La calidad del aire también cuenta para el deporte regional

Ante las medidas adoptadas en el Valle de Aburrá para recuperar las condiciones y la calidad del aire, es necesario encender las alertas en ciudades céntricas como las del Eje Cafetero.

No somos ajenos ni estamos exonerados de la contaminación ambiental que hoy sufre el Valle de Aburrá y que desde hace tres días obligó a las instituciones y al Alcalde de Medellín a tomar medidas «correctivas» ante la mala calidad del aire que cobijó la ciudad en la última semana. Para quienes desconocen el hecho, hasta el Instituto de Recreación y Deporte de Medellín solicitó a la comunidad deportiva, abstenerse de usar los escenarios deportivos desde el miércoles anterior y evitar la actividad física al aire libre.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=18,36 interval=8 width=300 height=300 orderby=rand]

La medida que espera levantarse este viernes, implicó la suspensión de los servicios de deporte, recreación y actividad física a todas las ligas, escuelas y clubes durante tres días, así como elevar y endurecer las medidas  del pico y placa para vehículos particulares que a diario transitan por la ciudad. En general un panorama y unas medidas lamentables pero absolutamente necesarias, y que no pueden pasar desapercibidas por el contexto del Eje Cafetero.

Sin bien las ciudades del triángulo del café distan mucho de alcanzar la población y el flujo vehicular de las más grandes ciudades de Colombia, el riesgo de la contaminación ambiental es para todos, y si a ello se suma que las medidas de protección a la población, obligan al cese de actividades deportivas y físicas, tendremos serios problemas sociales en el corto y mediano plazo.

La situación que exige un cambio cultural en las formas de relacionarnos con el medio ambiente, ahora toca directamente a los deportistas y a la institucionalidad del deporte en todas sus disciplinas. No se puede permitir el cese la actividad física por culpa de quienes contaminan y alteran la calidad del aire; recordemos que es en el deporte y en la actividad física donde se contemplan estrategias para la promoción de hábitos y estilos de vida saludable, para la prevención de enfermedades cardiovasculares, relacionadas también con las vías respiratorias y todas aquellas conexas con la obesidad y el sedentarismo.

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=18,36 interval=8 width=300 height=300 orderby=rand]

En el Eje Cafetero estamos a tiempo de tomar las decisiones correctas, las autoridades locales lo saben y trabajan en abrir y consolidar alternativas viables como las Vías Activas, el Programa de Hábitos y Estilos de Vida Saludables HEVS o el de las Megabici que pronto se espera poner en operación en Pereira y que ya rueda por Manizales.

El aire es de todos, tenemos que cuidarlo, y cuando la calidad del aire toque el deporte para limitarlo en su práctica, definitivamente estaremos marcando nuestros destino hacia unas condiciones de vida lamentables como sociedad. Estamos a tiempo, en hora de comprender que juntos podemos cuidar y cuidarnos, y que los pequeños detalles pueden ayudar. Limitar el uso del vehículo, aventurarse más a los pedales y las bicicletas, inclinarse por una buena caminada y volver al sistema de transporte masivo y/o alternativo son pequeños actos de responsabilidad que nos permitirá vivir la cotidianidad con muchas más tranquilidad, y a nuestros deportistas, permitirles seguir en la búsqueda por demostrar hasta dónde puede llegar la condición humana.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

 

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.