Selección Caldas Prejuvenil culminó su participación en el zonal de Valledupar

Foto / Semilleros Deportivos

El seleccionado prejuvenil caldense, dejó muy en alto el nombre y los colores de la bandera de su departamento, los cuales fueron defendidos durante 5 días, de manera ‘aguerrida’ por los jóvenes que estuvieron al mando del DT Oscar Upegui.

La Selección Caldas quedó ubicada en el grupo 4, correspondiente a la fase clasificatoria del Campeonato Nacional Masculino Prejuvenil 2019, o conocido de mejor manera como la ‘Copa Win’. Los caldenses fueron emparejados y compartieron grupo con los seleccionados de Cesar (el local), Tolima, Meta, Sucre, y San Andrés.

La competencia  se desarrolló a partir del día martes 16 de abril  hasta el día domingo 21 de este mes de abril en la ciudad de Valledupar, ciudad cede del zonal.

En su primera presentación los caldenses obtuvieron una Victoria 1-0 ante su similar de Sucre. En donde el equipo se destacó por tener un buen manejo de la pelota, por generar varias opciones en ataque, y por estar muy sólidos en defensa. Al  final la victoria fue merecida para los del eje cafetero, que hicieron todo correcto para para ganar el cotejo.

Lea en contexto Selección Caldas Prejuvenil con la mente en el zonal de Valledupar

Su segunda presentación, en el zonal fue ante el conjunto de Meta. Rival que fue complicado para el seleccionado caldense, pues pese a cerrar el primer tiempo ganando 2-1, el resultado final del partido termina 4-2 a favor de los del Meta, ya que en segundo tiempo Caldas no supo administrar su ventaja en el marcador y terminó cometiendo varias desconcentraciones, que un buen rival como Meta supo aprovechar siendo contundentes en la definición.

La derrota no desmoralizó a los caldenses

Que ante Tolima salieron a hacer un buen partido, nuevamente el equipo se destaca por el buen trato a la pelota, por generar varias opciones en el área pijao que llevaron al tan buscado gol inicial en el partido, cerrando el primer tiempo ganando 1-0.

Desafortunadamente de nuevo una desconcentración condujo a la sanción de una pena máxima a favor de Tolima, que desde los doce pasos finalmente empata el compromiso, pese a que los caldenses buscaron la victoria esta les terminó siendo esquiva, terminando el juego 1-1.

Para tercera fecha, la fe seguía intacta dentro del plantel y cuerpo técnico del seleccionado caldense, ya que en el partido contra el seleccionado de Cesar (el equipo local), los caldenses aún tenían la opción de clasificar a la próxima ronda. El equipo de Caldas genera buenas jugadas pero no se concretan las opciones de gol que se generan a partir de estas. Lastimosamente el que no hace los goles los ve hacer, y tras un error en defensa Cesar convierte un gol y se va ganando 1-0 al descanso.

Para el segundo tiempo, los jóvenes de Caldas salieron con todo en busca de la paridad en el marcador, y ello tuvo su recompensa, el equipo se conectó de buena manera y empató el juego a 1-1. Con el empate se fueron con todo a buscar el tanto de a victoria, pero  la suerte no acompaño al cuadro caldense, que no lograba concretar el segundo gol. Y en el final del partido, de un tiro libre Cesar consiguió el gol que les dio la victoria, quedando el resultado final 2-1 a favor de los locales.

Foto / Semilleros Deportivos

Pese a la derrota hubo entrega

El equipo lo dejó todo en la cancha, tal y como venían haciendo en todo los juegos anteriores. Pero en este caso, algunos detalles puntuales como el factor suerte (que nunca falta) negaron la posibilidad a los chicos de poder sacar un mejor resultado, ya que el buen juego en la cancha siempre estuvo, pero algunas fallas atrás y falta de concretar opciones de gol adelante le terminaron pasando factura a los jóvenes caldenses del profesor Upegui.

Quizás le interese: Selección Quindío continúa su preparación con miras al zonal prejuvenil de Bucaramanga

Con el orgullo, de defender la casaca amarilla con bastones verdes, el seleccionado caldense salió a la última fecha con la idea, de despedirse con un triunfo de la capital del vallenato, su último partido contra San Andrés era muy importante por el hecho de que se quería terminar el zonal de la mejor forma, con tres puntos en el bolsillo.

El equipo del profesor Oscar Upegui fue muy superior a su rival isleño, con un excelente trato de balón y con manejo total del terreno, los caldenses aprovecharon cada una de las opciones que tuvieron y finalmente consiguieron una vistosa victoria de 7-0 sobre el seleccionado del archipiélago.

Foto / Semilleros Deportivos

Lo más destacado

Fue lo contundente que se mostró el equipo, ya que todo lo que se había desperdiciado en partidos anteriores se concretó en este último juego. De esta forma la Selección Caldas Prejuvenil se despidió con la frente en alto de la ciudad de Valledupar, no rifando nunca su sentido de pertenencia y coraje al representar al departamento, y dejando claro que nunca se da por vencido y que independientemente de no lograrse el objetivo que era clasificar, la participación dejaba contentos a todo los integrantes del equipo, porque se dejó todo en la cancha.

También lea sobre: Santiago Valencia, liderazgo y seguridad en la zaga de la Risaralda Prejuvenil

En resumen

Durante toda su participación en el zonal, Caldas siempre propuso con la pelota, generó juego elaborado y agresivo además de que generó opciones de gol, opciones que no se concretaron porque no se contó con la suerte del gol.

Lo que deja un buen balance al cuerpo técnico y a la Liga Caldense de Fútbol, ya que no siempre en la derrota todo es malo, y los resultados muchas veces son injustos para con los equipos que juegan bien. El objetivo era clasificar claramente, pero no todo lo que deja esta participación es malo, los muchachos dejaron la piel por su camiseta y eso en un principio es un valor que se quiere impulsar dentro de estos jóvenes deportistas y que no hay que dejar de rescatar nunca en competencias deportivas como estas.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.