Nicolás, el joven que espera una oportunidad en Deportivo Pereira Juvenil

Foto / Carlos Marín

Hizo parte de una de las veedurías especiales del cuadro matecaña, y aunque es consciente que el proceso es rigoroso y sin favoritismos, su sueño de ser profesional no terminará pronto. 

La última veeduría en los municipios, realizada en Apía, Risaralda, fue un respiro para el joven futbolista, que llegó hasta ese lugar para tener una oportunidad en el elenco que representa el profesionalismo en Risaralda. Allí, Nicolás mostró su deseo de vestir la camiseta y en algo más de 35 minutos intentó convencer con sus movimientos al cuerpo técnico.

Es volante seis, pero ha jugado como defensor central. En salida aporta, pero sus virtudes se pueden ver mejor en los movimientos defensivos; cuando se le activa la ‘chispa’ sale a proponer y abrir juego por las bandas. Es rápido, levanta la cabeza y tiene una lectura de juego que lleva a entender que no es nuevo el fútbol.

Con 18 años, 10 de ellos dedicados a la redonda manifiesta que el fútbol ha hecho parte de su vida como una manera de construirse. “Para mi jugar fútbol es como una bendición,  es lo que me gusta, los mejores momentos los he pasado jugando al fútbol”, expresó.

Foto / Carlos Marín

La relación que tiene con el deporte lo lleva a sentirse él mismo; es por eso que demuestra que día a día lo vive con pasión, pero sobre todo, con la ilusión de poder ayudar a los suyos. “Yo elegí este deporte primero porque me gusta y segundo para sacar a mi familia adelante y cumplir mi sueño… A mí gustaría llegar muy lejos jugando fútbol y poder vivir de este deporte toda la vida”, agregó.

Entre los familiares hay alguien que tiene puesta la esperanza en sus pies, Nilson Perea, tío y amigo que le ha apostado para que presentara las pruebas con Deportivo Pereira. “El muchacho tiene talento, si él llega pasar yo me podría encargar de los transportes, de los pasajes para que entrene”, complementó Nilson, quien se labora como esteticista en La Macarena, Dosquebradas.

Foto / Carlos Marín

Eso lo agradece Nicolás, joven que ha pasado por San Pablo, Andrés Escobar e Independiente Risaralda, clubes con los que tiene sentimiento de agradecimiento según él, por los momentos que le han permitido vivir. “De los tres equipos he tenido grandes recuerdos y grandes amistades”, añadió.

En la veeduría mostró condiciones, algo que compartió el director deportivo del Deportivo Pereira, Felipe Eusse; pero eso no garantiza su llamado al segundo filtro, información que publicará la institución en los próximos días, donde el mismo Eusse fue enfático en aludir: “En Deportivo Pereira no tenemos preferencias, los que se van a elegir es porque cumplen con lo que nosotros estamos buscando”.

Por ahora Nicolás Perea, espera con anhelo que su nombre aparezca en la lista para poder vivir un nuevo capítulo en su joven trayectoria, en la que sin duda espera poder crecer.

Foto / Carlos Marín

“Mi motivación es mi familia; pero en especial tres personas, mi mamá Jhoana Perea, mi tío Nilson Perea,  y mi hermano Bryan Perea, siempre me apoyan en todo el tema del fútbol y pues por eso siempre salgo a darlo todo en cada partido”, concluyó .

El estudiante del colegio Pablo Sexto, en la modalidad de validación nocturna, continuará el camino, tocando puertas y esperando que algún día se le recompense el esfuerzo que ha dedicado al deporte, sea en el Deportivo Pereira o en otra institución.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *