Risaralda en su condición de localía se clasifica a Semifinales del Interligas de Tenis

Risaralda hace respetar su condición de localía llegando a las Semifinales del Interligas de Tenis

Los risaraldenses disputarán este jueves el pase a la final en las categorías 12, 14 y 16 de varones, así como 18 años en damas

Por. Efraín Herrera Puerta

Se acercan las instancias finales del décimo quinto Torneo Nacional Interligas de Tenis, copa Milo 2017, certamen que viene disputándose desde el año 2003 y hasta esta fecha, solo tres departamentos han salido victoriosos: Bogotá en diez ocasiones y Antioquia y Valle en dos oportunidades cada uno. Estos números son elocuentes para demostrar la hegemonía que ostentan la capital y los grandes entes territoriales en la mayoría de disciplinas deportivas, concretamente en el tenis de campo.

Foto/Pablo Bohórquez

Esos resultados avasalladores sirven para cuantificar el esfuerzo de las ligas, de los tenistas y, en general, de todo un puñado de personas que hacen posible que siempre haya equipos que se sobreponen a las dificultades propias de la competición y se animen a soñar con esperanzas de romper esa tradición ganadora de los siempre departamentos favoritos.

Foto/Pablo Bohórquez

Es el caso de Risaralda que con el hálito de su público, ha podido poner cuatro jugadores en las seminales. Así las cosas, en la categoría 12 años hombres, el rival a vencer será Antioquia, el mismo al que se tendrá que enfrentar el de la categoría de 16 años. En tanto que en la de 14 años, el enfrentamiento será con Santander. Del lado de las mujeres, la categoría 18 años es la única que aún está con posibilidades de acceder a la final si se logra vencer a la representación de Casanare.

Foto/Pablo Bohórquez

El equipo Risaraldense que accedió a las semifinales está compuesto en la categoría de 12 años por: Samuel Heredia, Trujillo, Andrés Sánchez, en categoría 14 años con: Cesar Henao y Tomás López, en categoría 16 años: Mateo Gómez, Mathew Agudelo y Martín Echeverry y en categoría damas 18 años con: Sofía Múnera, Manuela Hernandez y Alexandra Lerma.

Foto/Pablo Bohórquez

Sea cual fuere el resultado, el tenis juvenil risaraldense competitivo ya pasó la prueba este año porque demostró tener unos jóvenes que aman este deporte, que lo juegan con decidida pasión y que tienen en él, la oportunidad de valorar la vida y reconocerla como un breve espacio en el tiempo que tiene que aprovecharse de la mejor manera: tener el hábito de practicar algún deporte para contribuir a la salud física, y a la paz como anhelo colectivo de un país. Ya eso se traduce en ganancia. Y si efectivamente se puede a futuro vivir de ese deporte, pues mucho más gratificante aún porque se ve recompensado el sacrificio de tantas horas de entreno y dedicación. Además de los costos onerosos que implica cuando se asume como profesión.

Foto/Pablo Bohórquez

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.