El Fútbol de Salón se convirtió en el principal activo del deporte quindiano

Foto/Carlos A. Marín

Por tercer año consecutivo Caciques del Quindío llegó a una final de la Copa Masculina de Microfútbol, ratificando que este departamento es potencia.

El quinteto quindiano, que surgió en el 2012, ha venido potenciando año tras año, la importancia de este deporte popular en la región. Incluso en el 2018, amplió sus fronteras y se convirtió en el primer equipo colombiano en ser campeón de una Copa Intercontinental de Clubes.

Así es, el Microfútbol sólo necesitaba un pretexto y la institución, originaria de Calarcá, Quindío, nació para promover más procesos e impulsar a otros, como la misma Liga de Fútbol de Salón del Quindío.

Porque si algo ha quedado claro con el campeonato de la Selección Quindío de Microfútbol, categoría Sub 23 este fin de semana, es que los procesos de base también se han venido trabajando para fortalecer este nicho juvenil que se supone, son la continuidad en cada una de las categorías.

La liga, con numerosas actuaciones en eventos nacionales, dinamiza las oportunidades para los niños, niñas y adolescentes en este departamento, convirtiéndolo en el más fuerte en este deporte, y motivando a que Risaralda y Caldas le sigan los pasos.

Los resultados son evidentes, cada triunfo entrega un argumento adicional al sector deporte que por naturaleza debe impulsar a un trabajo mucho más estructurado desde los entes territoriales.

Este medio de comunicación, ya había expresado la oportunidad de Calarcá, por convertir el municipio en un atractivo internacional del Fútbol de Salón; sin embargo ante los constantes resultados positivos, no sólo Calarcá, sino Quindío pueden convertir esta práctica en un activo influyente en el sector.

Las voluntades están, los organismos deportivos tienen plena consciencia, solo falta materializar ideas y que el Microfútbol se ponga de moda en este territorio.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *