La importancia de las pausas activas durante el día

Foto / Web

En tiempo de cuarentena, la mayor parte de la población mundial está en sus casas. Y para no interrumpir la productividad laboral, muchas empresas se adaptaron al teletrabajo. Esto sin dejar a un lado los estudiantes de todas las edades que debieron adaptarse a la educación virtual.

Todo esto hace que las personas deban estar frente a un computador o en la mesa durante gran parte del día y si a esto se le suma falta de ejercicio físico, puede afectar gravemente la salud.

Es allí donde toman importancia las pausas activas o micropausas compensatorias que no solo deben realizarse durante esta época de pandemia si no seguirlas utilizando diariamente. Según Maria Fernanda Ramírez, fisioterapeuta, las pausas activas ayudan a “prevenir lesiones físicas (osteomusculares) y mentales (estrés o nervios), ya que debido a la situación que estamos viviendo estamos muy estresados y pasamos la mayoría del tiempo en el computador sentados o acostados. También nos ayudan a mejorar la atención, la concentración y la postura”.

¿Por qué son importantes? Pilar Rivera, profesional de seguridad y salud en el trabajo explicó: “las pausas activas permiten que el trabajo no se vuelva cotidiano y sirven para evitar cualquier lesión. Las puede realizar cualquier persona”.

Según la Organización Mundial de la Salud  (OMS), las personas que trabajan frente a una computadora, son más propensas a sufrir dolores físicos, esto se debe a su actividad repetitiva y con poco movimiento.

Algo que también se debe tener en cuenta es que estos ejercicios no solo los deben realizar quienes están trabajado o estudiando. Las personas que se encuentren en una misma posición todo el día, como estar acostados la mayor parte del mismo, también las deben hacer. Así lo explicó Maria Fernanda: “Lo que hace es que hace es que se atrofien los músculos, da más fatiga. Por eso es recomendable no solo las pausas activas, si no también el ejercicio físico al menos 45 minutos al día. Estar en constante movimiento para no atrofiarnos, no estresarnos. Hay que mantener no solo el cuerpo sino la mente ocupada”.

¿Qué son las pausas activas o micropausas compensatorias?

“Tanto las posturas estáticas (quedarse quieto) como los movimientos repetitivos (teclear, mover el mouse, coger telefono, escribir)  van a provocar después de determinado tiempo una disminución importante del flujo de sangre que llega a los músculos, tendones, nervios de las extremidades superiores o inferiores originando fatiga (cansancio). Los breves y constantes recesos laborales con ejercicios físicos y estiramientos son beneficiosos para la salud de los trabajadores. Son aplicables a todas las actividades y es la mejor estrategia para prevenir enfermedades laborales, ya que aumentan la capacidad física y mental del trabajador” explicó el fisioterapeuta Juan Manuel Serna.

Maria Fernanda Ramírez complementó: “Son breves descansos durante la jornada laboral y sirven para recuperar energía, mejorar el desempeño y eficiencia en el trabajo o en la escuela, a través de diferentes técnicas y ejercicios que ayudan a reducir la fatiga laboral, y cansancio durante tiempo de trabajo prolongado”.

¿En qué consisten?

Estas pausas tratan de 5 a 10 minutos de relajamiento muscular después de una o dos horas de quietud. Sus puntos principales son: el estiramiento del cuello, de las manos y muñecas, movilidad de la rodilla y cadera y estiramiento de los pies. Esto acompañado por una respiración consciente.

Algunos consejos

Juan Manuel Serna agregó tres aspectos importantes al momento de realizar las pausas activas

  1. Movilidad y estiramiento del complejo cervical superior

Imagen / Suministrada

Imagen / Suministrada

2. Movilidad global para disminución de estrés:

“Al igual que los estiramientos son fundamentales, ya que estos movimientos activan tus músculos, movilizar las articulaciones, se disminuye la tensión de la espalda, aumentan tu flujo sanguíneo, la oxigenación el gasto calórico, y lo más importante, es que te distraes por unos minutos de la atención que prestas en la actividad que realizas, realizando una pausa mental y renovando tu atención” compartió Serna.

Imagen / Suministrada

3. Ergonomía en el puesto de trabajo:

Este punto puede ser difícil de adaptar para algunas personas. Pues muchos no estaban preparados para trasladar su puesto de trabajo a casa. Sin embargo, se recomienda buscar la mejor ergonomía posible.

“Si no se cuidan adecuadamente pueden dar lugar a molestias y enfermedades que empeoran tanto la calidad de vida como la de las tareas a realizar” concluye Juan Manuel Serna.

Imagen / Suministrada

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *