Con mucha incertidumbre, la Liga Profesional Femenina regresa este 2020

Foto / Archivo Semilleros Deportivos

Luego de muchos meses y la lucha constante de las jugadoras profesionales, por fin la luz verde llegó y en la segunda semana de abril dará inicio la cuarta versión de una Liga Profesional Femenina que sigue sin ser tomada en serio por muchos equipos.

Luego que se confirmara que solo 18 de los 36 equipos que existen entre la Liga y el Torneo, van a salir a disputar la cuarta versión de la Liga Profesional Femenina Colombiana, muchos interrogantes quedan en el aire todavía.

¿Por qué tanto desinterés en la Dimayor? ¿Por qué a los equipos en su mayoría no les interesa la equidad de género en el Fútbol? ¿Qué hay que hacer para que sea más atractiva e interesante? ¿Se puede catalogar realmente como una Liga Profesional?

Lea más: Por segundo año, Deportes Quindío sigue sin sacar elenco femenino

Y así, me podría quedar cuestionando todo lo que rodea la realización de un torneo que año tras año, se ha convertido más en un suplicio y una carga, que en una oportunidad real para que las jugadoras puedan mostrarse y así exportar su talento a otros lados.

Desde aquel 2017, las cosas no han cambiado mucho y la improvisación ha sido un común denominador tanto en la parte dirigencial, como en los mismos equipos a los cuales sus dueños, tampoco le han puesto mayor interés.

Foto / Archivo Semilleros Deportivos

Salvo casos como el de Independiente Santa Fe, Atlético Nacional, América de Cali, donde si hay procesos serios, los demás elencos del país han dejado más dudas que aciertos en lo que han intentado iniciar, pero que a mitad de camino han ido abandonado.

Le puede interesar: Ana Guzmán traza un camino de sueños en el Fútbol femenino

El mejor de los ejemplos, es lo que sucede recientemente con el Atlético Huila, que luego de ser subcampeón en la primera edición, se reforzó y tuvo su revancha al consagrarse en la segunda versión. No contentos con ello, mostraron su talento a nivel internacional con la Copa Libertadores Femenina y contra todo pronóstico, también la lograron ganar, siendo un hito histórico para el país.

Hoy, de aquel equipo opita no queda absolutamente nada y en este 2020, ni siquiera refuerzos de jerarquía han llegado para seguir adelante, por lo que las veedurías han sido la salida para reestructurar el plantel.

Foto / Archivo Semilleros Deportivos

La falta de planeación no es ajena tampoco en los equipos del Eje Cafetero, de los tres solo dos van a afrontar el campeonato en este 2020, siendo el Deportes Quindío la escuadra que por segundo año consecutivo no saca su elenco femenino, dado el conocido desinterés de su dueño y los pocos y casi escasos clubes del Fútbol femenino que hay en este departamento.

Mientras que Once Caldas y Deportivo Pereira saldrán a ruedo con estructuras y planeaciones diferentes. Las caldenses vienen trabajando hace ya un tiempo con su nuevo entrenador Óscar Upegui, quien a pesar de mostrarse enfocado, no puede hablar con la prensa ni tampoco las jugadoras, sin una directriz previa de las directivas de la Institución, lo que ha imposibilitado conocer más a fondo lo que trae el Once Caldas para este 2020.

En las toldas matecañas, se han escuchado varios rumores sobre el nuevo o nueva entrenador/a, donde Semilleros Deportivos ha consultado sin obtener una respuesta con nombre propio, aduciendo que en los próximos días se conocerá públicamente.

A falta de menos de un mes para el inicio del certamen, tampoco se conoce cuál será la base que queda, como se complementará y si se trabajará mancomunadamente con los clubes del departamento para complementar el plantel.

Foto / Archivo Semilleros Deportivos

Todo ello, pone en el ojo del huracán a una liga que ni siquiera se podría considerar como profesional, cuando la Dimayor (ente que regula el Fútbol en el país), deja que los clubes actúen como les conviene y no se ‘para en la raya’ para de una vez obligar a todos los equipos a tener su escuadra femenina.

Colombia está lejos de llegar a niveles como el de Argentina o México para no ir tan lejos del continente, donde los estadios por lo general están llenos, las escuadras tienen sus propias aficiones y el espectáculo está asegurado, aunque también son abismales las diferencias en cuanto al masculino.

La equidad de género es posible y muestra de ello es lo que estableció recientemente el Ajax de Holanda, al convertirse en pionero a la hora de equilibrar las condiciones laborales de sus equipos en ambas ramas, aunque obviamente queda mucho camino por recorrer.

Eso haciendo referencia a que incluye dentro del convenio cosas básicas e importantes como la garantía de un sueldo (no importa el valor), vacaciones, pagos a la seguridad social, hacerse cargo de las lesiones (a corto, mediano y largo plazo), o renovarle a aquellas futbolistas que puedan quedar embarazadas.

Hechos que en Colombia sin duda son poco probables, ya que en su gran mayoría están desprotegidas en todo sentido, eso incluye salud, seguridad social, viáticos, infraestructura precaria, además del poco acompañamiento de especialistas en casos de lesiones. La diferencia abrumadora entre la rama masculina y la femenina, incluso generan casos de violencia, acoso sexual, discriminación o irrespeto al papel de la mujer, como ha ocurrido en los últimos años y no solo a nivel clubes, sino también selección.

Foto / Atlético Nacional Femenino

Abril será el mes en que la pelota vuelva a rodas para ellas en un torneo que retoma la injustificable temporalidad de dos meses y medio, con una pausa por Copa América y un mes más para definir campeón, todo por el afán de entregar los clasificados a eventos internacionales que exige la Conmebol y la FIFA.

Amanecerá y veremos, el tiempo será el mejor aliado para ir destrabando lo que sucede con una liga de la que la mayoría de sus protagonistas ahora intentar ‘huir’ buscando mejores condiciones personales y profesionales.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.