El Ultimate de Caldas volvió a entrenamientos presenciales

Foto/ Archivo Semilleros Deportivos

El deporte del disco volador, frisbee o ultimate como también es conocido, fue una de las disciplinas que más se demoró en retornar al escenario deportivo, para la realización de las prácticas presenciales. Volvieron empezando el mes de octubre bajo todas las medidas de bioseguridad que exige la normativa.

La pandemia hizo que los deportistas que practican ultimate realizaran sus trabajos desde casa, a través de las plataformas digitales. Desde la Liga Caldense de Disco Volador se realizó una convocatoria con los jugadores de todos los clubes, para hacer la Selección Caldas con cerca de 60 jugadores, durante seis meses, en los que se entrenó tres veces por semana. 

“Realmente fue un proceso muy complejo de altas y bajas en el estado de ánimo de los deportistas, entrenadores y dirigentes. Al principio logramos adaptarnos rápidamente a la situación de entrenamiento en casa por medio de las plataformas digitales. Hicimos entrenamientos físicos, mentales, además de estratégicos. Al ver la incertidumbre, la motivación se fue perdiendo hasta el punto que algunos deportistas decidieron abandonar los procesos”, explicó Julián Agudelo, entrenador de la Selección Caldas.

El regreso a las canchas se dio al inicio de octubre, a pesar de que algunos jugadores ya estaban haciendo trabajos individualizados de lanzamientos, bicicleta y atletismo. Se espera que puedan volver a competencias en el 2021 en un torneo que se hace conjunto entre Manizales y Villamaría. Sin embargo, hay seis deportistas que son Selección Colombia, por lo  que deben mantener ritmo de competencia para el mundial que se llevará a cabo en Holanda, el próximo año. 

Lea sobre: El Ultimate de Caldas buscará tener su propio escenario deportivo

Foto/ Liga Caldense Disco Volador

“El apoyo desde la Secretaría ha sido muy bueno e integral. Nos ayudaron con un contrato especial que tienen para las ligas, entonces eso benefició a clubes y jugadores. Nos dieron la dotación, estuvieron muy pendientes con los metodólogos entonces eso nos ayudó. Estamos esperando las directrices del Ministerio del Deporte para poder volver a las competencias, eso nos genera incertidumbre en el calendario”, expresó el presidente de la Liga Deyson Orozco.

La Liga Caldense de Disco Volador, actualmente está integrada por 10 clubes con reconocimiento deportivo: uno en Chinchiná, tres en Villamaría y seis en Manizales. Además de esto hay algunas escuelas de formación que están iniciando en municipios. En promedio se estima que unos 300 deportistas están practicando el deporte en los diferentes niveles de competencia y recreación en Caldas.

Desde 2019 pertenecen a la Federación Colombiana de Disco Volador que pasó de ser la Asociación de Jugadores de Ultimate de Colombia, para convertirse en el ente rector de este deporte en el país, hace tres años.

“Unidos somos más. Más deportes más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.