Santiago Ocampo Rendón quiere ser boxeador profesional

Foto / Carlos Marín

“Soy negado para las matemáticas, pero me va muy bien en educación física”, así se desenvuelve en la entrevista el boxeador Junior de 14 años que representa a Risaralda.

Con voz fluida, atento a cada consulta, ese es Santiago Ocampo Rendón, el deportista que le entregó medalla de bronce al departamento en Villavicencio hace apenas una semana. Es que su manera de hablar permite encontrar en él tranquilidad, esa que luego desaparece con los golpes al saco o a los contrincantes.

Estudiante de grado noveno del Colegio Byron Gaviria al sur de Pereira, Santiago manifiesta que se apasionó por el Boxeo porque le permite desprenderse de toda la energía que mantiene. “Siempre me levantó con mucha energía y me dan ganas de hacer algo, luego empecé a practicar Boxeo y me sentí bien en este deporte, me quedé”.

Foto / Carlos MarínEsa descarga de 1000 golpes o gestos técnicos por entrenamiento lo dejan en un estado de relajación. Aunque en la casa no aprobaron que hablara de golpes en un principio, porque consideraron la práctica como violenta; sin embargo esto fue cuestión de tiempo, su abuela materna, doña María Teresa Rendón, tuvo que llegar a conocer sobre el cuadrilátero y los guantes, para cerciorarse que su nieto estaba en buenas manos, o mejor, trabajando para tener unas de hierro. “Se dieron cuenta que es un deporte muy bonito, que por ser de golpes no necesariamente es de violencia”, complementó el atleta.

Foto / Carlos Marín

Con un núcleo familiar unido y ya conocedor de la realidad de la lona, emprendió el camino como boxeador junior, ese que compagina con el colegio porque tiene claro que: “me gustaría ser profesional”, y para ello tiene de aliado al Boxeo.

En este deporte ya encontró referentes a seguir, el más cercano lo tiene en su liga, Mauricio García, ‘Duncan’, a quien con frecuencia se encuentra en los entrenamientos, el otro está un poco más lejos, Floyd Mayweather, “veo muchas peleas de Mayweather, me gusta mucho su estilo”, agregó.

Foto / Carlos Marín

Como a varios miembros de la Liga Risaraldense de Boxeo, no les queda sencillo llegar hasta los entrenamientos, Santiago hace un esfuerzo diario por llegar antes de las 3:00 a la sede, donde inicia practicas con Jud Franky Granada.

“Es un niño que viene trabajando con nosotros cerca de dos años, es un deportista que viene desde Cuba con un esfuerzo importante de sus papás, pero cumpliendo con unas semanas específicas de entrenamiento, en las cuales ha logrado tener la responsabilidad de representar al departamento;, como se dieron cuenta este chico viene de representar a Risaralda en el Campeonato Nacional Junior”, comentó su entrenador.

Foto / Carlos Marín

Santiago integra ese semillero que tiene el organismo deportivo con cerca de 17 jóvenes que están buscando sobresalir en el Boxeo, y él entre estudio y deporte buscará explotar sus cualidades, porque como buen estudiante sabe lo que tiene para alcanzar sus metas, “Si tengo pereza de entrenar, salgo a trotar para que se me quite, luego me baño y salgo para los entrenamientos, eso se llama disciplina y es una de mis cualidades», dijo.

Ese esfuerzo, esos entrenamientos le permitieron lucir la camisera de Risaralda en el Nacional Junior en Villavicencio, evento al que el departamento no llegaba hacia 10 años, lo que significó un honor para Santiago el poder estar allí.

Con ese compromiso correspondió a esa camiseta en la división de los 52 kilogramos, donde se quedó con la medalla de bronce ante un peleador tolimense. “fue un combate duro, reñido, todos quieren ganar y llegaron muy bien preparados. Luego creí que el combate estaba a favor mío y bueno finalmente los jueces le dieron la victoria a Tolima”, relató.

Foto / Suministrada

Esa presea de bronce la llevará como recuerdo de un suceso que marcó sus inicios en el cuadrilátero, ese que pudo compartir con compañeros de la liga porque es consciente que las relaciones de amistad lo ayudarán anímicamente cuando los vientos no soplen a su favor. “Me la llevo muy bien con todos, los considero buenos compañeros y al entrenador Franky lo estimo mucho, es una buena persona y me cae muy bien”, puntualizó.

Este es Santiago Ocampo Rendón, un joven que apenas empieza en este deporte, que ofrece sus primeros golpes con la camiseta de Risaralda y que como dice, en sus anhelos está ser boxeador profesional.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.