Osorio en blanco y negro, un técnico para la historia del fútbol colombiano

Foto / FIFA.com

Juan Carlos Osorio logró su segunda victoria en el Mundial de Rusia 2018, en un duelo donde México nuevamente le da una alegría a su gente después de superar 2-1 a Corea del Sur. A Osorio ya lo empiezan a pedir en Colombia. 

Las actuaciones del técnico continúan generando ilusión a la fanaticada mexicana; pero del otro lado también en la colombiana. Desde ahora surgen comentarios sobre la posibilidad que el estratega risaraldense, pueda integrar la Selección Colombia en el futuro.

Este sábado en el estadio Rostov Arena, se confirmó lo que se tenía en duda durante la permanencia del timonel en México, es que su trabajo cuenta para la historia. Los norteños festejaron a lo grande con la representación de los once en el campo. Carlos Vela y Javier Hernández no solo entonaron con orgullo el himno de ese país, les alcanzó para dejarlo sembrado en las redes. México está cerca de los octavos de final y el objetivo se empieza a transformar a lo grande.

En medio de celebraciones, festejos y agasajos, no se olvida el papel que desempeña el cuerpo técnico de la selección manita. Aunque hasta ahora el camino mundialista les ha permitido dos victorias, el trabajo que han desempeñado por la delegación de dicho país ha sido cuestionado duramente, tanto por la prensa como por los aficionados en el pasado. El recorrido del profesor, ha estado matizado por blancos y negros desde que asumió la dirección técnica.

Luego, entrando al campo de la justicia, es necesario decir que Juan Carlos Osorio y Pompilio Peláez, el uno de Santa Rosa de Cabal, el segundo de Pereira, han logrado tejer una armonía en el terreno de juego que los tiene con seis unidades y líderes del grupo F, por encima del campeón del mundo Alemania. Esto ya ha mediado entre el aficionado, la prensa y el cuerpo técnico cafetero, que todavía no han anunciado su continuidad en el ‘Tri’. Una victoria puede ser casualidad, escasa suerte a lo mucho, pero dos, ratifica el buen trabajo, y destraba la idea que “Osorio es el peor técnico que ha tenido México”.

Foto / FIFA.com

Otro aspectos importante, es que desde Colombia ya se le mira diferente al académico, las sensaciones que ha dejado en apenas siete días, han sido satisfactorias, esto reforzado con la idea que a José Pékerman se le está acabando la mecha con James Rodríguez, Falcao García, Juan Guillermo Cuadrado, y la base de jugadores que clasificaron a Brasil 2014, y que nuevamente lo acompañan en Rusia 2018.

A Osorio le beneficia el mal momento de Colombia, pero más, le beneficia la idea que la prensa colombiana le esté mirando para que suceda al colombo-argentino. Sin embargo, para él, lo más importante ahora será avanzar hasta las finales del campeonato del mundo, de ello depende en gran medida, ser llamado a un laureado club europeo, o como segunda opción, estar dirigiendo al rentado cafetero, algo que nunca ha descartado.

Ya son 33 victorias en 50 partidos, que más allá de los odios y amores que pueda despertar su ejercicio como seleccionador, dan cuenta de un trabajo diferente en un ambiente exigente como es la mexicano, porque si hay que dar certeza de algo, es que el ambiente futbolero en ese país, es mucho más exigente con el técnico, que con los jugadores.

Terminará su actuación con México, y será una bocanada de preguntas para el profesor, que seguramente decidirá su futuro en Europa, si la permeada Federación Colombiana de Fútbol, decide ignorar los frutos de su esfuerzo.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *