entonces Unicosta ante Millonarios en el Campin.

Lea más: Deportivo Pereira clasificó a la final del Torneo Águila lejos de casa

De allí fueron Deportivo Pasto y Real Cartagena los que se atravesaron en el camino de los pereiranos y postergaron ese retorno hasta el año 2000 cuando una camada de grandes jugadores no creyó en nada ni nadie y lograron el único título que cuela en las oficinas matecañas.

Foto / Pablo Bohórquez

La fiesta volvía a Pereira y así fue durante cerca de 10 años hasta que en el 2011 volvió a caer en el terrible tema del ‘promedio’ y a cinco fechas de la conclusión de ese torneo ya se sabía del descenso.

Desde entonces han sido ocho largos años en que han pasado infinidad de figuras y que no han podido generar la alegría mayor en la hinchada auri roja, que fiel a su sentimiento sigue presente sin importar los golpes que le genere su equipo amado.

Primera final e ilusión de título

Luego de 371 partidos jugados, donde ha salido victorioso en 185, ha empatado 98 y cayó derrotado en 88, sumando un total de 655 puntos durante los ocho años, el Deportivo Pereira por fin logró instalarse en el juego definitivo ante otra escuadra de trayectoria como el Cortuluá.

Foto / Carlos Marín

Una final que marcará a dos equipos en busca de un solo objetivo y que en cancha habrá una mezcla de juveniles y experimentados con sed de hambre.

Le puede interesar: Deportivo Pereira y su mayor trofeo ¡el hincha matecaña!

A dos juegos de gritar campeón

Por segunda vez desde aquel recordado título del 2000, el elenco que es liderada y apodada como la ‘banda del profe Craviotto’ busca darle una sonrisa, una ilusión, una esperanza al equipo de la ‘trasnochadora, querendona y morena’ y a esos hinchas a los que sin duda hay que nombrarlos, por ser el mayor trofeo en la historia matecaña.

El jueves 6 de junio en Tuluá ambos equipos vivirán la primera final en un juego donde el fútbol y el espectáculo están asegurados, con escuadras que proponen buen juego, que buscan el ataque y sobre todo que tienen sed de gloria por un título.

Deportivo Pereira y su gente

Foto / Pablo Bohórquez

La revancha será en el mítico Hernán Ramírez Villegas el lunes 10 de junio y que por primera vez en los ocho años de estancia en segunda división, espera estar completamente lleno para vivir una de sus mejores galas y culminar un sufrimiento nada más y nada menos que con un título y gritando campeones.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.