Jenny Alzate es visión y compromiso por el deporte en Risaralda

Jenny Alzate

Foto / Carlos Marín. Jenny Alzate

La pereirana ha entregado 27 años de vida al deporte, una experiencia que la ubica como una de las mujeres que mejor comprende el ambiente deportivo en el departamento. 

Con 46 años, Jenny Alzate es una de las personas más preparadas académicamente en el sector deporte en la región. Su recorrido le ha enseñado cómo se mueve el sistema nacional y las necesidades con las que convive el mismo.

Estudió Ciencias del Deporte y la Recreación en la Universidad Tecnológica de Pereira, graduándose en 1998 con buenos logros, desde allí mostró su amor por el deporte, donde encontró una perspectiva desde los social y comunitario.

Desde segundo semestre Jenny tuvo la oportunidad de trabajar en la administración pública a través del Inder Pereira, (ahora Secretaría de Deporte y Recreación). «Después de todo ese tiempo trabajando en la administración pública, consideré que era respetuoso y responsable estudiar Administración Pública», expresó la dirigente. Y así fue que obtuvo su segundo pregrado en la Escuela Superior de Administración Pública, Esap.

Foto / Jenni Alzate

También realizó especialización en Pedagogía y Desarrollo Humano, especialización en Gestión Pública y en la actualidad está culminando su proyecto de grado como maestrante en Administración Pública.

La inspira su familia

Amigable, así la definen; aunque también se caracteriza por disfrutar de ese calor familiar que la ha acompañado desde siempre. Hija de Martha Cecilia Castro y Uriel Fernando Alzate, manifiesta que sus padres han sido un apoyo constante en la formación humana y académica.

«Es una niña buena, sana, muy responsable con todo lo que se compromete, es muy trabajadora», comparte su madre, doña Martha Castro, quien destaca en ella ese impulso siempre para estudiar pensando en ayudar a los demás.

Foto / Suministrada / Jenny Alzate, Uriel Fernando Alzate, Deisy Alzate, Martha Castro, Camila Alzate y María Paulina Alzate.

Su hija, María Paulina García Alzate, se ha convertido en una inspiración para lograr las metas que se ha propuesto, ya que en ella encuentra la razón de ser.

El apoyo que Jenny ha recibido de sus padres, espera poder dárselo a María Paulina, de quien refiere: «me siento muy orgullosa de mi hija, ha emprendido sola un viaje a Argentina, a estudiar lo que ella quiere. Desde octavo grado lo tenía claro y allá está», complementó la funcionaria.

Foto / Jenny Alzate y María Paulina (hija)

Por cada sitio que ha pasado deja buenas sensaciones, encontrando amistades en la academia, la administración pública, en los organismos deportivos y hasta amigas de la adolescencia que reconocen en Jenny una mujer admirable.

«Es una excelente persona, aparte de ser una excelente amiga. Siempre está cuando se necesita sin importar, hora, condición, clima o lo que sea, siempre está ahí. Creo que en el planeta necesitamos más personas así para mejorar la vida. Solo tengo cosas buenas para decir de Jenny», dijo  una de sus mejores amigas, Claudia Mireya García Guzmán.

Y es que las mejores amigas no se pueden contar con los dedos de las manos, para Jenny cada persona tiene una una virtud invaluable, lo que define la cantidad de conocidos que nombra durante la entrevista, con el temor de dejar alguno por fuera.

Retos

Para la risaraldense cada paso ha sido un reto, desde estudiar hasta poder apoyar en el crecimiento de su hija. Sin embargo, hay algo en especial que ha ayudado a su formación como ciudadana con visión y compromiso por el deporte.

«La lucha entre los colegajes, superar tantas envidias, superar que seamos tan desunidos, que hayan tantos protagonismos, que haya tanta maldad, la búsqueda de tantos protagonismos, que se quieran opacar a los demás. Yo he tenido la lucha de hacerme a un lado, dejar salir los que quieran salir adelante. Esto me ha formado mucho, me ha hecho fuerte y una mejor persona», compartió.

Experiencia Laboral

Fueron 17 años en la administración municipal, iniciando con el Inder Pereira. Jenny vivió la transición de instituto a secretaría, y también ha coordinando varios proyectos que tenía la entidad.

«Entre los más gratificantes y más significativos, fueron los 8 años como directora del proyecto de Atención al Adulto Mayor. Una época que anhelo mucho y que lucho porque la administración la vuelve a tener, cuando fui coordinadora del proyecto Centros de Desarrollo Motor. Cuando llegábamos a todas las escuelas a ayudar a los profesores de la básica primaria a mejorar los procesos de educación física a los niños, a darles estimulación temprana y desarrollo adecuado, pensando en tener las bases en estos niños para unos futuros deportistas. Anhelo que la administración vuelva a tener esto, porque este proceso se desmontó», señaló.

Jenny Alzate

Foto / Carlos Marín

Los últimos años ha trabajado con el ente departamental, logrando ser directora del área de formación deportiva, juegos intercolegiados, polos de desarrollo, ha sido contratista y en estos últimos cuatro años ha liderado el Observatorio del Deporte en la Secretaría de Cultura, Recreación y Deportes.

«Soy una convencida que nuestras administraciones tienen que avanzar en los procesos de sistematización en los observatorios y en los grandes alcances de los big data, porque debemos tener datos al día», agregó.

Un gran sueño

Desea ver a su hija María Paulina haciendo lo que más le gusta, metida en el mundo del cine. También sirviendo desde la administración pública al deporte, ayudando a mejorar el panorama del sector desde su conocimiento, sobre todo, desde el aporte de la integralidad. Para esta mujer es imprescindible trabajar con ética, «ser ciudadanos íntegros, ciudadanos de buen ejemplo para ver si cambiamos tanto problema de corrupción en Colombia», añadió.

En el presente, enfoca sus esfuerzos en el proyecto de grado para la maestría, que consiste en evaluar la Política Pública del Deporte en Pereira. «Aspiro hacer una buena evaluación, que ese ejercicio sirva para dejar una buena reformulación y que podamos para el nuevo plan de desarrollo dejar mejores procesos en el deporte. Quiero también poder servir en el proceso de Juegos Nacionales 2023», puntualizó.

Actitud de agradecimiento

Finalmente expresa que lo que es Jenny Alzate hoy es gracias a muchas personas que la han rodeado. «Agradezco a mis papás, a mi hija, mi hermana Deisy, don Geovany Londoño, mí tía Alba Consuelo y todas las personas que conozco porque me han formado», concluyó.

De esta manera en Risaralda no solo las mujeres deportistas denotan talentos que marcan la diferencia, también desde la función pública hay quienes han dedicado décadas a construir con sus virtudes y desde su ejercicio.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 17 de febrero de 2020

    […] Le puede interesar: Jenny Alzate es visión y compromiso por el deporte en Risaralda […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.