Laura Martínez representa el juzgamiento femenino en Copa Ciudad Pereira

Foto / Carlos Marín / Laura Martínez, primera de izquierda a derecha.

Es la única jueza que participa en la edición 36 de la ‘Augusto Ramírez González’ y ha oficiado como auxiliar en tres partidos de la primera fase, ejercicio que contribuye a reconocer el papel de la mujer en el referato del fútbol regional. 

Laura Catalina Martínez Villalobos es nacida en Fusagasugá, Cundinamarca; sin embargo encontró en la región cafetera una oportunidad para crecer en materia deportiva. Desde hace cuatro años se dedicó al juzgamiento en el fútbol, y ahora sus pasos están dando frutos.

«Cuando inicié tuve mi primer escalafón, esto fue en el año 2014», dijo. Lo anterior indica que desde sus primeros pasos en el área ha logrado desempeñarse de manera diferente, en un oficio que para ellas resulta bastante difícil, considerado el fútbol como un deporte para hombres.

Foto / Carlos Marín

«Lo que más me motiva a estar en este deporte, es poder mostrarle a la sociedad que la mujer cumple un papel muy importante en el mundo del fútbol, ya que no es de esconder que se cree que el fútbol es solo para hombres; también la mujer puede desempeñar esta hermosa labor, no solo en el arbitraje, sino como jugadoras, como se ha venido mostrando en el fútbol femenino en este 2018», comentó Villalobos.

Laura pertenece a la Corporación de Árbitros de Risaralda, y fue este organismo el que la designó para llegar a la reciente edición de la Copa Ciudad Pereira, donde es la única mujer de seis que tiene la corporación, que oficia como auxiliar en el certamen de fútbol aficionado más famoso de la región.

Foto / Carlos Marín

Como jueza ha tenido un 2018 destacado, no solo en el componente práctico tiene buenos puntajes, sino en la teoría, algo en lo que se viene perfeccionando el arbitraje de la región y Colombia. La última actualización académica fue en septiembre, donde realizó curso de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, en Bucaramanga, lo que demuestra su interés y compromiso con la evolución en este campo.

Así mismo la participación como jueza en fases regionales de los Juegos Supérate Intercolegiados, las presencia en los diferentes nacionales Interligas, dan cuenta de la confianza que existe en su trabajo y los resultados que ven en ella quienes la convocan y designan.

Aunque el panorama para los árbitros no es color rosa, tienen que preparase con fundamentos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA,  para luego ser abucheados por los aficionados en los estadios, una realidad que atraviesan tanto los hombres como las mujeres. Y como es un deporte considerado para varones, a ellas les toca un papel mucho más complejo a la hora de arbitrar, por eso Laura manifiesta que ante el machismo, lo mejor es estar preparados mentalmente: «Tiene uno que ser muy fuerte, antes del partido es estar con la mentalidad de salir a hacer el mejor trabajo, mostrarle a la gente, a los jugadores y los espectadores que uno puede hacer  el mejor trabajo. Durante el partido es no poner cuidado, es estar concentrado en lo que se está realizando. Ya cuando termina el encuentro es hacer una propia retroalimentación de lo que pasó  y no prestarle mucha atención a los comentarios porque esto puede afectar, lo importante es estar concentrado».

Foto / Carlos Marín

Su paso por la Liga Águila Femenina le permitió  dejar un nuevo antecedente en la Comisión Arbitral del país, donde año a año el referato femenino sigue ganando terreno. En la presente temporada, Laura fue convocada a los partidos: Orsomarso- América, Fortaleza- Santa Fe, Cúcuta- Real Santander, Tolima- Huila y Deportivo Pereira vs Cortuluá, experiencia que sin duda suma para lo que está mostrando por estos días en Copa Ciudad Pereira en el fútbol masculino. Orgullo para ella y quienes la rodean.

«Me motiva mi familia principalmente, poder ser mejor persona cada día, poder desempeñarme de la mejor manera en el terreno de juego cada día, es poder mostrar cada vez, el trabajo profesional como el ser mejor persona», añadió.

Foto / Facebook Laura Martínez

Entre sus seres queridos ya se encuentra Norbey Pineda, otro de los árbitros jóvenes de Risaralda que aspira a ser categoría A. Precisamente Norbey compartió un concepto sobre su compañera, amiga y novia: «Es una excelente persona, mujer y novia. Responsable y con ganas de cada día aprender y superarse más. Ha sido la persona que más me ha apoyado en el proceso de la cirugía y la recuperación de la lesión, siempre está a mi lado y nos apoyamos mutuamente. En cuanto a lo arbitral muy buena árbitra y muy buena atleta, el uno y otro nos corregimos errores para cada vez ser mejores dentro del terreno de juego y así poder cumplir las metas que tenemos en esta bonita profesión».

Una vez terminada la Copa, Laura pensará en la pretemporada en Medellín, donde ha sido invitada por la Comisión Arbitral de la Federación Colombiana de Fútbol, del 5 al 8 de febrero en el 2019.

Dato* En la actualidad Colombia tiene cerca de 100 perfiles en el fútbol femenino en categorías C,B, y A. 

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.