María Fernanda Montoya, talento, ganas y ambición

Foto/ suministrada

María Fernanda Montoya Marín, llegó a la Liga Quindiana de Atletismo con toda la actitud de ganarse un buen lugar en el departamento como deportista y aportar todo lo que ha aprendido en el mundo del atletismo y la marcha.

Nació en Girardota, Antioquia, un 3 noviembre de 1998. Su madre Johana Marín vive en el Valle con su hermano Carlos Alberto Quiroga y su abuela. Su padre Fabio Montoya, falleció hace un par de años, pero siempre lo tiene muy presente.

Actualmente se encuentra viviendo en La Ceja, Antioquia. Allí tiene su hogar con el también reconocido atleta quindiano, Gerard Nicolás Giraldo, con quien desarrolla sus estudios y entrenamientos en este municipio.

María Fernanda inició en el mundo deportivo en Sevilla, Valle, después de que un profesor viera en ella facultades deportivas que sobresalían entre las demás jóvenes del municipio.

“Mi hermano me llevó una vez a la escuela de atletismo, allá estaba el profesor Julio Abadía y él me inculcó la marcha. Siempre me decía que yo era muy buena. Tiempo después mi profesor murió y me empezó a entrenar Berta Sánchez”, indicó.

La marcha marcó su proceso deportivo

Foto/ suministrada

Durante gran parte de su vida, María Fernanda Montoya se dedicó a la marcha. Fue Campeona Nacional en esta disciplina desde el 2012 hasta el 2017, Medallista Suramericana en el 2016 en Guayaquil, Ecuador, además clasificó al mundial de Roma del mismo año.

También fue Medallista Panamericana en el 2015 siendo menor y compitió con mayores. Ya en el 2017 fue Campeona Suramericana en Guyana y continuó su recorrido deportivo en Perú en dos Panamericanos.

El atletismo llegó en un momento donde la deportista deseaba explorar otro deporte, tener mejores oportunidades en cuestión de competencias y obviamente, tener una solvencia económica que le permitiera vivir cómodamente y pudiese pagar su universidad.

Así pues, hace aproximadamente 3 años se dedicó al atletismo y aunque el proceso de adaptación no ha sido fácil, la paciencia y las ganas que la caracterizan han podido con todo.

“Al principio fue muy duro y diría que hasta doloroso porque yo tenía otra técnica, usaba otros músculos, mi velocidad era totalmente diferente. El impacto en las rodillas y en los pies los sentí y los siento mucho porque mi cuerpo llega a un límite mucho más rápido”, expresó.

La Liga Vallecauca de Atletismo la acogió durante 8 años y en el Quindío completó 8 meses.

Llegó al Quindío para retarse y aportar experiencia 

Foto/ suministrada

“Llegué con muchísima ilusión, tratando de mejorar y seguir soñando. Espero algún día ir a unos Juegos Olímpicos. Alejarse de la familia es muy duro, estar sola me cuesta, pero todo vale la pena para poder lograr mis sueños”, explicó María Fernanda.

Desde septiembre del 2020 María Fernanda Montoya empezó a ser parte de la Liga del Quindío. Su llegada fue gracias a la relación directa que tiene con el atleta Gerard, además de su cercanía con los directivos de la Liga.

La resistencia siempre ha sido su fuerte y desde que empezó a construir su proceso en el atletismo decidió ahondar en las pruebas de fondo y semi fondo. Su actual entrenador Juan Carlos Cardona la ha guiado en su desarrollo como atleta y se han fijado retos específicos.

“Ella es una atleta muy disciplinada, muy entregada a lo que hace y sobre todo muy trabajadora. Le gusta hacer las cosas bien hechas, este deporte es de mucho sacrificio, pasión y esfuerzo, y por eso ella está donde está. El destino de María Fernanda es ser la mejor del país y así va a ser”, señaló Juan Carlos Cardona.

Pandemia, estudio y competencias

La primera competencia del 2021 la llevó a cabo en Ibagué. Ella estuvo presente en el Campeonato Nacional de Mayores y logró dos preseas. En la prueba de 10.000 metros se quedó con la medalla de oro y en los 5.000 metros planos obtuvo plata.

Allí se midió ante deportistas del Valle, situación que la retó y la impulsó a ganar, pues de alguna u otra manera quería demostrar que estaba dispuesta a mejorar sus marcas.

“Gané oro en los 10.000 pero la marca no me conformó, me sentí mucho mejor en los 5.000. En la otra prueba nadie quería salir entonces me sentía como rara porque yo quería mejorar el registro, ese era mi objetivo principal y no lo hice, sin embargo quedé contenta, realicé muy buenas pruebas”, aclaró.

Foto/ suministrada

María Fernanda Montoya está en el último año de Gestión Financiera, espera poder trabajar en lo que la apasiona sin dejar de lado el deporte. Su meta es clara, quiere tener una excelente participación en Juegos Nacionales 2023 y dejar en alto el departamento del Quindío. 

“Me han apoyado muchísimo, todo lo que me ha brindado el Quindío es lo que ha hecho que me vaya bien. Estoy muy tranquila, muy cómoda y quiero seguir ahí dándole triunfos si Dios lo permite”, finalizó la deportista.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.