Risaralda y una promesa que se forja para los Juegos Nacionales 2023

Foto / José Gabriel Caicedo

Las futbolistas que participaron en el Campeonato Nacional Interligas Prejuvenil, son la evidencia real que hay un proceso que debe mantenerse en este departamento. 

La Selección Risaralda Prejuvenil Femenina descrestó en la fase final del campeonato que tuvo lugar en Barranquilla y que concluyó este lunes 4 de noviembre con el campeonato de Antioquia.

El equipo dirigido por Carlos Osorio, para conocedores del proceso y del fútbol femenino regional, se jugó uno de los mejores partidos desde que la Liga Risaraldense de Fútbol, le apuesta a estos desarrollos formativos. Risaralda vs Antioquia, el inolvidable 0-0.

Sí, lo que también lleva a comprender que aunque Risaralda es un departamento pequeño en comparación con otras latitudes como Antioquia, Atlántico, Bogotá y Valle, se está trabajando sobre metas a largo plazo, que determinarán en algún momento el éxito.

El 80 por ciento de las deportistas que hoy integran las categorías Infantil y Prejuvenil, están llamadas a estar en los Juegos Deportivos Nacionales 2023, los mismos que se realizarán en el Eje Cafetero. Será un llamado a la continuidad y a la profundización de las labores.

El técnico Carlos Ariel Osorio Rivera, con su equipo de trabajo donde frecuenta la función como delegado, Hernando Marín Hincapié, ya ha obtenido la recompensa al esfuerzo en el ejercicio de formar futbolistas para la región, pues ha celebrado con Atlético Dosquebradas campeonatos a nivel local, regional y nacional. Ahora resta una gesta con el fútbol femenino departamental.

Perseverancia

En los últimos años la Selección Risaralda no se descuelga de las finales, y ha ostentado un lugar entre los cuatro mejores equipos del país, aunque para inconformistas el logro de los Juegos Nacionales 2023, ya se empezó a consolidar desde ahora y con un telescopio se ve pequeño; pero real.

Futbolistas que respetan y sienten mística por la camiseta, que pese a las adversidades se han mantenido bajo la idea de lograr dejar a Risaralda por lo alto. Desde la categoría Infantil, hasta la Prejuvenil, ellas quieren lucir el uniforme de las 14 estrellas, y esto hay que reconocerlo más allá de los registros en los partidos.

Será entonces momento de hacer un pausa, evaluar, aplaudir y continuar porque el camino no es tan largo como se cree, los nacionales del 2023 están a la vuelta de la esquina y con ellos una posible celebración en casa. Esta camada de jugadoras podrían aguantar hasta la gran gesta que los risaraldenses merecen.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.