Los adultos mayores también necesitan de la actividad física y del ocio

Los adultos mayores también deben hacer ejercicio

Foto / Digital. Los adultos mayores también deben hacer ejercicio

¡En el olvido! así están millones de abuelos en el mundo, porque el mercado deportivo ha virado su enfoque hacia los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos.

Pero ¿dónde quedan los adultos mayores de 65 años?

Los programas gubernamentales están planteando estratégicas para que la actividad física, la recreación y el deporte llegue a más personas; sin embargo el impacto hacia esta población es mínimo, reducido y en los hogares no suele sentirse, menos interpretarse.

Un abuelo que sufre de enfermedades cardiovasculares, difícilmente será un triatleta destacado. Escasamente podría llegar a disputar una partida de Ajedrez con las condiciones que exige el deporte, sino tuvo una vida apegada a la actividad física y los hábitos alimenticios saludables.

Pero no todo está perdido, a pesar de la edad y las enfermedades no transmitibles, ENT, se pueden generar estrategias para que los adultos mayores de una familia puedan disfrutar de períodos de tiempo destinados a la recreación, actividad física y actividades lúdicas.

La Organización Mundial de la Salud, recomienda a los adultos mayores de 65 años, hasta 21 minutos de actividad física al día. Y de acuerdo a su capacidad ósea, su estado cognitivo, mezclar actividades de esfuerzo físico, con actividades de habilidad mental.

Esto como prevención hacia la depresión, la diabetes, o deterioros en la salud ósea de las personas.

Acompañamiento familiar

Todo proceso de iniciación en la actividad física para un adulto mayor, requiere de una acompañamiento familiar, cuando menos, para hacerse veedor del mismo. En algunos grupos familiares deciden contactar con profesionales en la actividad física o fisioterapeutas, pero la conexión natural de los abuelos con sus parientes influye poderosamente.

Por eso se hace indispensable que esa motivación surja desde un familiar, que lo inspire a mejorar su estilo de vida, aún cuando este ya se siente con pocos atributos que sirvan a su contexto y a la sociedad.

Mayor inclusión

Los adultos mayores requieren estar en el foco de los programas en actividad física, lo que motivará también a los entornos familiares a desarrollar encuentros pensados justamente para favorecerlos. Así como ocurre en un entorno cuando se va a un parque de diversiones para beneficiar a los niños y niñas.

De esta manera, se prolongará la vida y se promoverán hábitos y estilos de vida saludable hasta para los más adultos.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *