María Yulieth Pérez busca nuevos aires en el Bádminton

Foto / Suministrada

La quindiana y una de las mejores raquetas del país, busca nuevos desafíos en su trayectoria y por eso le apuesta al cambio de departamento, donde busca tener mayor nivel nacional e internacional.

Por cerca de ocho años, el Bádminton del Quindío ha estado en boca de los conocedores de esta disciplina, gracias al talento y experiencia que le ha aportado una jugadora como María Yulieth Pérez Tangarife, quien se ha consolidado no solo como una de las mejores, sino también como una habitual en las convocadas a Selección Colombia.

Hoy, con 21 años, la deportista que consiguió una medalla de bronce en los últimos Juegos Deportivos Nacionales en Bolívar 2019, recuerda sus inicios en este deporte como una experiencia muy bonita, donde pasó por el club de Bádminton de la Institución Pedacito de Cielo y el club de Bádminton AXM.

“Antes de llegar al Bádminton, pase por otras prácticas deportivas como el Microfútbol y el Porrismo. A mis 12 años, fue mi profesor de educación física (en la secundaria) Jaime Zapata, quien notó mis capacidades físicas y me hizo la invitación a practicar la disciplina de Bádminton”, puntualizó la propia atleta en charla con Semilleros Deportivos.

Foto / Suministrada

De igual manera, Pérez Tangarife agregó que “fue una disciplina de la cual me enamoré y además llenó todas mis expectativas, aunque al principio no fue fácil, ya que me faltaba mucha disciplina, pero con el tiempo lo fui trabajando”, precisó.

Dentro de su extensa trayectoria, se resaltan grandes hechos como el haber podido viajar a Indonesia y Suiza, siempre buscando mejorar sus capacidades de juego. Trabajos que le han servido para colgarse la medalla de plata y bronce en los Juegos Nacionales de Melgar, Tolima en el 2015 y la más reciente de plata, en Bolívar 2019 en la modalidad de dobles femenino.

Gracias a su buen juego, su rapidez, ser perseverante y luchadora ante cualquier adversidad, en la mayoría de los torneos nacionales, siempre se ubica entre las tres mejores. Resultados que la tienen hoy como la mejor raqueta del país en el ranquin nacional.

Foto / Suministrada

“El bádminton sin duda alguna para mí ha sido mi segundo hogar, mi refugio en los buenos y malos momentos, me ha traído las mejores experiencias y oportunidades de mi vida las cuales me han ayuda a madurar y ver la vida de manera diferente. El Bádminton me hace soñar y me ayuda a cumplir mis metas y así mismo me ha brindado mejores oportunidades a un futuro como deportista y persona”, agregó la nacida en La Tebaida, Quindío.

Yulieth tiene claro que muchos factores influyen en un buen rendimiento y por eso no duda en reflexionar que lo más complicado para conseguir buenos resultados, está en no haber contado con un escenario acorde a esta disciplina. Ya que el lugar de entrenamiento cuenta con entradas de aire que de cierta manera influyen en el camino del ‘gallo’, además de los horarios ya que son cortos y en ocasiones la falta de material e implementación deportiva.

Fotos / Suministradas

Pero al mismo tiempo, María Yulieth reconoce que ha tenido grandes personas que han influido para que continué adelante con sus sueños.

“Mi entrenador Jaime Zapata ha sido mi tutor durante estos ocho años de práctica en Bádminton, en muchos sentidos es a él y por supuesto a mi familia, a quienes les debo todos mis logros deportivos y personales”, añadió.

Hoy, la también estudiante de un tecnólogo en Actividad Física en el Sena, Galán Centro de Comercio y Turismo de Armenia, donde cursa el cuarto trimestre, anhela a corto plazo con seguir manteniéndose entre las tres mejores del país.

A mediano plazo, buscando elevar su nivel competitivo en competencias internacionales y a largo plazo, poder representar al país en los Juegos Olímpicos de Paris 2024.

Foto / Suministrada

Finalmente, la atleta quindiana y que continúa en su casa con los entrenamientos diarios, buscará hacer realidad todo eso, luego de tomar una de las más difíciles decisiones de su carrera, tras años de gloria en su tierra.

Foto / Suministrada

El club de Bádminton Manizales ahora será su nueva casa, una vez se reinicien actividades superada la pandemia que aqueja al mundo del deporte, donde su mayor objetivo está concentrado en obtener mejores posibilidades tanto a nivel nacional como internacional.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.