Juan José Guerrero, ‘un diamante que hay que pulir’ en el arco Matecaña

Foto / Pablo Bohórquez

El cuidapalos tuvo como vitrina la Copa Ciudad Pereira y la aprovechó de qué manera, en solo cinco partidos le dio argumentos a la prensa deportiva de la ciudad y a los amantes de la pecosa, para ubicarlo como el jugador joven más destacado del evento deportivo. 

Aunque Juan José Guerrero Vega ingresó como alternativa del Deportivo Pereira en la copa, fue una decisión técnica la que le entregó la oportunidad de mostrar que bajo sus manos había seguridad en el pórtico del local. Así fue, Jorge Patiño lo mandó a la cancha y el joven de 17 años estuvo a la altura de la competencia.

Guerrero Vega se enamoró de las redes desde los 11 años y desde ese momento no ha querido apartarse de la responsabilidad que supone evitar los goles en una posición que para muchos es considerada como la más difícil en el fútbol. La presión, la concentración, todas las habilidades y destrezas que implican estar resguardando el resultado de un partido, a eso se viene enfrentando desde niño.

Foto / Pablo Bohórquez

«Elegí ser portero debido a una casualidad; cuando estaba pequeño jugando en el colegio con mis compañeros, terminé en el arco, luego de un momento atajando, (cabe decir que sin saber nada obviamente), me sentí muy bien y decidí empezar a jugar de portero; algo que era solo un hobby al principio pero con el paso del tiempo se fue convirtiendo en una ilusión y una posibilidad en mi vida y la de mi familia, por lo que seguí desarrollando el trabajo a lo largo del tiempo», narró Juan José.

En su corto recorrido ha tenido la posibilidad de viajar a España para conectarse con las escuelas del Real Madrid, esto ocurrió en el 2016. Fueron tres meses que probó en la casa blanca, y luego en Fuenlabrada; sin embargo por cuestiones legales y porque no vivía con sus padres, decidió regresar a Colombia para continuar su camino, donde se le abrió otra puerta, Atlético Nacional.  En Guarne, Antioquia, se entrenó al lado de las divisiones menores del equipo de mayor prestigio deportivo en el país, situación que lo enamoró más del fútbol y de esa posibilidad a la que se entrega en cada partido, ser mejor para alcanzar el profesionalismo.

Foto / Suministrada

«Juan es un arquero con muy buena proyección, tiene buen biotipo para la edad que tiene, que está muy joven todavía. La idea con él es que siga haciendo el proceso. Tuvo un paso por España, por Nacional, y eso le ha servido de experiencia. De pronto la parte mental era la parte más complicada, un poco inseguro a veces, pero el haber jugado Copa Ciudad Pereira le dio mucha seguridad, porque muchas veces se puede trabajar bien en los entrenamientos, pero si usted es muy inseguro en los partidos no hace las cosas bien, él ha trabajado bien esa parte mental y se vio el resultado en Copa Ciudad Pereira. La idea es tenerlo cerca al equipo profesional y va a ser uno de los arqueros de la Sub 20», expresó Alexis Márquez, preparador de arqueros del primer equipo del Deportivo Pereira.

Foto / Suministrada

Simón Trujillo, periodista de Deporteando Tv, también se suma a los comentarios positivos acerca del golero: «Lo poco que le vi en la copa, vi que es un buen arquero, que tiene el defecto de los arqueros de hoy que dan el rebote; pero es un muchacho joven, tiene una buena proyección, con cosas por mejorar, pero si lo manejan bien es un buen proyecto».

Son precisamente esos comentarios, los que han ayudado a crecer en su proceso de formación al deportista risaraldense, que con un 1.88 metros de estatura, trabaja sobre las necesidades que tiene, esto sin desconocer el ambiente en el que está, el cual lo ha favorecido.

Foto / Suministrada

«En este fin de año que pasó vinieron muchas cosas juntas lo que fue muy lindo, ya que se me dio la oportunidad de formar parte del equipo que jugaría copa, la verdad no esperaba llegar a tener un protagonismo durante el torneo; pero afortunadamente luego del segundo partido se dio esa posibilidad mediante la confianza del cuerpo técnico y aunque no logramos el objetivo final y el desempeño en los últimos dos partidos que jugamos no fue el mejor, fueron más las cosas positivas que las negativas que se sacaron ya que el grupo sólo tuvo dos meses de trabajo con el profesor Patiño», añadió Juan José.

El trabajo con Alexis Márquez y el profesor Carlos Royero desde las inferiores, han marcado una evolución significativa para él, lo cual tiene presente porque sin estos, su actualidad no sería la misma. Guerrero recibió el premio a jugador joven más destacado de la versión 36 de la Copa Ciudad Pereira, y esto sin duda ya le genera una responsabilidad, surgir al profesionalismo para entregarle a Pereira y a la región, otro jugador de élite, porque es allá donde ha puesto su mirada.

«La mayor ilusión que tengo como jugador es llegar al fútbol de élite, llegar al fútbol profesional es algo muy lindo y muy complicado pero desde que estaba más pequeño he tenido ese enfoque de no sólo llegar al fútbol profesional sino subir en el hasta llegar al nivel de élite, por ende trabajo dentro y fuera de la cancha de manera consecuente para lograrlo, eso acompañado de que la gente confíe en mi trabajo y lo valore al igual que el de mis compañeros en todo momento», acotó.

Los amigos, ese componente social tan importante, porque si algo ha tenido el arquero es ese adicional que le brinda una buena compañía, tanto en el colegio Liceo Pino Verde, donde estudia grado 11, como en la vida.

Semilleros Deportivos se contactó con Ricardo Palacio Velásquez, amigo del atleta, quien compartió lo siguiente:

 

Palabras que le entregan entusiasmo porque, «aquello que me motiva en mi vida es mi familia y las personas cercanas a mi, esto debido a que han estado apoyándome en todo momento a pesar de que a veces fue bastante duro y complicado seguir en el camino hacia mi sueño pero ellos son los que me dan esa guía para confiar en mi y seguir haciendo lo que hago y luchando por mi sueño».

Foto / Pablo Bohórquez

El reconocimiento a mejor jugador de copa solo le indican al jugador que debe continuar con el esfuerzo, lo cual acoge con bastante humildad porque el camino es largo y su proceso joven.  «Día a día trabajo fijándome en los muchachos que están ahí arriba para en cierto punto llegar a igualarlos y superarlos por que la idea es esa, no solo llegar sino mantenerse y subir mucho», puntualizó.

De esta manera el municipio cuenta en Juan José Guerrero Vega, con un proyecto humano y deportivo, el cual le genera expectativas en las divisiones menores y esperanza de tener otro arquero risaraldense en el arco del plantel profesional en un par de años.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.