Henry Carvajal Castro, 58 años de lealtad y respeto por el periodismo

Foto / Carlos Marín

Es en la actualidad uno de los periodistas más críticos y se mantiene vigente gracias a su amor por la ciudad. 

Son 58 años en los que Henry Carvajal Castro no se ha desprendido de esa manera particular de hacer periodismo, con el alma. Desde los 16 se entregó al ejercicio teniendo como carta de presentación la poesía, sí, don Henry, como le llaman las nuevas generaciones por profunda admiración y respeto, encontró en los versos y la reflexión profunda de la existencia, esa manera de conectarse con el mundo.

“En esa época se escribía a lápiz y le presenté una crónica al administrador de El Diario que era Alfonso Jaramillo Orrego, y me dijo- esta crónica está muy buena y la rompió, -entonces yo me puse a llorar, luego me dijo- venga, venga, le voy a enseñar a escribir a máquina. En ocho días aprendí a escribir a máquina e hice la misma crónica”, relató Henry.

Desde el colegio Deogracias Cardona ya venía inspirado porque era quien escribía las cartas a sus compañeros, el compositor de letras que sorprendía a las novias, era buscando para redactar a lápiz y en hojas de cuaderno declaraciones de amor.

Fue así cómo se acercó al periódico más antiguo de Pereira. Usaba el seudónimo de ‘David’ en sus narraciones, que es su primer nombre, pero que pocos sabían porque siempre se le ha conocido como Henry.

Henry desde muy niño conservó el amor por la escritura. Y sin saber que para escribir bien tenía que leer mucho se apasionó a la literatura, encontrando en Fiódor Dostoyevski, y la prosa de Pablo Neruda, su esencia.

Mejores momentos

Después de tener sus primeros pinos como cronista en El Diario, donde dormía en la mesa donde se ubicada el periódico, pasó a la radio. Un ritmo vertiginoso al que se tuvo que adaptar de manera rápida.

“Me llamó Orlando Cataño Céspedes a Caracol, y a los ocho días estaba leyendo la Cabalgata Deportiva Gillette, que era algo fantástico escuchar a Carlos Arturo Rueda haciendo la Cabalgata de las personalidades del deporte en Colombia”, reseñó.

Por ese mismo tiempo, cuanto tenía 19 años se empezó a hablar de una asociación de cronistas y ahí estaba él, con el sentido social y la mirada política, listo para integrarse. Desde entonces no ha dejado respirar el deseo de ayudar desde la agremiación, al ejercicio del periodismo.

Foto / Henry Carvajal en su discurso como presidente en la Cena de Campeones de Acord

Otro momento que ha marcado su trayectoria, ha sido la llegada a Ecos 1360, con el programa Fútbol Total, que se convirtió en una escuela para más comunicadores de la época. Llegando a generar impacto en la franja de 1:00 a 2:00 pm, porque desde allí el sector deporte se visualizó más.

“Transmitimos todo el exagonal de 1974, que se nos fue por error de un árbitro uruguayo. Ya después de Ecos me llamaron de La Tarde, un amigo del ama me invitó que si quería escribir”, describió.

Henry Carvajal Castro también se ha interesado a lo largo de su camino por liderar campañas y adherirse luchas. Promovió una a favor del Padre Valencia “Todos creían que el padre tenía mucho dinero, pero no era así, el padre no tenía casa, y organizamos una campaña para conseguirle una casa en el corazón de la Villa Olímpica”, relató.

Así mismo con el sentido social que lo caracteriza, usó al periodismo para democratizar las necesidades pidiendo la salida de varios dirigentes de “dudosa ortografía” al interior del Deportivo Pereira, y también abogó por la construcción de más y mejores escenarios deportivos en el sur de la ciudad, zona a la que llegó después de ser estrato cinco en la sexta, con 11-47. “Nos fuimos de la sexta y llegamos a estrato mierda”, añadió.

Consciente que llegó a un sector con carencias, no se quedó solo con la crítica y pidió a Coldeportes la construcción de un Coliseo Menor y Unidad Deportiva en el Colegio Jesús María Ormaza. También fue impulsor de la Casa del Fútbol Carlos Arturo Mejía.

Foto / Suministrada / Comitiva periodístico hacia Juegos Deportivos Nacionales, otra de las experiencia de Henry Carvajal Castro

Todo ese bagaje, la experiencia y la cercanía con el mundo de la producción informativa  lo han llevado a ser director de la página deportiva de El Diario en tres oportunidades y en la actualidad su columna semanal de ‘tú a tú’ se mantiene, cumplió 40 años en las líneas de la prensa risaraldense justamente en septiembre del 2019.

Foto / Suministrada / Columnistas de La Tarde, invitados. La Columna de Tú a Tú se mantiene en El Diario.

Deporte

Desde el colegio Henry Carvajal mostró su amor por la pelota. Años después, hablando y escribiendo de fútbol comprendió que jugarlo también le daría criterio para abordarlo desde el ámbito laboral.

En su época de jugador, no lo hacía nada mal. Todo en su vida giró alrededor del deporte y eso le entregó una lealtad, no solo por la profesión, sino por el sector.

Fue ocho veces campeón de fútbol en Pereira, campeón nacional interclubes y subcampeón de reservas de Colombia con Deportivo Pereira.

Foto / Suministrada / Disfrutando del fútbol en sus años mozos con el deporte, cuando era activo desde la pluma y con la redonda. Equipo Gaseosas Lux. Deportivo Pereira 1-2 Cali en Tuluá.

Vida familia

Sostuvo un matrimonio con Lucién Criollo, con quien dio vida a Sandra Patricia Carvajal y Sebastián Carvajal. Sandra hace parte de la Federación Colombiana de Baloncesto y trabaja para la Escuela Nacional del Deporte, y Sebastián trabaja en la Universidad de Nueva York y el aeropuerto de la misma ciudad.

En su contexto más cercano, comparte con sus otros dos hijos, Juan David Carvajal, futbolista y modelo profesional, y la consentida, Juliana Andrea Carvajal, con quienes como padre busca ser inspirador de nuevos proyectos de vida, siempre inculcando amor y respeto por el territorio.

Justamente, Juan David Carvajal, manifestó de su padre que:

“Toda la vida ha sido un hombre dedicado, que ha perseguido la injusticia, que no le gusta ver cómo su ciudad ha sido construida de una manera equívoca, hacer ver cómo por intereses particulares se van perdiendo espacios públicos. Es una persona que le gusta mucho la transparencia, muy honesto. Yo creo que los valores es lo más importante que nos deja a los hijos, hasta ha estado en peligro la vida de él por defender al Deportivo Pereira. Ahora se está dedicando más a ver la ciudad y eso también nos deja una gran reflexión como hijos”

Foto / Carllos Marín / Juan David Carvajal (hijo) Henry Carvajal (Padre)

Acord Risaralda

Desde la Asociación de Cronistas Deportivos de Risaralda se siente admiración por las reflexiones de este periodista que a sus 74 años persiste en cuestionar los malos manejos de la ciudad y abogar por el deporte. En la actualidad como uno de los fundadores de la agremiación, su voz tiene peso; pero sobre todo, a manera de consejo por su manera de orientar el ejercicio.

Óscar Alzate, presidente de Acord, Risaralda, compartió de Henry Carvajal:

“Henry Carvajal se convierte en un baluarte, en una joya realmente como periodista, tradicional, reconocido ampliamente por muchas personas de varias generaciones. Lo más importante para nosotros, cuando nosotros éramos nuevos fue que nos dio la oportunidad en ese tradicional programa que él tenía que era Fútbol Total, y que a través del tiempo todavía lo recordamos”.

En el presente se mantiene

Con seis décadas de ejercicio, respira crítica y desde sus medios sociales es común leer los cuestionamientos que tiene para la clase dirigencial, siempre con ese tinte de hacer valer los derechos colectivos antes que los intereses personales. La gran petición a la que se ha sumado, es el gran parque verde para Pereira.

Es así como el periodista ha generado una consciencia al interior del gremio, promoviendo la dignidad por el cargo que se ocupa, “Y lo bonito que es ser periodista cuando lo hacemos con lealtad y respeto por la profesión”, en su propias palabras.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *