El Eje Cafetero sin equipo en la Liga Profesional de Baloncesto

El Eje Cafetero sin equipo en la Liga Profesional de Baloncesto

Foto/ Valentina Jiménez /  El Eje Cafetero sin equipo en la Liga Profesional de Baloncesto / Foto Archivo

El torneo que se inició el 27 de septiembre y que tendrá competencia hasta el 4 de diciembre, no cuenta con una nómina de la región. 

Academia de la Montaña de Antioquia, Búcaros de Bucaramanga, Cimarrones del Chocó, Fastbreak de Cali, Piratas de Bogotá, Titanes de Barranquilla y Warriors de San Andrés, son los equipos que se encuentran en competencia en el momento, dándole vida a una tímida Liga Profesional de Baloncesto.

Sí, tímida porque tener siete equipos, ni siquiera motiva a pensar que es una liga nacional; sin embargo los esfuerzos administrativos que están haciendo desde el interior de estos equipos por salir a escena y darle competencia a los deportistas, es de aplaudir.

Caso contrario ocurre en el Eje Cafetero, zona de la que no ha salido un equipo en representación y cuyo trabajo se está centrando en la Copa Nacional, que es un certamen de promoción para que deportistas jóvenes encuentren su lugar y se proyecten de cara a vestir la camiseta de otros representativos.

Participar en la Copa Nacional de Baloncesto, es una gran labor ejecutada por los administrativos de los clubes Cafeteros y Ráptors Caney. Pero es necesario que de manera articulada se piense en hacer parte de la liga. No es obligación la representación por departamento, se puede contemplar la posibilidad de lucir un equipo regional.

De esa manera, trabajando unidos, el dispendioso ejercicio de construir una apuesta de valor deportiva y comercial, no quedará a merced de unos pocos y se realizará un trabajo más equitativo. Esto sin duda también apuntará a que el Eje Cafetero se constituya como una zona de mayor peso ante la División Profesional de Baloncesto, DPB y la Federación Colombiana de Baloncesto, FCB, generándole más atractivos al evento que hasta ahora luce con poca fuerza.

El vacío de Sabios

El quinteto manizaleño fue el último en saltar al maderamen en un torneo de este nivel, con jugadores extranjeros que permitieron que los amantes de la pelota naranja en la región tuvieran sus últimas apariciones en la liga (2018).

Sabios, que hasta hace dos años participó en el certamen siendo fuerte y en el 2018 se dividió, también se ahogó en situaciones jurídicas, que terminaron desvaneciendo para cientos de basqueteros en Caldas, esa idea de sentir un referente cerca.

Le puede interesar: El baloncesto femenino se tomó Manizales en su cumpleaños 170

Del otro lado de la carretera, Cafeteros no ha sucumbido ante el proyecto de competir en la Copa Nacional y el nuevo proyecto Ráptors Caney quiere ir despacio por ese camino.

Deporte formativo

En cualquier caso sea cual sea la situación, es responsabilidad de entrenadores, dirigentes deportivos y prensa deportiva, mirar hacia las bases y servir como veedores ante el ente territorial, para entrar a potenciar el semillero.

El Baloncesto de las instituciones educativas y los clubes formativos está generando día a día las condiciones para masificar esta práctica. Una labor que no puede quedar tan desprotegida, desamparada a la luz de la proyección de los atletas.

Cafeteros, Ráptors Caney y Sabios están invitados a la unión para mostrar con un equipo profesional, cuanta lealtad existe con la canasta desde este rincón del mundo.

Los niños, niñas y adolescentes merecen seguir encontrando en el espectáculo del Baloncesto, esa oportunidad de soñar, de soñar con ser grandes y de soñar con recibir aplausos por los coliseos del país.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *