El nuevo presidente de Colombia, a tener una relación más estrecha con el deporte

Foto / Pablo Bohórquez. David Arias en competencia (Risaralda / Natación Carreras)

La mayoría de los colombianos que salieron a votar durante la jornada electoral del domingo 17 de junio, eligieron a Iván Duque como presidente. Tendrá el integrante del Centro Democrático que vincularse más al deporte, y apoyar las iniciativas que deja Juan Manuel Santos. 

Con un total de 10’373.080 votos a su favor, es decir el 53.9 por ciento del total de votos, Iván Duque se quedó con la presidencia de Colombia, logrando dejar atrás en segunda vuelta a Gustavo Petro. Sin embargo, más allá de los números, los diferentes sectores de la sociedad empiezan a  especular sobre la conveniencia que tiene Duque en cada área, si afectará o perjudicará en los próximo cuatro años.

Lo cierto es que para un candidato tan joven, (41 años) y sin vinculación alguna en sector público, a excepción del Senado de la República, a donde llegó, como dicen en algunos entornos deportivos y políticos “en paracaídas”, el tema del deporte también es nuevo. Aunque Duque conoce parte de la historia del fútbol, y se paseó por los diferentes departamentos de Colombia pegándole a la redonda, no hay hasta el momento garantía pública alguna, sobre su propuesta en la materia.

Foto / Pablo Bohórquez – Archivo Juegos Bolivarianos 2017. Tucanes vs Perú Femenino.

Iván Duque llega a un panorama, sino es el mejor que ha tenido Colombia a lo largo de su historia deportiva, sí el más fructífero en términos de resultados. El país logró, después del periodo de Álvaro Uribe Vélez, tres campeonatos continentales del Ciclo Olímpico, dos clasificaciones a mundiales de Fútbol (Brasil 2014 y Rusia 2018), además de primeros puestos en campeonatos mundiales en Atletismo, BMX, Tiro con Arco, figuraciones en el Ciclismo internacional, y otros eventos donde los nacionales destacaron con su rendimiento.

En infraestructura, en un trabajo de sinergia con Coldeportes se obtuvo según información oficial, la remodelación y construcción de más de tres mil escenarios deportivos en todo el territorio nacional, el departamento del Chocó logró obtener su primer cancha- estadio, y la figura de Clara Luz Roldán, le dio más «luz» al ente que rige el deporte en el país.

La exigencia para Duque será aún mayor después que Álvaro Uribe, su gran impulsor en la política, decidiera antes de dejar la presidencia, que pensar en un Ministerio del Deporte es un «error» para Colombia. En las declaraciones ofrecidas por el antioqueño en el 2010, argumentó que un ministerio supone más burocracia para el deporte. Ante esto, se cruza la propuesta de Juan Manuel Santos, la misma que radicó como proyecto de ley para crear el Ministerio del Deporte precisamente antes de dejar el puesto. ¿Le daría Duque continuidad a esta iniciativa?.

Pero ese no sería el primer reto para Duque en materia deportiva, el primero sin duda será superar el dinero que inyectará el deporte en el 2019, cuando sea su primer año de gobierno. En este 2018, Juan Manuel Santos autorizó a la cartera de Hacienda, invertir 550.633 millones de pesos, si el presidente electo supera el margen, entraría en un proceso de continuidad.

Duque, el presidente que baila y habla de fútbol, tendrá que sostener lo hecho por lo menos en materia de inversión económica, aunque Santos amagó en varias ocasiones por reducir el presupuesto del deporte, su popularidad con las estrellas del país, se fue a pique. Mariana Pajón, Caterine Ibagüen, entre las atletas que reprocharon los comentarios y arranques de desaire para el sector en Colombia.

Foto / Twitter de Iván Duque

Sin hablar del ministerio, Colombia ya se ha ubicado en un peldaño alto a nivel suramericano, hoy es potencia deportiva después de liderar en el medallero general los Juegos Bolivarianos 2017, y los Suramericanos en el 2018, por encima de economías aparentemente más respetadas como la de Brasil y Argentina.

Asegurar mayor inversión en recreación, deportes y aprovechamiento del tiempo libre para los colombianos, será una tarea a continuar, y pensar en la construcción de más y mejores escenarios deportivos para las regiones que aportan visibilidad al país, y para las que no lo hacen con frecuencia, para que sus jóvenes se apropien del deporte.

Foto / Carlos Marín

Por su parte, Duque también deberá velar en términos de resultados, porque Colombia sea vista de otra manera en Juegos Panamericanos, ahí tendrá a Coldeportes, como su bastón para realizar cualquier gestión que genera visibilidad a nivel internacional y procesos de avance y desarrollo al interior. Los panamericanos, los juegos donde todavía la tricolor nacional, no alcanza un liderato sensato.

Aunque hay una deuda que Colombia ha tenido siempre, la inversión en los procesos formativos, de desarrollo y materia de cualificación de su personal. Cualificar al personal vinculado al deporte, no será garantía de medalla, pero sí de mayor inversión en el campo para el desarrollo tanto humano como deportivo de los colombianos. ¿Cuál será el compromiso del futuro presidente de los colombianos?

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.