Once Caldas empató en Bogotá y clasificó a la final de la Copa Águila

Foto / Once Caldas Oficial

Con un empate 1 – 1 en el juego de vuelta y gracias al global 2 – 1, el elenco de Manizales clasificó a la final que será ante en Atlético Nacional.

Con un juego práctico y efectivo, el Once Caldas logró llegar a la final de la Copa Águila donde enfrentará al Atlético Nacional, primero en Manizales y luego en Medellín en lo que será para el equipo cafetero, regresar a la disputa de un trofeo después de 7 años.

Sobre los seis minutos, los locales abrieron el marcador luego de un contra ataque liderado por Ayron Del Valle y Óscar Barreto, quien metió un centro con el borde externo que encontró el cabezazo de Juan Camilo Salazar para vencer la resistencia de José Fernando Cuadrado quien no pudo hacer nada para detener el balón.

Los dirigidos por el técnico Hubert Bodhert no se escondieron y siguieron buscando algún error defensivo para lograr el empate, pero tan solo a los 31 minutos una jugada en el área generó una falta sobre César Amaya, que el juez decretó como pena máxima y que el mismo afectado cobró por el piso al palo derecho del golero para darle la alegría al banco del Once.

Foto / Inaldo Pérez

Segundo tiempo

La etapa complementaria fue casi de trámite, donde ambos equipos buscaron desequilibrar el marcador a su favor, pero sin ningún éxito. Once Caldas sabía que el empate le daba el paso a la final, gracias al gol convertido por Ricardo Steer en el Palogrande de Manizales.

Por su parte, los hinchas y los silbidos fueron un constante durante los últimos 45 minutos, ya que no veían reacción en un equipo que venía de ser eliminado en la Copa Sudamericana y ante el rival de patio, por lo que este juego se había convertido en fundamental para conseguir uno de los tres objetivos que se habían planteado al interior del equipo azul, pero el fútbol y los goles no aparecieron y por eso el resultado final.

Foto / Once Caldas Oficial

Ahora el blanco blanco buscará finalizar su gran campaña en la final y ante un Atlético Nacional que viene remando contra la corriente, ya que cuentan con un técnico interino y el fútbol poco alegra a sus aficionados. El juego de ida será en el Palogrande de Manizales el 24 de octubre y la vuelta en el Atanasio Girardot de Medellín, el próximo 7 de noviembre.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *