Una Campeona Panamericana que llegó al Judo por casualidad

Una Campeona Panamericana que llegó al Judo por casualidad

Foto / Pablo Bohórquez

Jessica Andrea Ocampo recientemente se coronó como campeona panamericana de Judo en Cancún, México, pero su historia en este deporte se dio por casualidades de la vida.

Por: Pablo Bohórquez

Con tan solo 16 años en su historial de vida, Jessica Andrea Ocampo, ya demuestra que el Judo no es un juego en su vida, por el contrario, ella lo define como “mi vida, porque vivo por esto, diría que el Judo es todo para mí”, además afirma que se ha convertido en algo tan importante para ella, que “incluso me ha ayudado en la relación con mi familia, porque mi papá es muy callado y yo soy lo contrario, pero cuando se trata de Judo, mi papá puedo decir que se ha convertido en mi entrenador mental”, puntualizó.

Aunque a su familia en un principio no le gustó la idea de practicar el Judo, Jessica reconoce que “mi papá me decía que era un deporte muy brusco, pero que si era lo que me gustaba, entonces él me iba a apoyar, incluso la esposa que él tiene actualmente, también me ha apoyado muchísimo, ellos han sido un gran apoyo para mí siempre y eso es algo muy bonito”.

Foto / Pablo Bohórquez

En conversación con Semilleros Deportivos, Jessica dejó al descubierto la manera en que el Judo llegó por casualidad a su vida a los 8 años “la verdad escogí el Judo pero a mí no me gustaba al principio, cuando estaba en el colegio, mi entrenador Yesid Mazo (pertenece a la Liga Risaraldense de Judo), me decía que fuera a unas clases ya que estaban dentro del horario escolar, entonces yo fui, porque era eso o quedarme haciendo manualidades y eso no me gustaba, incluso yo no iba algunas veces, me quedaba por ahí o me daba pereza pero siempre me regañaban”.

Con el paso del tiempo, el Judo y Jessica se fueron amigando de a poco, tanto así que en su primera participación en un campeonato nacional, se coronaría campeona; en el siguiente nacional, repetiría su hazaña al ser nuevamente campeona y así se fue forjando su trayectoria, que actualmente ostenta al ser Bronce Panamericano Sub 13, Campeona Panamericana Sub 15, Campeona Copa Internacional de Carolina sub 15 en Puerto Rico, Campeona Panamericana en el primer año de Sub 18, Campeona Panamericana en Costa Rica, Oro, Plata y Bronce en una Copa Panamericana, medallas de bronce en Argentina en el Panamericano y en el Suramericano, Campeona Panamericana sub 18 y Subcampeona Panamericana sub 21 (luego de una lesión).

Foto / Pablo Bohórquez

Su carrera se vería afectada ya que una lesión (ruptura de ligamentos cruzado) cuando disputaba el Campeonato Suramericano en Argentina, la obligó a dar un receso obligatorio en su actividad deportiva “fue muy difícil para mí pasar de entrenar todos los días a que me operaran y estar en la cama todo el día durante un mes prácticamente, no me podía pararLa cirugía fue muy dolorosa y más allá del dolor físico, estaba el emocional, el no poder entrenar, pensar en mi regreso, la verdad fue muy difícil pero con el paso del tiempo tenía que seguir buscando motivación por conseguir mi sueño”, comentó Jessica.

Precisamente, de su regreso a los escenarios internacionales luego de la lesión, le trajeron nuevas y muy significativas experiencias “…lo de México (Cancún) fue algo muy bonito, ya que siempre que tenía esta competencia en años anteriores, nunca podía ir porque pasaba algo, la primera vez me lesioné, la segunda me coincidió con Juegos Nacionales entonces escogí los Juegos y esta que fue la tercera, como dicen por ahí, la tercera es la vencida, pude ir y ganarla… La experiencia de este campeonato la voy a recordar siempre, porque venía de la lesión, tenía mi objetivo muy claro de volver a quedar Campeona Panamericana, sabía que iba a ser difícil, porque a veces todavía dudaba de hacer bien las técnicas, pero igual yo estaba muy concentrada, motivada y sabía a lo que iba” y agregó “cuando gané fue muy bonito, abracé al profesor, él estaba muy contento, incluso recuerdo que llamé a mi papá y de la emoción me puse a llorar con él, le dije que ya era hora de cobrar todo lo que había pasado, tantas terapias, todos los sufrimientos y que no tenía palabras para describirlo”.

Foto / Confederación Panamericana de Judo

Actualmente Jessica se desempeña como sub 18 donde compite en -53 Kg, en sub 21 donde lo hace en -52 Kg y en mayores también en -52 Kg. Ella dice que ha cumplido la mayoría de sus sueños y anhelos en este deporte, pero que hay dos cosas que le faltan por cumplir, el primero y su mayor sueño, es quedar Campeona Olímpica y como ella misma lo dice “sé que lo puedo lograr”, mientras que el segundo, es quedar campeona en la categoría sub 21.

Finalmente, la deportista nacida en Cartago, pero adoptada y formada en la Liga Risaraldense de Judo, habla de su relación con su mentor y gran maestro John Harold Londoño y lo que significa para ella dentro y fuera de lo deportivo: “el profe me conoce a mí desde muy chiquita, incluso fuera del Judo, él ha aportado mucho en mi vida ya que me ha ayudado a crecer como persona, en valores, en que tengo que llegar temprano, que tengo que ser respetuosa, etc… ya en el deporte como tal, ha sido quien a pesar de las dificultades que se presenten o en que mucha gente no creyó en mí, él sí lo hizo y una muestra de eso, fue la búsqueda imposible de él, por conseguir los recursos con la Secretaría, para poder viajar y participar”.

Foto / Pablo Bohórquez. John Harold Londoño y Jessica dialogando durante uno de los entrenamientos.

Ahora el reto que tiene por cumplir, es ser Campeona Mundial en Chile en la que viajará el 8 de Agosto y comenzará sus peleas a partir del 9 de Agosto hasta el 14 del mismo mes.

«Unidos Somos Más. Más Deporte. Más Región»
Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.