Urge un relevo generacional en la Selección Colombia de Fútbol de Salón

Foto / Periodista Deportivo

El retiro de la leyenda del Microfútbol mundial y la eliminación en cuartos de final del combinado nacional, son indicadores que invitan a ese planteamiento, pues todo proceso tiene un final, y esta, la generación de John Jairo Pinilla, necesita de un cambio.

La eliminación temprana del equipo en el Mundial de Misiones, Argentina sorprendió a los amantes del Fútbol de Salón en Colombia, el país  que ha ocupado el primer lugar en tres versiones y no se ha bajando del podio en otras tres. Convirtiéndose en verdadera potencia en este deporte en el mundo.

La selección de los 4228 días sin perder, las 604 semanas y los 139 meses sin conocer la derrota, marcó diferencia y con Jonh Pinilla en la cancha, sucumbió ante un aguerrido Brasil, que en tiempo extra lo dejó por fuera de la cita orbital con un frío 3-2.

Foto / @Suelacaramelo

Sin embargo, el eco de la eliminación ante Brasil todavía retumba en los pasillos de los coliseos del país y el periodismo deportivo no ha aceptado el crudo presente. Se hacen análisis, se reprocha el no tener en cuenta a los jugadores que fueron campeones de la Intercontinental de Clubes en Moscú, y hasta se habla de favoritismos en la convocatoria previa.

Todo lo anterior, alimentando por supuesto, el descontento de ocupar la quinta posición en Argentina, país que vio a su selección levantar el título justamente ante el actual verdugo cafetero, Brasil.

Ahora es necesario desprenderse de regionalismos y mirar qué hay atrás para poder construir un nuevo proceso que permita a otros deportistas tener la posibilidad de soñar con la camiseta nacional. Recompensar el esfuerzos de hombres que han hecho mérito para ser convocados y lo más importante, cómo usar estas participaciones para mejorar el panorama del Microfútbol en el país. Su nivel de popularidad le permite llegar a cualquier sitio, pero esto no garantiza el nivel, algo que ineludiblemente se debe analizar.

Las vacantes de Diego Abril y Carlos Santofimio deben ser bien aprovechadas; pero antes que nada, la Federación Colombiana de Fútbol de Salón debe hacer un balance numérico, preciso y también cualitativo de la experiencia en Argentina, para poder continuar el camino.

No necesariamente Pinilla, el bogotano que tiene capítulo aparte en la historia del Fútbol de Salón Mundial después de marcar 74 goles en cuatro mundiales, tiene que salir de los procesos federativos. Su experiencia será crucial en el devenir, sino de la selección nacional, de cualquier otro camino que emprenda en relación a este deporte.

Lo claramente necesario es el relevo generacional que requiere la selección y por supuesto, el también otorgarle la oportunidad a otros técnicos para que hagan carrera por llegar a este lugar. Y así volver a reeditar la historia tricolor en el Mundial 2023.

*Con datos de Carlos Roberto Cruz y Federación Colombiana de Fútbol de Salón 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *