Los fanáticos del deporte también se ven afectados ante la crisis

Foto / Valentina Jiménez. Archivo

El impacto que se ha generado frente a la pandemia que vive el mundo actualmente, ha afectado directamente el deporte. Tanto los entrenamientos y competencias en deportistas aficionados y élites debieron ser pausados. Es por esto que se ha venido hablando sobre el impacto económico que ha recaído sobre el sector, además de la afectación mental de los deportistas.

Sin embargo, poco se ha dicho sobre lo que la situación ha generado en los fanáticos. Aquellos que en pequeña o gran escala, hacen del deporte parte de sus vidas. Las competiciones significan para ellos la gloria, que despierta emociones y sentimientos únicos.

Sea en los escenarios deportivos o por medios de comunicación, los hinchas viven en el día a día consumiendo información sobre su equipo y deporte favorito. Es por esto, que ahora muchos pueden sentir afectación relacionada a la ansiedad, frustración y tristeza.

La psicóloga, Magíster en Psicología con Mención en Clínica; Magíster en Desarrollo Infantil y Doctora en Educación, Mary Yolene Torres; lo explica detalladamente: “Hay que recordar que los equipos deportivos sin importar la disciplina, generan en sus hinchas o seguidores una conexión. Surge un vínculo que influye significativamente en la vida de ellos como por ejemplo, en la preferencia de colores, gustos estéticos, ideologías, e.t.c. Y además generan mucha adrenalina a sus espectadores en el momento de la competencia de la misma manera que el jugador que está compitiendo”.

Debido a lo anterior, se puede inferir que los sentimientos que vivencian los fanáticos, no son muy ajenos a los de otros actores del deporte como deportistas, entrenadores, dirigentes, jueces y periodistas.

Foto / Pablo Bohórquez. Archivo.

Teniendo en cuenta también que existen niveles de fanatismo, lo que también se relacionaría al nivel de las emociones negativas del momento. “Por esa razón, pensar en aquellas personas que son extremadamente fanáticas y que utilizan el deporte siendo espectadores para canalizar sus sentimientos y deseos inconscientes. Llama la atención para reflexionar y pensar qué estarán viviendo hoy en día estas personas sin tener la dicha de observar a su equipo favorito competir” agregó Mary Yolene Torres.

Es así como la invitación es tener paciencia tratar de encontrar otros espacios de entretenimiento deportivo diferente a las competencias que enriquezcan ese espíritu. Algunas personas por ejemplo, intentan sobrellevar estos días con repeticiones de partidos o recuerdos de los momentos vividos. También a través de videos, series, documentales, libros o películas sobre su deporte, equipo o deportista favorito.

Así mismo, por ejemplo barras de equipos de fútbol, se encuentran virtualmente para dialogar sobre los temas que más les gustan y sobre la situación actual. Aprovechando estos espacios para la integración y el diálogo, inclusive entre diferentes equipos.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *