Hay falsas ideas al interior del Deportivo Pereira, ¡Santa se equivoca!

Carlos Marín / Periodista Deportivo

Nuevamente se vuelve a escribir sobre el ambiente que rodea al cuadro Deportivo Pereira. El matecaña que en la noche del lunes 20 de agosto, perdió ante Cúcuta Deportivo 0-1, salió maltratado por afición que no aguantó una segunda derrota en línea, menos contra un rival directo como el motilón. 

Infortunadamente algunos colaboradores de la Corporación Social, Cultural y Deportiva de Pereira, Corpereira, tienen la idea errónea que el hincha les tiene que agradecer por participar del proceso actual. Que el hincha le debe respeto a quien en el terreno de juego no se esmera por entregar lo mejor de sí a una camiseta que tiene 74 años de historia. Caso puntual, Juan Gilberto Núñez.

El hecho aislado en Palmira ni siquiera se tendría que sumar a la hora de estudiar los méritos del jugador en relación al desempeño futbolístico. Núñez no ha logrado encajar en el Deportivo Pereira, y esa es una conclusión sensata para todos, incluyéndolo a él, que necesita un sustento de vida como deportista profesional.

Tampoco podemos deshumanizar al atleta, en consecuencia la reacción en el partido contra Orsomarso es el cúmulo de frustraciones personales que chocaron ante frustraciones colectivas en un momento que no fue el mejor para la mayoría. Hasta ahí lo leemos bien.

Foto / Pablo Bohórquez

Luego, el técnico José Fernando Santa, después de la derrota ante Cúcuta, manifiesta que si bien el jugador se equivocó, deber existir un respeto hacia los deportistas, lo cual es válido en el sentido estricto de reconocer en el otro que tiene derechos. Pero una lectura más de fondo, nos invita a recordarle al técnico pereirano, que está obviando que la hinchada, los aficionados al fútbol, la ciudadanía en general y el periodismo, ha tenido que cargar siete años con la pena de ser representado en un fútbol de poco nivel, por jugadores que han llegado en búsqueda de una estabilidad económica en el plantel, y no a lo que necesitamos todos, ver al equipo en primera.

Refrescar la memoria del por qué anhelamos el ascenso los periodistas: porque merecemos aprender de un fútbol de primera, merecemos compartir experiencias en torneos internacionales, queremos, añoramos ver a la divisa cafetera disputando partidos ligueros. Esto lo venimos expresando desde hace varios años. Un equipo en Liga, son nuevos retos para el gremio de periodismo deportivo de la ciudad.

Que el periodismo de la ciudad es pésimo como afirman al interior del Deportivo Pereira, pues tenemos dos generaciones a la expectativa de poder crecer esperanzados en un equipo que en 74 años no ha logrado una estrella. Incluso a varios nos ha tocado salir de la ciudad, para experimentar otras realidades del fútbol de Liga. Buscar afuera lo que en casa no encontramos. Exigir cuando no se da, es complejo.

Quien llegue al cuadro pereirano debe saber a qué equipo llega, conocer la historia en la que desea aportar, y el presente actual de la institución, el cual en casos como el de Palmira, deberá afrontar con total profesionalismo. Santa defiende a los suyos, también obviando que él saldrá, y el hincha quedará, quedará sufriendo otro año más en la B, o celebrando cuando el destino, las voluntades y el verdadero amor por el deporte de quienes lleguen en el futuro, lo permitan.

Cientos de futbolistas han pasado por el Deportivo Pereira, y esta no será la camada de jugadores que hagan arrodillar en los portones del monumental Hernán Ramírez Villegas a la hinchada, menos para agradecer algo que no han logrado. ¡José Fernando Santa! respetamos su trabajo, respetamos el camino que se ha hecho hasta ahora, la reputación que se ha forjado no solo como técnico, sino como pereirano, pero tanto los jugadores, como la hinchada merecen respeto, no solo de palabras en ruedas de prensa, en la cancha que es donde mejor se refleja todo.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *