Mientras la Liga Femenina está en veremos, el Huila disputará el título de la Libertadores

Con apenas dos años de haberse creado la Liga Profesional Femenina en Colombia, el fútbol vuelve a darles la razón a las jugadoras, Atlético Huila clasificó en la noche de jueves a la final de la Copa Libertadores Femenina.

Con una Dimayor que no es clara en darle validez a la ilusión de las jugadoras en Colombia, ellas hacen lo posible por demostrar el talento que tienen, y lo hacen por fuera también. En Brasil, el Atlético Huila Femenino consiguió una histórica clasificación que ya pone en el radar suramericano al fútbol femenino de Colombia.

Entre una mar de noticias que inundaron el mundo del fútbol este jueves, como la llegada de la final de la Copa Libertadores masculina entre River Plate y Boca Juniors a España y la clasificación del Junior de Barranquilla a la final de la Copa Sudamericana, emergió la gran hazaña del Atlético Huila Femenino en el torneo continental y para darle motivos a todos aquellos que quieren terminar con una liga que nació como proyecto a largo plazo y que ahora tiene un futuro incierto.

Por eso no es un tema nuevo que en este momento la Liga Femenina siga en veremos y que las miles de futbolistas estén preocupadas si continúan o no con sus equipos o que se hagan campañas por redes sociales, para decirle a la Dimayor que continúe un proyecto por el cual se luchó mucho tiempo y que tan solo lleva dos años, aún con todo lo mal planificada que ha sido, con torneos de seis o cuatro meses solamente, mientras en el mundo, ellas hoy nos enseñan que el fútbol femenino bien organizado y bien apoyado, puede ser motivo de alegrías como el masculino.

Muestra de ello, es lo que hoy está haciendo el Atlético Huila Femenino, que contra todo pronóstico, compite de tú a tú frente a los mejores equipos de América, en la Copa Libertadores Femenina y ahora llegando para disputar la gran final frente a uno de los favoritos, como el Santos de Brasil. Un equipo que a pesar de las adversidades y el poco acompañamiento, ha demostrado un trabajo serio, juicioso, con objetivos claros, silencioso y por eso en la cancha, demuestran que el fútbol también es su vida.

Foto / Atlético Huila Femenino

Un equipo que no paró de entrenar, que no mandó de vacaciones a sus jugadoras, que se reforzó con figuras de otros equipos como Yoreli Rincón que llegó desde Patriotas, Liana Salazar que arribó desde Independiente Santa Fe (primer campeón del fútbol femenino colombiano), entre otras; que sostuvo figuras que las llevaron a ser las campeonas de la Liga, como su arquera y una de las pilares fundamentales del equipo, como Daniela Solera, la costarricense que ya se ganó el cariño y el amor de todo Huila, con sus atajadas y que no iban a ser ajenas en la semifinal, deteniendo dos penaltis en la tanda.

Un equipo que representa de gran manera a Colombia ante el mundo, enfrentándose a otros que llevan por lo general entre siete y ocho mil personas a un estadio, que en los momentos difíciles se crecen por un país, al que poco le importa lo que suceda con el fútbol femenino y que hoy vive su propio sueño, pero que con todo eso, hoy sigue en pie de lucha para decirle no solo a la Dimayor, sino a todos en el mundo, que #HuilaesColombiaenLibertadores (Hashtag utilizado en las redes oficiales del club) y que no destruya más esas ilusiones.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *