Ilusión que se convirtió en un infierno

Ilusión que se convirtió en un infierno

Tras el último partido disputado por el Once Caldas en la ciudad de Bogotá por la fecha 16, en el cual cayó por dos goles a cero, la época de Maturana no da más tregua en materia de resultados y sobre todo por el desempeño del equipo en el campo de juego.

Hace cinco meses arribó Francisco Maturana a la dirigencia del Once Caldas, con bombos y platillos, este fue recibido en las instalaciones del Estadio Palogrande, y el pensar de los allegados al conjunto blanco es que se iba a realizar una buena campaña en el fútbol colombiano.

Con un trasegar deportivo favorable y un reconocimiento de parte de la prensa nacional, el chocoano se posicionó como director de un equipo que llevaba malas campañas deportivas, y con el eslogan de las directivas “El retorno a la grandeza”, hinchas y prensa de Manizales se frotaban las manos por el resurgir de un llamado “grande” en el fútbol colombiano.

Foto/ Adrián Rodríguez

Maturana exigió de entrada que su cuerpo técnico tuviera ciertas garantías para trabajar, software tecnológicos que miden el rendimiento del jugador, jugadores de primera categoría, vestimenta de gala, entre otras minucias para llegar a dirigir. Directivas cumplieron en parte las exigencias del técnico mundialista, quizás lo único y lo más importante era la parte de los jugadores, sonaron nombres como los de Rodallega, Teofilo Gutiérrez, Alexis Henríquez, entre otros, quienes no llegaron.

La pregunta que muchos se hacen es por qué aceptó Maturana las riendas del Once si sabía de antemano que con la nómina que se le conformó no lograría hacer un buen papel.

Y como lo ha mencionado en varias ruedas de prensa “llegue a un equipo que está en apuros económicos y se contrató lo que había disponible en el mercado de mitad de año”. Estas fueron sus palabras al concluir el primer partido contra Tigres y que perdió 1 a 0, el 9 de julio del presente año.

http://vo5.cohttp://vo5.co

Decían los ancestros, desde el desayuno se sabe que va a ser el almuerzo.

Y algo de cierto tienen esas palabras, debido a que la campaña del odontólogo, ha sido una de las más bajas en rendimiento deportivo y en cuanto a números se refiere es del 35,4%: de 16 partidos jugados solo ha conseguido 17 puntos.

Lo que más preocupa a sus hinchas es que el Once Caldas está a nueve puntos directos del descenso del año 2018, y por ende que cada partido que se juega es una muestra fehaciente de que el señor Francisco Maturana no está para dirigir en el fútbol colombiano.

Una muestra de esto, es que su formación de juego se basa en la solidez defensiva, y su arco resguardado por José Fernando Cuadrado, ha recibido un total de 19 anotaciones, por consiguiente hoy el equipo de Manizales ocupa el puesto 15, y eso que equipos como Patriotas y Alianza Petrolera tienen un partido menos.

A mitad del torneo Jugadores como Jaime Córdoba, Mateo Cardona y José Julián de la Cuesta fueron apartados y licenciados por el club, debido a sugerencias inmediatas del cuerpo técnico, muchos pensaban que con esto el equipo iba a cambiar de rumbo y mejorar notablemente en materia de resultados, pero sucedió todo lo contrario, el Once Caldas empezó a decaer en lo físico y tanto así que jugadores como Harrison Henao, Michael Ortega, Ernesto Álvarez, David Gómez, Luis Carlos Murillo, entre otros, recurrieron al cuarto de San Alejo y a visitar cotidianamente el centro médico de la institución.

http://vo5.co

Quizás muchos se escudarán en que Maturana no ha tenido un buen equipo, pero si se mira hombre por hombre de las nóminas que tuvieron Hernan Lisi y Javier Torrente, si son mucho mejores los que están hoy a los que estaban antes, y haciendo un símil, equipos como Jaguares de Córdoba, Tigres que está próximo a descender, incluso el mismo Equidad Seguros, están dentro del grupo de los ocho y pelando por estar en la fiesta de fin de año, equipos que no tienen nombres como el que tiene el Once Caldas.

No se puede negar que la actual dirigencia realizó una mejor inversión en materia de jugadores y de asesores deportivos, quienes llegaban ya con un reconocimiento, Juan Carlos De la Cuesta y Gastón Pezzuti, fueron quienes se acercaron a Jaime Pineda para armar el actual equipo. No se puede juzgar luego de lo que ha pasado en la ciudad de Manizales con el “blanco”, pero estos señores tampoco han demostrado su sabiduría para con el Once Caldas.

Foto/ Cortesía

Las variantes de juego que tiene este equipo pueden ser diversas, pero una de las preocupaciones es el temor a perder, tanto así que el campeón de Copa Libertadores de 2004 solo ha anotado 12 goles. Maturana perdió el rumbo, su equipo no juega a nada, y una muestra evidente de esto es el partido contra Millonarios, el Once no tuvo ni una opción clara de gol durante 93 minutos, igual se puede decir de partidos contra Jaguares, Equidad, entre otros.

Lo más triste de todo es que el señor Francisco Maturana sale a decir en ruedas de prensa que sabe más que los demás, como lo dijo la noche anterior, además que su equipo está en formación y que no le preocupan los resultados; además, menciona que los periodistas ponen en la palestra pública actos como los de Johan Arango y otros jugadores que el Director Técnico considera que no ha pasado nada, mientras las pruebas demuestran que los jugadores no tienen disciplina deportiva.

Para muchos ya se volvió costumbre que el Once Caldas pierda y faltando cinco o seis fechas antes del final del todo contra todos se sabe que está eliminado y se empieza a pensar en el próximo año, la cuestión es que los directivos ya tomaron este modelo deportivo y no piensan hacer nada para que las cosas cambien.

El fervor de los hinchas y el poco amor que queda se están extinguiendo, difícilmente las cosas cambian, y por ende la mentalidad de tener un equipo grande o por lo menos una escuadra que pelee dignamente por realizar buenas temporadas en el rentado colombiano se está acabando.

“Unidos Somos más, Más deporte, Más región”

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Alba dice:

    Qué pesar del Once, es verdad este técnico no va por nada, me parece buena la crítica, es una pena para los hinchas los resultados del Once

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.